Español
Gamereactor
análisis
Capcom Arcade Stadium

Análisis de Capcom Arcade Stadium

Los clásicos de Capcom para recreativas de los 80, los 90 y los 2000 resurgen en una nueva generación de hardware.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Advertencia: Es importante aclarar que Capcom Arcade Stadium no es la tradicional colección de juegos en un mismo paquete, sino un lanzamiento por fascículos a modo de plataforma digital disponible en la Nintendo eShop. Puedes descargar gratis 1943: The Battle for Midway, pero a partir de ahí podrás hacerte con packs de 10 juegos de distintas décadas.

Capcom ya triunfó recopilando clásicos en Nintendo Switch con títulos como el genial Street Fighter 30th Anniversary Collection, que le mostró el camino para agradar a los fans de siempre. Ahora, de forma apropiadamente sincronizada con la resurrección de Ghosts 'n Goblins, la legendaria firma de Osaka vuelve con una colección de sus clásicos de las recreativas. Capcom Arcade Stadium incluye más de 30 juegos que se lanzaron en aquellos salones entre 1984 y 2001, y también les añade nuevos desafíos dentro del juego y clasificaciones mundiales online para mantener a los jugadores más enganchados que cuando tenían que echar monedas de cinco duros. Ya hemos visto muchos de estos clásicos en distintas generaciones de consolas (e incluso includios con sus propias miniconsolas), así que veamos si este nuevo "greatest hits" merece la pena.

Al ser más de 30 títulos, no me voy a parar uno por uno. Más bien daré un repaso general a la oferta de la colección. Nada más empezar, algo que me agradó fue comprobar que muchos de los bombazos que cabía esperar estaban ahí. La juegoteca cuenta con clasicazos como Street Fighter II, Ghosts n' Goblins o Commando, un trío de eternos por los que no pasa el tiempo. Cierto es que los habíamos visto en un puñado de recopilatorios anteriormente, como la Capcom Classic Collection de PS2 y Xbox, pero sin ellos esta selección estaría incompleta.

Aparte de esta elección tan obvia, también encontramos juegos como Powered Gear o Tatakai no Banka, que solo se pudieron ver en los salones recreativos nipones. Contar con estas 'japonesadas' es todo un puntazo para los puristas y una oportunidad para que los usuarios occidentales prueben nuevos clásicos que, a no ser que viajaran al país del sol naciente por entonces, se habrían perdido. Sin embargo, vemos como una pega que un tercio de esta primera treintena de títulos pertenezcan solo a dos series: los shooter verticales de aviones de 194X y varias versiones de la lucha de Street Fighter II. Está claro que son dos de las franquicias arcade más importantes de Capcom, pero de salida dejan la sensación de relleno y habríamos preferido un catálogo más variado.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Como mi infancia cayó a primeros de los años 2000, la verdad es que me perdí personalmente el boom de los recreativos y de los videojuegos arcade, así que casi todo lo que ofrece esta colección me resulta totalmente nuevo. Con estos precedentes en cuenta, tres títulos destacan en mi opinión: Mega Twin, Cyberbots y Forgotten Worlds. Cyberbots resulta bastante original frente a los otros juegos de tortas del catálogo, ya que consiste en peleas de 'mechas' gigantes. Mega Twin es un precioso plataformas de desarrollo lateral cooperativo que me recuerda mucho a la serie Wonder Boy. Finalmente, Forgotten Worlds es un shoot-em-up rapidísimo que te ofrece una gran flexibilidad a la hora de equipar armas en tu nave.

Capcom Arcade Stadium

También tenemos que destacar la presentación en líneas generales de la colección, pues es capaz de evocar la sensación de estar jugando en máquinas recreativas en una sala repleta de gente, ruidos y lucecitas. Cada juego se muestra en su propia máquina recreativa, y mientras estás jugando, puedes inclinar la vista para ver qué juegos "han puesto" en las máquinas de alrededor. Y como toque sutil pero que aporta autenticidad, puedes toquetear el stick arcade y debes meter las monedas 'físicamente' para tener más créditos o vidas. En este sentido, la pena es que no hayan diseñado o recuperado los diseños de los muebles que tenían estas máquinas en su día. Todas comparten el mismo diseño básico y genérico (como solía pasar en la mayoría de recreativos también en España), pero al menos las más legendarias se merecían mostrar in-game los magníficos diseños de los muebles originales.

Como venimos viendo en otras tantas colecciones retro, te puedes crear tus estados de guardado o incluso rebobinar la partida si te matan o te sale mal. Además, ya dentro de los juegos se puede ajustar el nivel de dificultad o la velocidad de juego y música, lo que resulta indispensable para disfrutar de algunos clásicos implacables como Ghosts n' Goblins. También es posible cambiar el tamaño de pantalla, ver la máquina en 3D o con gráficos planos o añadir distintos filtros y marcos, y quienes jueguen en Switch en portátil (o quienes puedan girar su tele/monitor) pueden poner los shooters verticales ocupando toda la pantalla, una genialidad que ya vimos en exponentes del género como Ikaruga para Switch. Además, todo esto se guarda de forma individual para cada juego o "máquina", así que no hace falta volver a configurarlo y puede depender de gustos o preferencias por género.

Aparte de todas estas funciones, Capcom ha elaborado una serie de desafíos para que los jugadores sigan enganchados. Se puede competir contra la comunidad en retos de puntuación o contrarreloj para cada juego, y luego se van desbloqueando logros in-game conocidos como Triunfos. Por si fuera poco, nuevos desafíos especiales aparecen cada semana, marcando reglas concretas como "solo una vida" o "jugar bocabajo". Una forma tontorrona y divertida de mantener la frescura para novatos y veteranos.

Capcom Arcade Stadium es un recopilatorio presentado con mucho cariño que reúne algunas de las mejores joyas de los días de gloria del estudio/sello de Osaka en los salones arcade. Incluye por ahora tanto las franquicias más reconocibles como ciertos juegos de nicho nipón, pero la treintena de títulos parece un poco rellenada con demasiados 194X y Street Fighter. Aun así, es algo que se nos olvida cuando nos metemos de lleno en alguno de esos clásicos gracias al cariño y la atención al detalle que aportan la presentación y las muchas opciones disponibles.

Capcom Arcade StadiumCapcom Arcade Stadium
Capcom Arcade Stadium

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
07 Gamereactor España
7 / 10
+
32 juegos para repasar el mejor legado de Capcom en las recreativas. Hay configuración para alterar los juegos y desafíos in-game. La presentación evoca la sensación de estar en un salón recreativo.
-
Demasiadas entregas de las series Street Fighter y 198X. No hay un diseño de mueble para cada juego. Muchos títulos ya habían aparecido en otras colecciones.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Capcom Arcade StadiumScore

Capcom Arcade Stadium

ANÁLISIS. Autor: Kieran Harris

Los clásicos de Capcom para recreativas de los 80, los 90 y los 2000 resurgen en una nueva generación de hardware.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.