Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
Assassin's Creed Valhalla

Análisis de Assassin's Creed Valhalla: El Asedio de París

El segundo gran DLC lleva a Eivor a la conquista de Francia y a enfrentarnos con nuevos y poderosos enemigos.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Assassins's Creed Valhalla es, de lejos, el título más extenso de toda la saga de Ubisoft. El viaje de Eivor nos ha llevado desde Noruega hasta Inglaterra, Vinlandia e Irlanda (e incluso hemos explorado Asgard). Ahora un gran peligro para nuestro clan y todo lo que hemos construido en Inglaterra se está gestando en la recién unificada Francia, y debemos acudir allí a solucionar el problema antes de que sea demasiado tarde.

Parece que el conflicto entre nórdicos y cristianos está abocado a un gran enfrentamiento y París será el lugar elegido para tal efecto. Eivor se ve envuelta pronto en las intrigas políticas entre el clan y Carlos el Gordo, nieto de Carlomagno y uno de los personajes principales de esta expansión. También están los Bellatores Dei, una malvada orden secreta dentro de la Iglesia a la que nos tendremos que enfrentar, como ya hicimos con otros grupos anteriormente, y desenmascarar uno a uno a sus miembros y darles caza.

A estas alturas parecería que las mecánicas de juego ya no podría sorprendernos más, sin embargo El Asedio de París nos ha mostrado dos particularidades que enriquecen aún más el sistema de combate y los objetivos secundarios del mapa: Las misiones de infamia y los enjambres de ratas.

Assassin's Creed Valhalla
Publicidad:

Las primeras son misiones secundarias exclusivas en las que tendremos que ayudar a un grupo de rebeldes que plantan cara al ejército del rey. Son pequeñas tareas diarias similares a las que ya cumplíamos para Los Mil Ojos de Reda en nuestro hogar del Clan del Cuervo. En ellas tendremos que cumplir la orden de ejecución contra un objetivo y tendremos refuerzos que nos prestarán apoyo tanto cuerpo a cuerpo como a distancia. Si cumplimos la misión obtendremos una nueva moneda del juego, los denarios, con los que canjearemos nuevas armas, armaduras y objetos estéticos. Además podremos reforzar nuestro grupo rebelde para que mejoren su número y sus habilidades de lucha. Parece que en tiempos de los vikingos ya existió La Resistánce.

El segundo punto clave son los enjambres de ratas que corretean por las áreas y que pueden suponer un verdadero dolor de cabeza. En nuestro primer encuentro tuvimos un aterrador recuerdo de sus primas coprotagonistas en A Plague Tale: Innocence, ya que este enemigo se comporta casi de forma idéntica al del gran título de Asobo Studio. Parece que lo han tomado más allá del homenaje y lo han incluido entre las opciones de infiltración y asesinato sigiloso, ya que si tenemos que cruzar un área en la que hay ratas, debemos repartir mandobles a diestro y siniestro para que se dispersen. También puede ocurrir que haya algún objeto bloqueando las salidas de alcantarilla desde las que atacan, por lo que si entramos de forma sigilosa en una zona y podemos romper el bloqueo en silencio (por ejemplo, con una flecha), las ratas atacarán a todo enemigo que encuentren en su área. Es un arma de doble filo, y más con los caóticos combates de Eivor, pero nos puede salvar en más de una ocasión.

También tenemos que reseñar las misiones de infiltración, retomadas de entregas anteriores y que buscan dar una capa extra de jugabilidad a los asesinatos. En las misiones de infiltración tendremos que completar una serie de objetivos secundarios menores que nos irán abriendo opciones y oportunidades de asesinato para nuestro objetivo final. No es necesario cumplirlas (siempre que nuestro objetivo muera, claro), pero añaden un giro más en la dinámica de juego y buscan darle ese punto de sigilo a Eivor y recuperar esa mecánica que se había apartado para desarrollar más el sistema de combate.

Publicidad:

Francia no ofrece una riqueza de escenarios comparable a La Ira de los Druidas. Aunque tiene el mismo número de territorios, se nota que su mapa es más pequeño y que ubica los puntos de interés más concentrados. También la paleta de colores es más apagada y la campiña francesa no luce igual de bien que los campos de la Isla Esmeralda. Los eventos de mundo siguen presentes, y tendremos que encontrar y completar muchos de los ya conocidos, como altares de ofrendas, animales legendarios, hitos de piedras y pequeñas historias de los habitantes de París y alrededores. Sí que hay un desafío opcional nuevo y a la altura de las circunstancias, los nobles francos. Similares a los Drengr de Ragnar Lodbrok con los que luchamos en Inglaterra, en este caso son enemigos únicos muy poderosos, que escalan por encima de nuestro nivel actual y que cada uno tiene un estilo de combate diferenciado. Sin duda, los combates más duros en este Asedio de París. Un buen momento para estrenar el nuevo tipo de arma, la guadaña, que aumenta su daño cuantos más golpes encadenes.

En definitiva, El Asedio de París coloca un broche dorado al primer pase de temporada de este Assassins Creed Valhalla, y aún se permite ofrecer nuevas mecánicas y desafíos con los que mantenernos pegados a la pantalla en la era vikinga. Realmente no podríamos pedirle nada más, salvo seguir de aventura junto a Eivor y quizá un poco más de duración, ya que sus 12 horas extra pueden incluso saber a poco.

Assassin's Creed ValhallaAssassin's Creed Valhalla
Assassin's Creed ValhallaAssassin's Creed Valhalla
Publicidad:
Assassin's Creed Valhalla
Carlos el Gordo, El Rey Loco.
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Sigue ofreciendo mecánicas nuevas. Más armas, más tipos de misiones.
-
Un mapa pequeño y una duración más corta que el primer DLC. Algunos bugs de los eventos de temporada y del juego base siguen sin solucionarse.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
Discovery Tour: The Viking AgeScore

Discovery Tour: The Viking Age

ANÁLISIS. Autor: Alberto Garrido

Toda una experiencia pedagógica para acercarnos a la auténtica cultura vikinga a través de los escenarios y personajes de Assassin's Creed: Valhalla.



Cargando más contenido