Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
artículos
WRC 9

¿Cómo se ve y se juega WRC 9 para Nintendo Switch?

El juego de coches más serio para la consola híbrida ya está aquí y es todo un reto en varios sentidos. Estas son nuestras impresiones.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

WRC 9, el título oficial anual del campeonato mundial de rally, ya está disponible en Nintendo Switch. Ha llegado hoy, 8 de abril de 2021, con algo de retraso respecto a las versiones originales para consolas PlayStation y Xbox y para PC. Unas versiones que nos encantaron el año pasado y que hemos seguido disfrutando en 2021 con las nuevas actualizaciones.

Esta ha sido nuestra primera carrera con WRC 9 en Nintendo Switch, una etapa completa en el Rally de Cerdeña que hemos capturado en este vídeo con textos y voces en español:

HQ

Gráficos y tiempos de carga

Lo primero que llama la atención es que el estudio galo KT Racing y la publicadora Nacon han querido ser muy, muy fieles a la versión original. Esto significa que han querido mantener su carácter de simulador y también los gráficos realistas dentro de lo posible. La verdad es que en portátil WRC 9 para Switch sufre un poco más, pero en sobremesa, como queda patente en el vídeo, los gráficos no están nada mal y cumplen con su cometido una vez centras la vista en el camino. Evidentemente los elementos del entorno son bastante planos, básicos o toscos (y ese cielo muy blanco), pero hay que decir que se mantiene el framerate estable, lo que hace una experiencia de velocidad perfectamente jugable. Es como si hubieran cogido una configuración gráfica conservadora para un PC modesto y se hubieran cerciorado de que funcionara sin problemas en Nintendo Switch, e incluso mantiene el Modo Foto con todas sus opciones.

Publicidad:

Lo que sí nota mucho la máquina portátil, máxime cuando acaba de cumplir cuatro años, son las cargas pesadas. Al arrancar el juego por vez primera hay una carga larguísima, casi eterna, pero se ve que después de ponerlo todo en orden no le cuesta tanto y los tiempos de carga previos a las carreras son aceptables, sobre todo cuando no se despeina al reiniciar la etapa. En todo caso, que llegue ya Nintendo Switch Pro, por favor.

Un simulador duro como una piedra

Lo segundo que impacta de WRC 9, y de qué manera, es su método de control y su modelo de conducción. Venimos de jugar mucho WRC 9 con volante y pedales y se da la curiosa paradoja de que, por muy complicado que sea cualquier título de simracing (y más aún los de rally), siempre será más 'fácil' o sencillo de controlar, por su naturalidad, con volante y pedales que con un mando... y esta sensación de multiplica en un sistema que carece de gatillos analógicos.

Sin recorrido en los botones ZL y ZR, acelerador y freno son digitales, así que no toca solo descubrir cómo responde el coche al stick analógico, sino aprender cómo hay que tocar esos botones para conseguir un efecto más sutil. Al igual que le pasa a Assetto Corsa en el asfalto, WRC nunca ha tenido la mejor implementación con mando de control, pero es que en Nintendo Switch puede echar para atrás a los menos pacientes. Así sufrimos en los complicadísimos tramos rocosos del Rally de Argentina:

Publicidad:
HQ

Vale, no teníamos que habernos lanzado a estas etapas tan difíciles para hacernos con el control por las malas y a lo bestia, pero quedáis advertidos de que WRC 9 para Nintendo Switch requiere al menos una hora de práctica para hacerse con el sistema. Con estas primeras carreras vimos que convenía dar toquecitos a ZL y ZR en lugar de dejarlos pulsados, así simulando cierto efecto analógico. El punto dulce en la palanca izquierda entre que el coche vaya terco como una mula y cabecee como una serpiente es estrechísimo, de modo que cuesta mucho afinar en las pulsaciones para torcer. Esto se acrecienta cuando el derrape también pasa de cero a cien si no sabes cuánto tocar el botón A del freno de mano. En otras palabras, si pilotar rally es como un baile suave sobre la tierra y las cuestas, aquí sentirás que eres un bailarín novato con botas de escalada. Para más inri, pasar del Mando Pro a los Joy-Con (los usamos en el segundo vídeo) complica aún más la experiencia.

Otra cosa relacionada con el mando y con la sutileza es la vibración. No parece que aprovechen aquel "HD Rumble" como es debido, con varias tonalidades e intensidades y moviendo las vibraciones por los mandos. Aquí la vibración está todo el rato a tope y como si fuera por bruscas descargas eléctricas; tanto, que su ruido es bastante molesto.

Entonces, ¿merece la pena jugar a WRC 9 en Nintendo Switch? Como ves, esto no es una review completa, ni tampoco se limita a unas primeras impresiones. Son varias evidencias de cómo es la experiencia y, sinceramente, cuando empiezas a hacerte con ese control tan duro ves que detrás hay un juego hecho y derecho de carreras. Esto no es un Asphalt ni un juego indie o arcade. Esto es todo un juego de rallies, con todo su contenido oficial, sus desafíos y sus etapas. Y con toda la simulación, o toda la que se puede sin volante, ni pedales, ni gatillos analógicos. Es un juego muy, muy serio, quizá el más redondo de coches en Nintendo Switch, y si te gusta el género y quieres disfrutarlo a ratos por ahí, a ratos en la tele, te recomiendo encarecidamente que intentes probarlo y veas si puedes domarlo.

WRC 9

Contenido relacionado

0
WRC 9Score

WRC 9

ANÁLISIS. Autor: Petter Hegevall

El juego anual del KT Racing ya está aquí, y nos ha dejado una sonrisa en la cara, sudor en el cuerpo, temblor en los brazos y la habitación llena de polvo.



Cargando más contenido