Español
Gamereactor
análisis
CounterSpy

Análisis de CounterSpy

Hubo un tiempo anterior a Metal Gear Solid en el que los juegos de espías se olvidaban de los aspectos cinematográficos y se centraban únicamente en la diversión pura y dura.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estos juegos casi siempre venían con un buen toque de humor y sin complejos argumentos ni artificios gráficos. Buenos ejemplos son Elevator Action y Spy VS Spy. CounterSpy apunta a recuperar ese espíritu.

Volviendo a la Guerra Fría

Tiene gracia que digamos que CounterSpy abandona los toques narrativos y cinematográficos tan presentes en los juegos actuales cuando su estudio, el novísimo equipo indie Dynamighty, tiene por desarrolladores a antiguos miembros de Pixar y LucasArts. Toda una garantía de calidad en un juego que se decanta por usar el estilo gráfico cell-shading para darle un aspecto tipo cómic a los escenarios y personajes.

La historia tras el juego nos lleva a una Guerra Fría alternativa en la que, al igual que la real, dos grandes superpotencias se encuentran enfrentadas una a otra mientras que usan las armas nucleares como elemento disuasorio. Como espías de la agencia neutral C.O.U.N.T.E.R. nos toca mantener el frágil equilibrio entre ambas potencias para que evitar que la tensión llegue al máximo y veamos armas nucleares surcando los cielos.

Salvando el día

Con esa premisa, no tardamos en ver en un plano general que cada una de las dos potencias tiene un nivel de alerta DEFCON. Este nivel equivale a la amenaza de que ese país lance los misiles nucleares hacia la luna, por lo que si llega al máximo nos encontraremos con unos bonitos fuegos artificiales en el cielo y con que nos hemos convertido en un planeta sin un satélite que orbite a nuestro alrededor.

Como espías neutrales tenemos total libertad para elegir en cuál de las dos potencias deseamos infiltrarnos para nuestra siguiente misión, completarla y así hacer disminuir el nivel de alerta DEFCON que esté activo en ese momento. Pese a esa libertad, de vez en cuando tendremos que usar la lógica y visitar la potencia que esté más cerca de llegar al nivel máximo de alerta para evitar que se lancen los misiles desde ese país.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Espía como puedas

Nuestra misión, si hemos decidido aceptarla, consiste en llegar a la consola de ordenador presente en cada base. Y ojo, que estamos hablando de ordenadores militares de los de antaño, por lo que no será nada fácil pasarlos por alto gracias a su tamaño. Eso sí, los enemigos presentes no nos lo pondrán demasiado fácil y, si nos descubren y avisan a sus compañeros, el nivel de alerta DEFCON aumentará. El límite de tiempo también nos obliga a ser ligeros; si nos entretenemos en exceso buscando los documentos nos veremos obligados a correr hacia la consola aunque sea sin haberlos encontrado porque el tiempo está a punto de terminar. Si esto ocurre, veremos fuegos artificiales en la luna y un bonito game over.

A estas alturas ha quedado claro que la infiltración es la propuesta de CounterSpy y, como debe ser, se nota que en Dinamighty han puesto empeño para que todo esté bien conseguido. Las bases enemigas, búnkeres con una ambientación basada claramente en el equipamiento militar de los años 70-80, se recorren en una perspectiva lateral 2D aunque técnicamente estén construidos en 3D. Eso no evita que cuando nos ocultamos tras algún obstáculo y saquemos el arma para apuntar, la cámara se ponga detrás de nuestro personaje y apuntemos como en un juego totalmente 3D.

Los mapas consisten en varias habitaciones interconectadas entre sí, como si de un laberinto a lo Castlevania se tratara, pero obviamente con un tamaño y complejidad bastante menor. En nuestro recorrido nos topamos con rutas que, en ocasiones, nos desvían de nuestro objetivo y nos llevan a habitaciones plagadas de enemigos o rutas sin salida. En el mejor de los casos terminamos en salas que esconden instrucciones para crear nuevas armas y utensilios con los planos que necesitamos para avanzar en la historia. Esto nos incentiva a explorar todo a fondo, ya que además los niveles son generados con un cierto componente aleatorio y difícilmente podremos preguntar a otro jugador dónde se esconde cada cosa.

CounterSpyCounterSpy

Seriedad aparte

Los gráficos tienen un toque cell-shading y, junto a la 'lunática' amenaza de que nuestro satélite sea atacado por misiles nucleares, ayudan a crear esa ambientación humorística e incluso satírica que nos acompaña en toda la partida. Las referencias cómicas no quedan ahí: las dos potencias reciben como nombre Imperialistas y Socialistas y nuestro silencioso protagonista va vestido como el estereotipo de espía como puedes ver en las capturas de este análisis. Todo esto deja claro que no estamos ante un simulador de espionaje como tal, sino ante una experiencia muy entretenida.

Una experiencia que tampoco presume de durar demasiado. Los escenarios aleatorios que comentábamos antes parecen más orientados a que cada partida sea algo único, pero no para generarnos diversión infinita, ya que más pronto que tarde terminamos cayendo en la repetición: buscar los documentos, acabar con los soldados enemigos y huir. La presencia de ítemes ocultos que nos permiten desbloquear, entre otras cosas, nuevas armas, ayuda a dar un empujón a la rejugabilidad.

Finalmente, CounterSpy es un juego en el que la opción cross-buy nos permite jugarlo en nuestras PS Vita, PS3 y PS4 con sólo comprar una copia, además de transferir la partida entre ellas. En resumen, una partida muy sencillita pero igualmente divertida que, sin mayores pretensiones, entretiene durante unas cuantas horas.

CounterSpyCounterSpy
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Las referencias humorísticas a la guerra fría. El apartado visual acompaña. Compatible con cross-buy y cross-save.
-
Los escenarios aleatorios no consiguen alargar la experiencia tanto como prometían. Termina haciéndose repetitivo.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

CounterSpyScore

CounterSpy

ANÁLISIS. Autor: Ernesto J. Pérez-Durias

Hubo un tiempo anterior a Metal Gear Solid en el que los juegos de espías se olvidaban de los aspectos cinematográficos y se centraban únicamente en la diversión pura y dura.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.