Español
avances
Dragon Ball Z: Extreme Butoden

Dragon Ball Z: Extreme Butoden

Un juego nuevo con mecánicas antiguas refinadas. Un soplo de aire, ¿antiguo?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En la eShop de Nintendo 3DS espera la demo de un título de lucha 2D de Arc System Works para Bandai Namco que fue anunciado de forma silenciosa pero que ha ido ganando peso con el tiempo. Dragon Ball Z: Extreme Butoden se está convirtiendo en uno de los destacados del catálogo de la portátil para este fin de año, hasta el punto de que en Europa se va a estrenar con su propio pack junto a New Nintendo 3DS, carcasas personalizadas y, de regalo, una copia de Dragon Ball: Extreme Butoden 2, el de Super Nintendo.

Más de 80.000 europeos se descargaron esta demo en menos de una semana, suficiente para sacar las primeras conclusiones de lo que va a ofrecer la versión final cuando se estrene el próximo 16 de octubre. Al menos en cuanto a mecánicas, porque de contenido va bastante escasa. Dragon Ball Z: Extreme Butoden ofrecerá más de 20 personajes de combate principal y más de 100 de apoyo, de los que la versión de prueba ofrece cuatro y nueve respectivamente*. Los básicos son Goku, Vegeta, Gohan de niño y Bubú, los otros son un grupo variado muy representativo del folclore de la serie de Akira Toriyama.

Es un título de combate por equipos, así que lo primero que hay que hacer es formar uno. Tenemos cierta libertad para escoger, con las únicas condiciones de que haya al menos un luchador principal y de no sobrepasar los puntos Poder del Dragón máximos. Por ejemplo, de los 35 para gastar, Bubú cuesta seis, pero la Tortuga solo uno. Hay que formar el equipo pensando que los principales tienen su barra de vida independiente y que los asistentes requieren tiempo de refresco entre invocación e invocación.

Dragon Ball Z: Extreme Butoden

Al combate. Los dos modos de juego sirven solo para luchar y luchar. Son batalla y versus, o lo que es lo mismo, combates individuales contra la CPU o contra otra persona en multijugador local. En la versión final tampoco hay multijugador online, pero sí otros modos para una persona: Z-Story, aventura, Torneo Mundial Extremo y uno de cartas vía StreetPass.

El planeta de Kaito es el mejor escenario para comenzar a pelear. En realidad es solo una imagen estática de fondo que sirve para tomar referencia del efecto 3D por su diseño en niveles. Delante, los luchadores dibujados con sprites, nada de polígonos, con un estilo que imita el nivel visual de la serie de televisión. Los primos golpes sirven para ver cómo se mueven y ejecutan sus técnicas, fáciles de reconocer por cualquier seguidor. De fondo, melodías guitarreras acompañan en cada pelea, cambiando en función del escenario elegido, unas más suaves y otras más duras.

El sistema de juego es una recreación casi pura del de hace 20 años. Un botón para el golpe fuerte (que suele ser un puño), otro para el fuerte (que suele ser la patada), un ataque de ki básico y otro para esquivar en los cuatro principales, y después el regenerador de ki y el de activar dicho ki en los gatillos. Además, el muñeco se mueve tanto con el joystick como con la cruceta. Los movimientos especiales se ejecutan con combinaciones de botones, pero sin el joystick, y además son exactamente los mismos para todos, aunque dan resultados distintos. ¿Será así en la versión final? Porque esto limitaría mucho las posibilidades, ya que aprendido uno, aprendidos todos.

Dragon Ball Z: Extreme Butoden

Como la dificultad de la demo es bastante baja, no lleva más de dos tardes controlar todo lo básico. Pero dos tardes muy largas porque engancha a pesar de tener tan pocos personajes. Incluso da para sacar el ultra combo, que requiere previamente conseguir la barra de ki ampliada. Ejecutando la combinación de botones más larga aparece uno de los elementos más reconocibles de la vieja serie de combate de Dragon Ball, las batallas aéreas. El penúltimo golpe manda al enemigo al cielo o al suelo, dependiendo de dónde se esté, para continuar en una línea recta imaginaria. Y el último, la técnica definitiva de cada uno, da opción a despertar otro de los recuerdos mágicos de esta época, las confrontaciones de técnicas con idas y venidas mientras machacas el botón y, admitámoslo, haces fuerza con tu propia energía vital.

La demo de Dragon Ball Z: Extreme Butoden es un salto en el tiempo, tal y como pretende ser. No por su aspecto, sino por sus mecánicas, que vuelven perfectamente representadas y afinadas con toda la sabiduría que esta industria ha ido adquiriendo. De cada uno depende si le apetece volver al pasado y disfrutar de esta forma de jugar o si piensa que ya no puede retroceder. Mi experiencia es positiva, como también lo es cuando cojo un Street Fighter antiguo de la Consola Virtual o un King of Fighters Collection.

En dos meses tendremos la versión completa y entonces sabremos si de verdad tiene la variedad necesaria para superar ese aire a remake y convertirse en novedad de nombre propio.

*El noveno personaje de apoyo de la demo es Super Saiyan Dios Super Saiyan Vegeta (sic) y para desbloquear al príncipe de los saiyan, los jugadores tienen que introducir un código en la pantalla de título como en los clásicos. En este caso es XAB↓→↑YAR↓→↑A→R.

Dragon Ball Z: Extreme Butoden

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.