Español
Gamereactor
análisis de hardware

Análisis del Thrustmaster eSwap PRO Controller

Desafía los límites de la personalización de los mandos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La nueva generación de mandos ya está aquí, liderada por el principal impulsor, el DualSense 5 de PS5. Como a lo largo del último mes nos hemos ido acostumbrando al gran potencial de la next gen, hemos dejado un poco en el olvido las amplias funcionalidades de los mandos de la pasada generación y las de sus homólogos de terceros. He estado poniendo a prueba el último mando de Thrustmaster y comparándolo con sus competidores de la nueva generación para ver qué tal responde, y he de decir que tiene un montón de cosas buenas, pero también malas.

El eSwap PRO Controller de Thrustmaster es un periférico externo a PlayStation y a Xbox, pero diseñado para estas (yo he probado la versión de PlayStation). Básicamente, si te fijas en su estética, es cierto que su diseño recuerda a un mando de Xbox más grande, pero con los botones y el panel táctil propios de PlayStation. Sin embargo, lo que distingue este mando de los demás es su diseño modular intercambiable (de lo que hablaré más abajo) y los cuatro botones adicionales en la parte trasera que te permiten controlar firmemente los joysticks en cualquier situación.

Análisis del Thrustmaster eSwap PRO Controller

En términos generales, los botones responden suavemente al pulsarlos y emiten un "clic" muy satisfactorio, todo esto gracias a los interruptores ultra sensibles que activan más de 5 millones de conexiones, o un "largo ciclo vital". Esto corresponde a todos los botones del mando, pero creo que los botoncitos de la parte trasera, diseñados para reemplazar las palancas, son un poco pequeños y complicados de dominar, sobre todo a la hora de jugar a títulos con un ritmo frenético. De la misma manera, teniendo en cuenta que el tamaño del periférico es bastante pesado para ser un mando, los botones Share y Options, ubicados arriba del todo en la parte frontal, te pueden dar dolores de cabeza a la hora de llegar a ellos, pero si no los usas demasiado mientras juegas esto tampoco debería suponerte un gran problema.

Respecto a los joysticks, no tengo nada importante que añadir, ya que ofrecen un buen agarre y se deslizan con fluidez. Por ahora no se me han resbalado nunca, aunque también es cierto que tampoco he exprimido tanto el dispositivo como para toparme con ningún problema de este tipo.

Antes de pasar a los módulos intercambiables, he de decir que el mando viene con un conector de audio Jack y un cable USB 2.0 que puedes utilizar solo para cargarlo o, para aquellos jugadores más "hardcore" que busquen aprovechar toda ventaja posible, también para reducir la demora de entrada. En la caja del mando viene también una bolsita en la que puedes guardar todos los accesorios cuando te lo tengas que llevar a otro lado, además de un destornillador personalizado que sirve para cambiar los módulos. Sí, esta labor un poco más técnica es necesaria a la hora de intercambiar algunas partes, así que no se te ocurra perderlo.

Análisis del Thrustmaster eSwap PRO ControllerAnálisis del Thrustmaster eSwap PRO Controller

Los módulos que puedes intercambiar (incluso "en caliente", sin desconectar el mando) se centran en ofrecerte la posibilidad de cambiar la posición o el diseño de los joysticks, el D-pad, los gatillos y los agarres. Con estos últimos es muy sencillo porque son magnéticos, así que puedes sacarlos cuando quieras e insertar otros distintos. En cambio, los gatillos se tienen que desatornillar antes de intercambiarlos, y es verdad que el proceso puede ser un tanto complicado, pero no es nada de otro mundo. Las "setas" también están sujetas por imanes, así que puedes cambiarlas cuando quieras fácilmente, mientras que para el D-pad necesitarás la parte trasera del destornillador, que está fabricada con una forma de "T" y sirve para desatornillar y sacar el D-pad del mando.

Puedes abogar por algo sencillo con estos módulos intercambiables como, por ejemplo, cambiar el lugar de los joysticks y el D-pad (aunque podrías colocar dos joysticks en el mismo lado del mando si lo que te va es el anarquismo), o, en cambio, puedes cambiar todo por otras partes más coloridas o de distinto diseño para darle ese toque más personal al dispositivo. Los módulos, sean los originales o los que has cambiado, no pierden nada de calidad ni de agarre, y, en general, el sistema que ha diseñado Thrustmaster para intercambiar estos módulos funciona de perlas y es muy sencillo.

Seguramente que, hasta ahora, estarás encantado con el mando, pero los problemas llegan con la compatibilidad, ya que en PS4 funciona de lujo, pero en PC y en PS5 la cosa se complica. En la nueva consola de Sony solo puedes utilizarlo en títulos de PS4 con retrocompatibilidad, ya que la next gen necesita las nuevas funciones del DualSense a la hora de jugar. En PC necesitarás instalar algunos programas para actualizar el firmware del periférico y así poder usarlo en ordenadores. Esto también ocurre en la configuración de los botones, que necesita el software específico de Thrustmaster para ajustarlos.

Análisis del Thrustmaster eSwap PRO Controller

Si analizas todo lo relacionado con el software de Thrustmaster, es difícil no pensar que todo el sistema es algo complicado, ya que la mayoría de los nuevos mandos de terceros de pueden actualizar fácilmente y de manera inalámbrica a través de una aplicación de móvil, e incluso algunos ofrecen la posibilidad de configurar los botones desde ahí.

Teniendo en cuenta que el eSwap PRO Controller de Thrustmaster se vende normalmente por unos 169,99 € (quedándose justo entre los mandos normales y los más tops), el periférico tiene su atractivo. ¿Se lo recomendaría a alguien que esté buscando algo mas perfeccionista? Seguramente no, ya que probablemente le recomendaría un SCUF para algo así. Sin embargo, aquellos que quieran darle un toque un tanto más personal a su set-up de PS4 (y, en cierta medida, al de PS5), y los que también le den más importancia a los colores y a unas funciones fáciles de usar, este mando no supondrá ninguna decepción. Solo que sepas que en el mercado tienes otras opciones que ofrecen un agarre más cómodo y una mejor experiencia de juego.

Análisis del Thrustmaster eSwap PRO Controller
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Los módulos intercambiables son algo muy acertado. Se adapta bien a PS4. Se siente y se nota bien entre manos.
-
La compatibilidad con PC puede ser complicada. No tiene mucho futuro con PS5. Los botones de la parte trasera pueden resultar complicados de pulsar.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.