Español
Gamereactor
avances
ARK: Survival Evolved

ARK: Survival Evolved - impresiones

Enviamos a nuestro especialista en supervivencia al paraíso tropical olvidado por el tiempo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En Studio Wildcard se han marcado un objetivo muy alto con ARK: Survival Evolved, pero por lo que hemos visto hasta ahora, van por buen camino para conseguirlo. Su juego lleva a la venta (en Acceso Anticipado, todavía no hay versión final) poco más de un mes, y en este tiempo ha demostrado ser tan popular como para atraer a un millón de jugadores a sus servidores. En un género que posee opciones tan populares como DayZ, Rust y 7 Days to Die, este tipo de atracción es impresionante.

ARK: Survival Evolved es un juego de supervivencia en mundo abierto, pero su enfoque específico son los dinosaurios: sobrevivir a su peligro letal y domarlos.

Al principio, los jugadores despiertan en una bonita isla bañada por el sol, pero está habitada por dinosaurios, muchos de los cuales querrán devorarte de aperitivo. Hay playas de arena en la costa, y el interior está formado por exuberantes selvas, lagos y zonas montañosas; el típico escenario tropical.

Sobrevivir significa tener que lidiar con distintos elementos: el ciclo día/noche implica que debes conservar el calor cuando cae la noche y mantenerte fresco bajo el sol. También hay que comer bien y asegurarse de hacer cinco comidas al día (que sean seis, porque también te puedes comer tus propias heces si estás muy desesperado. [No funciona a la carta]), y por supuesto, evitar los animales salvajes de la isla. Las actividades cotidianas incluyen recoger comida y recursos, que no te coman y domar un dinosaurio si se te presenta la oportunidad. Los jugadores pueden trabajar solos para crear su hogar digital, o agruparse para crear estructuras más elaboradas. Los que sean capaces de organizarse pueden aspirar a construir bases enormes; las posibilidades son infinitas.

Ya hay una fantástica variedad de dinosaurios en el juego, y todavía quedan más por venir. Los que ya están en la isla van desde el dilofosaurio hasta, por supuesto, el tiranosaurio rex. Como contrapunto más amigable están los favoritos de los niños, herbívoros como el triceratops y el estegosaurio. Uno de los mayores atractivos de ARK: SE consiste en que es posible domar a todos los dinosaurios y animales del juego, a excepción de los peces y un par de insectos grandes.

ARK: Survival Evolved
ARK: Survival EvolvedARK: Survival EvolvedARK: Survival Evolved

La domesticación es un proceso arduo, pero también muy satisfactorio cuando consigues llevarlo a cabo. Primero hay que dejar al dinosaurio inconsciente, ya sea golpeándolo con tus propias manos hasta que se muestre sumiso o elaborando tranquilizantes; aunque no es recomendable probar la primera opción en ningún dinosaurio que no sea de los más dóciles. Nuestro personaje de mayor nivel, que iba muy bien protegido, acabó devorado por un T-rex en tres bocados.

Cuando el dinosaurio ya esté inconsciente, tienes que quedarte con él, vigilarlo y alimentarlo hasta que se convierta en tu mascota. Tendrás que quedarte junto a él para conseguir domarlo, y cada especie te llevará una cantidad de tiempo distinta. Cuando nosotros jugamos, descubrimos que se tarda dos horas en domesticar a un pteranodón, mientras que para los velocirraptores tardamos unos 45 minutos. Tienen un sistema de niveles similar al de los personajes humanos, así que los dinosaurios con niveles más bajos serán más fáciles de domar que los más altos. Este sistema de nivel sirve para evitar que te lances directamente a por el depredador más grande de la isla.

Una vez domado, siempre y cuando seas capaz de fabricar una silla de montar, puedes montar al dinosaurio, o también puede seguirte y cargar con los objetos que vayas recogiendo por la isla; así tendrás tu propio caballo de carga prehistórico. Tu dinosaurio también te defenderá si te atacan, y a pesar de que puede suponer la diferencia entre que vivas o mueras, es muy triste ver cómo tu fiel dinosaurio se vuelve a extinguir. Nosotros teníamos un par de velocirraptores, Bonnie y Clyde, y vimos a Clyde seguir los pasos del dodo (que también aparece en el juego, bonito detalle) al defendernos del ataque de un T-rex.

Todavía no hemos conseguido domar un T-rex, pero algunos de nuestros vecinos en la isla sí, y otros que viven cerca de nosotros también han domesticado sus propios pteranodones voladores. Estar atento a los dinosaurios que han conseguido domesticar el resto de habitantes de la isla es importante a la hora de discernir los riesgos potenciales cuando te enfrentas a otros jugadores en el PvP.

La primera vez que entramos en un servidor PvP, construimos la casa y empezamos a recolectar recursos cuando un grupo se nos acercó y nos pidió unirse a nuestro clan. Cuando rechazamos la oferta, porque estábamos esperando a un amigo, nos atacaron, nos mataron y se pusieron a destruir nuestra casa.

Enseguida nos cambiamos al PvE, y ahí nos lo hemos pasado mucho mejor.

Pudimos construir una casa sin que apareciera alguien para destruirla cada cinco minutos (hay una cuenta atrás, que cambia según el servidor y te proporciona un período de tiempo entre sesiones de juego en el que nadie puede destruir tu propiedad, lo cual resulta útil para construir tu pequeño imperio). Existe la posibilidad de que surjan comunidades muy unidas, en las que puedes llegar a conocer muy bien a tus vecinos. Enseguida averiguarás quién es más simpático, quién prefiere trabajar solo o quién te ayudará cuando estés en un aprieto. En nuestra pequeña península hay varios edificios, y conocemos a casi todos nuestros vecinos. Hay unos cuantos grupos, algunos lobos solitarios, y todos tienen preparadas sus pequeñas bases, cada una equipada con mascotas-dinosaurio de todas las formas y tamaños.

