Español
avances
Doom Eternal

Doom Eternal - impresiones E3 2019

De salto en salto por este mundo invadido de demonios.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Doom ha vuelto. Y se dice pronto, pero después de probar el juego antes de que se desate la locura del E3, es algo que nos alegra poder decir en voz alta. Doom Eternal es justo la máquina perfecta de matar demonios que muchos llevamos esperando desde que en id Software devolvieran la franquicia a la vida en 2016 con un reboot que ya apuntaba maneras.

Y ahora, mientras nos aventuramos en el desfile de anuncios del E3 de este año, llega el momento de contaros un poco nuestras impresiones al probar la nueva entrega de esta icónica serie de shooters. Y hay mucho que contar, tras vérnoslas motosierra en mano contra hordas de demonios duros de roer y bailar de nuevo con la muerte y las bestias del Averno, esta vez en la segunda parte de la misión que ya pudimos ver en la Quakecon del año pasado.

Empecemos por lo básico. Doom Eternal retoma el hilo donde lo dejó Doom en 2016, aunque esta vez nuestro Doom Slayer se enfrenta a las diabólicas aberraciones y a los cuerpos de los camaradas poseídos algo más cerca de casa. Así pues, nos pasamos la mayor parte del tiempo merodeando por Marte y alrededores, dentro de los pasillos de una base y luego abriéndonos paso por las cavernas repletas de magma del 'Mars Core'. La demo se iba saltando partes del juego todo el rato, así que resultaba difícil hacerse una idea de cómo se desarrolla la historia. Estaba claro que habían preparado un montaje especial para que pudiéramos probar varias fases de acción, aunque fuera de manera discontinua.

Doom Eternal

Más allá de simplemente compararse con su predecesor, esta nueva entrega parte del trepidante y visceral enfoque del título anterior para basarse en un uso agresivo de los recursos. Sus creadores lo describen como un "rompecabezas de acción y pura magia" mientras nos explicaban cómo la muerte no es sino una pieza más del reto. Esperan que aprendamos con cada muerte y enseñarnos una lección a base de dolor cuando nos lleguen torrentes continuos de enemigos con sed de sangre para poner a prueba nuestro coraje.

La manera en la que el componente de puzle se deja ver choca de lleno con lo que cabría esperar si estuviéramos delante de un shooter táctico a la antigua usanza. En lugar de agacharte para ocultarte y buscar el modo de sacar partido de la situación, en Doom Eternal merece la pena meterse de lleno en la pelea y seguir nuestro instinto. Si te contienes y juegas a la manera tradicional puede que suene la flauta, pero no es algo con lo que puedas contar siempre. No esperes encontrar suministros en los niveles como para que las peleas se vuelvan un camino de rosas. Más bien al contrario, deberás pillar munición, salud y blindaje extra de los propios enemigos. En resumen: hay que ganarse el pan.

Si tuviéramos que extraer una lección de lo visto en esta secuela, sería: si te quedas quieto, la palmas. Insistimos, quedarse atrás no sirve de nada, pero desde el estudio han querido premiar nuestra agresividad al avanzar dándole un ingenioso enfoque a la muerte y el desmembramiento de los demonios de Doom. Para que nos entendamos, tendrás que arrancarles la munición de sus gélidas zarpas. Con los botones frontales del mando podrás dirigir la motosierra hacia un enemigo y así obtener más munición como premio. ¿Te estás quedando sin blindaje? Desata un mar de llamas sobre tus enemigos y lo encontrarás entre sus cenizas. Si se te brinda la ocasión, intenta hacer un Glory Kill para ganar unos cuando puntos de salud (y si además logras encadenar varios, irás cargando el potente 'puño de sangre', capaz de borrar de un plumazo cualquier horda infestada de esbirros infernales).

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Doom EternalDoom EternalDoom Eternal

Todo este despliegue se rige por la misma actitud de "en tu cara" que ya vimos en el juego anterior, al tiempo que le da un elegante giro de tuerca. No nos costó mucho vernos metidos en medio de peleas letales donde más valía maña que fuerza. Doom Eternal parece llamar a la violencia y la sutileza a partes iguales, y no todo es cuestión de apretar el gatillo, sino que también tuvimos que usar portales para esquivar ataques y unas lanzaderas para impulsarnos entre plataformas. Inspeccionar con atención el entorno es la clave para avanzar.

El que haya el doble de demonios a tu acecho tampoco es que ayude, ya sean nuevas incorporaciones o rostros ya conocidos. Entre las novedades, te toparás con el 'Hoarder' y el 'Doom Hunter'. Los demonios más pesados ahora también tienen mayor profundidad, con puntos débiles que explotar que pueden variar su ataque primario. Si te centras en inutilizar las armas de un Mancubus, por ejemplo, estarás en ventaja durante la segunda mitad de la pelea.

Para hacer frente a los nuevos fichajes enemigos, Doom Slayer no iba a quedarse atrás, y contará con mejoras propias tales como un blindaje mejorado y nuevas armas. Los cambios a destacar incluyen un cañón montado sobre el hombro y el nuevo gancho de carne, que se acopla a la escopeta y nos permite arrimarnos a un demonio para rematarlo como se merece. Nos pasamos la demo entera desempolvando nuestro arsenal favorito, como el rifle de plasma y el lanzacohetes. Los fans se alegrarán al saber que el abanico de armas disponibles nunca había sido tan amplio.

Doom EternalDoom Eternal

La verdad es que había mucho para asimilar, ya que la demo del E3 nos llevó rápidamente de una sección a otra dentro de un mismo nivel ambientado en Marte. Este breve fragmento del juego nos hizo saltar entre asteroides, explorar varias secciones de la base marciana y liarnos a tiros con montones de monstruos. Dentro de las limitaciones que parecen atribuirse a los juegos de Doom, lo cierto es que nos pareció que la variedad de mecánicas presentes era bastante grande. El cambio de entorno constante casa muy bien con la acertada respuesta de los controles, todo ello montado sobre lo que parece ser una fórmula que, en un alarde de ingenio, nos invita a ser audaces y resolutivos dentro del caos.

Doom supuso una grata sorpresa general allá por el 2016, cuando el estudio id Software se las apañó para revitalizar esta serie de juegos con un reboot brillante. Ante tal panorama, era de esperar que nuestras expectativas de cara a esta secuela fueran en aumento. El riesgo a asumir por el estudio y su franquicia no es moco de pavo, pero Doom Eternal tiene muchas papeletas para hacer honor a su legado y convertirse en un digno sucesor del renacer que comenzó en 2016. Después de abrirnos paso por la demo del E3 a balazos, solo nos queda esperar a que lleguen los últimos compases del año para poder poner el Infierno al completo patas arriba.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Doom EternalDoom Eternal
Doom Eternal

Contenido relacionado

Doom EternalScore

Doom Eternal

ANÁLISIS. Autor: Sergio Figueroa

Estos malditos demonios se creen que van a poder tomar la Tierra así como así.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.