Español
Gamereactor
análisis
Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Análisis de Captain Tsubasa: Rise of New Champions

No es una alternativa a PES o a FIFA, pero es divertido y fiel al anime.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Con FIFA, PES y Football Manager monopolizando el género de los juegos de simulación de fútbol sin torcerse un ápide de sus propuestas, y con Inazuma Eleven sufriendo el desnorte de Level-5, da gusto probar algo distinto. Eso es lo que representa Captain Tsubasa: Rise of New Champions, ser diferente. Es un juego de fútbol, no se niega, pero de simulador no tiene nada. Es un juego arcade, repleto de movimientos especiales sacados directamente de la serie anime que tantas horas de televisión ha ocupado en España con el nombre de Óliver y Benji.

Pero tampoco es exactamente un arcade. Si vienes de los juegos de siempre te va a costar un poco adaptarte a Captain Tsubasa: RoNC, aunque sorprendentemente los controles se parecen bastante. Se apoya en la misma combinación de pase corto, pase largo, pase al hueco y disparo para los cuatro botones centrales, correr y regatear con los gatillos... mismos conceptos y configurables para que no haya riñas sobre círculo y cuadrado.

La perspectiva principal de imagen también es con cámara lateral, y hasta hay un minimapa en el que ir viendo dónde están los compañeros para ir planeando jugada. Para quien esperara un juego muy ligerito, que sepa que hasta hay opción de posiciones tácticas, ya sea para reforzar el medio del campo, darlo todo en ataque, jugar al contragolpe. Si te has quedado con la boca abierta porque ni de broma contabas con todas estas opciones, lo mismo me pasó a mi al arrancarlo.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Cada futbolista del videojuego de Óliver y Benji tiene sus atributos divididos en regate, velocidad, disparo y similares, pero lo más importante de todo es que tiene una habilidad especial que lo hace distinto. Algunos pueden ejecutar supertiros, otros defensa inexpugnable y hasta los porteros tienen la suya, que cuando se activa por ahí no pasa ni un balón.

Aquí es donde cambia todo con respecto a lo anterior, porque esta distribución de especiales lo convierte en un piedra, papel, tijera en el que unos movimientos cancelas a otros. Por ejemplo, si el atacante y el defensor pulsan el mismo botón de regatear, el defensa hace una entrada al balón. Sin embargo, si no son distintos, el regate sale y el delantero sigue su camino automáticamente.

Captain Tsubasa: Rise of New ChampionsCaptain Tsubasa: Rise of New Champions

Todas las acciones consumen un poco de barra de espíritu, que es la que se necesita para ejecutar movimientos especiales. Este medidor se rellena automáticamente durante el partido y es imprescindible gestionarlo bien para ganar. Puesto en práctica funciona así. En Captain Tsubasa: Rise of New Champions no hay que buscar quedarse solo delante del portero para meter gol, porque lo más probable es que se la pare por muy cerca que estés. Lo que hay que hacer es chutar a portería una y otra vez para que el rival vaya bajando poco a poco su barra de espíritu, ya que si la agota, lo más seguro que es el siguiente tiro entre, sobre todo si es especial.

Tampoco es que ejecutar estos golpes magistrales sea sencillo. Hay que dejar el botón de disparo pulsado unos segundos, pero todo ese tiempo, el delantero está expuesto a que un defensa se la quite. Ahí es donde hay que aplicar la maña y la estrategia en el campo, para dejar al jugador que vaya a pegarla solo y alejado de rivales. A veces mediante pases y otras regateando y dejando rivales atrás. Pero como ya he ido dejando caer, hay superdefensas que pueden bloquear uno de estos, o al menos los que no estén demasiado cargados. Y después está el portero, que si tiene el espíritu por las nubes se lo puede parar.

Captain Tsubasa: Rise of New ChampionsCaptain Tsubasa: Rise of New ChampionsCaptain Tsubasa: Rise of New Champions

Aquí entra en escena otro medidor la barra Zona-V, que sí depende la habilidad del jugador. Cuando está repleta permite activar la Zona-V, una ventaja que permite correr más, rellena más rápido el espíritu y aporta otras ventajas en función del capitán del equipo. Por último, también está la opción de la superparada.

Todos estos elementos hacen que sea imposible jugar a Óliver y Benji de Nintendo Switch y PS4 como a un juego de fútbol convencional, por mucho que los controles básicos sugieran que sí se podría hacer. El resultado es una mezcla entre fútbol y algo así como un juego de lucha, pero por curioso que parezca esto se parece a un partido de verdad más que cualquier capítulo del anime.

Y funciona. Es divertido a la vez que respeta lo que hizo gloriosa esta serie. Porque no es un formato que viva solo de los movimientos especiales, siempre hay un reducto de contención y de equilibrio. Por cierto, que también hay técnicas avanzadas para sacar más partido, como balones aéreos, duelos reñidos, jugadas marcadas, etc.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Si has seguido la actualidad hasta el lanzamiento, todo esto que te he contado es casi lo que menos has visto. Bandai Namco ha relanzado sobre todo la historia y los contenidos más puros de la licencia. Hay dos campañas distintas que van por su lado. Una más Óliver y Benji pura que sigue los pasos de Óliver (Tsubasa en su nombre japonés para quienes no lo conozcan) y otra en la que el protagonista es un personaje creado en el editor. En ambos se van intercalando momentos de la historia, con muchos diálogos, y hasta partidos con situaciones encriptadas en las que puede que haya condiciones ocultas especiales que hay que cumplir para todo sea como ya fue. La diferencia es que en el modo personal, Héroe, hay más libertad en cuanto a la trama. Estas partidas sirven para ir desbloqueando vídeos cortos con imágenes extraídas de la propia serie que te meten aún más en el mundillo.

Además de las dos campañas, en Captain Tsubasa: RoNC hay modos de enfrentamiento con otras personas, tanto en local como en online de hasta cuatro personas en dos contra dos. Por último está el último factor que son las cartas. En los paquetes van saliendo cartas de entrenamiento y de amistad que sirven para reforzar las características de los futbolistas o sus relaciones de afinidad. Las repetidas no se tiran, se canjean por otra mejorada. Se compra con PP, que es la moneda del juego, y no con dinero real.

Captain Tsubasa: Rise of New Champions

Bandai Namco se ha trabajado mucho este juego, que no es uno más de esos basados en una licencia de animación, y se nota por lo bien atado que está todo. El editor no solo vale para crear un jugador, también sirve para cambiar equipaciones, movimientos, celebraciones...

Captain Tsubasa: Rise of New Champions no es un videojuego de fútbol puro, pero tampoco es un arcade con tres botones en el que gana la habilidad especial de turno. Contiene toda la base táctica y de control de PES y FIFA y monta sobre ella un sistema de habilidades especiales que se debe usar con mente de estratega. Y, aún más por encima, esa capa de espectacularidad propia de Óliver y Benji, así como su historia. Un título particular que se mueve entre dos aguas y seguro que sabe llegar al público.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Captain Tsubasa: Rise of New Champions
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Dos campañas, y una es original. Un gameplay equilibrado entre hacerte jugar y habilidades especiales. Consigue transmitir la intensidad del anime sin estar muy encriptado.
-
Solo voces en japonés, sin localizaciones completas. El gameplay se limita y podría haber dado más simulación.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.