ARK: Survival EvolvedARK: Survival EvolvedARK: Survival Evolved
ARK: Survival Evolved

Para construir una casa y muebles con los que amueblarla, tienes que aprender habilidades que se van haciendo disponibles a medida que subes de nivel. Asciendes en el sistema de subida de nivel cuando completas acciones en el juego, desde lo más básico, como cortar árboles y recoger bayas, hasta construir estructuras más grandes o vencer a dinosaurios.

Cada vez que subes de nivel recibes puntos de experiencia para mejorar tus habilidades, y puntos Engram que puedes gastar en desbloquear objetos que más tarde podrás usar para fabricar otros en el juego. Hay una amplísima variedad donde elegir, tanto en edificios como en armas y armaduras, y conforme desarrollas tu personaje, obtienes más opciones. Puede que tu primera casa tenga el techo de paja, pero más tarde podrás construir una fortaleza de metal. En cuanto a las armas, se empieza con una humilde lanza, pero después puedes fabricar tu propio lanzacohetes. Los que trabajen en equipo puede especializarse, y por tanto aumentar el abanico de opciones de elaboración avanzadas que tienen disponibles.

Tienes que crear herramientas para poder extraer materiales de la tierra, y esto te obligará a visitar sitios muy interesantes. Por ejemplo, en un momento dado te adentrarás en el entramado de cuevas que atraviesan la isla en busca de un tesoro; es un lugar claustrofóbico, llenos de bichos horribles. Por otro lado, cuando ya lleves un tiempo jugando necesitarás aceite para crear maquinaria más compleja y para usarlo como combustible para los generadores. Esto te llevará al océano, porque es el único lugar donde puedes encontrar aceite, pero ahí es donde habitan los enormes tiburones prehistóricos, los megalodones. El aceite está a mucha profundidad, y si intentas llegar tú solo hasta ahí te ahogarás. La única forma de llegar es golpear a un megalodón, domarlo y que sea ese chico malo el que te lleve hasta el fondo marino.

ARK: Survival Evolved
ARK: Survival EvolvedARK: Survival EvolvedARK: Survival Evolved

Recolectar aceite es una actividad que comienza bien entrado el juego (acabamos de empezar a hacerlo y estamos al nivel 50 de 60, aunque los desarrolladores planean aumentar el límite de nivel en el futuro) y que te llevará a fabricar las herramientas necesarias para derribar los tres obeliscos gigantes que salpican el mapa y que dominan el horizonte. Estés donde estés en la isla, podrás divisar al menos uno.

Cada obelisco flota sobre un altar que ofrece una lista de objetos que los jugadores tienen que recoger, desde colmillos de megalodón hasta brazos de T-rex. Cuando se depositan sobre el altar, invocarán a una criatura legendaria de proporciones épicas con la que los grupos de jugadores deberán combatir. No vamos a arruinar la sorpresa aquí, pero en el tráiler que hay más abajo se puede ver una.

En cuanto al aspecto visual, ARK es muy bonito. Los desarrolladores están trabajando ahora mismo en algunos problemillas de optimización, pero a grandes rasgos es un juego impresionante, incluso deslumbrante si lo comparamos con otros juegos del género. Los detalles de los dinosaurios son fantásticos, y el diseño del arte es muy rico, con colores vibrantes y una variedad ambiental muy amplia. Los modelos del jugador son personalizables, y hay muchas opciones para que puedas añadir tus propios rasgos físicos si quieres. El sonido es muy bueno, con efectos de ambiente combinados con una banda sonora contextual que suena en los momentos de más actividad. Cuando camines por la isla oirás pasos tras de ti, y no sabrás si te está siguiendo un dientes de sable o un anquilosaurio; la música mantiene la tensión del juego, incluso en los servidores PvE, que son menos feroces.

Nos ha impresionado cómo los desarrolladores siguen apoyando y desarrollando el juego conforme avanza por el Acceso Anticipado. Hay formas de hacerlo bien y formas de hacerlo mal (The Stomping Land ofrecía una experiencia similar, pero le faltó atención por parte de los desarrolladores). Studio Wildcard se está comunicando con su público y ofrece actualizaciones regulares, casi diarias; lo están haciendo muy bien. Y eso es bueno, porque la forma que está tomando el juego indica que podría ser un juego de supervivencia en mundo abierto muy bueno, si se pulen algunos aspectos.

En nuestra opinión, el sistema de elaboración de objetos es de primera, y el apartado visual es precioso, aunque hay que tener en cuenta que es un juego exigente: necesitarás una Titan X para poder jugar en configuración de gráficos ultra. El escenario (la isla, los dinosaurios) pone el telón de fondo para una aventura muy intensa. Es un juego que seguiremos jugando durante mucho tiempo. Ahora está disponible para PC a través del Acceso Anticipado de Steam, pero también está planeado que salga para Xbox One y PS4, así que los jugadores de consola también pueden empezar a contar los días para embarcarse en su propia aventura con dinosaurios.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
ARK: Survival EvolvedARK: Survival EvolvedARK: Survival EvolvedARK: Survival Evolved
ARK: Survival EvolvedARK: Survival EvolvedARK: Survival EvolvedARK: Survival Evolved

Contenido relacionado

ARK: Survival EvolvedScore

ARK: Survival Evolved

ANÁLISIS. Autor: Ford James

El exitoso juego de supervivencia entre dinosaurios llega a las consolas, ¿cómo ha quedado?



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.