Español
análisis
Dragon's Crown

Análisis de Dragon's Crown

Sin entrar en polémicas de curvas peligrosas, Dragon's Crown es un bellísimo beat 'em up clásico con una adictiva mezcla de acción, RPG y 'loot'.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

"Los clásicos nunca mueren". Quizá pocas veces se ha dicho algo tan cierto. Dejando de lado nuestra faceta más filosófica, es indiscutible que también podemos aplicarlo al mundo de los videojuegos. En este caso nos referimos más concretamente al género de los beat' em up, un tipo de juegos que ya ha vivido más de una segunda juventud y que la japonesa Vanillaware se ha propuesto volver a traer a nuestras PS3 y PS Vita con Dragon's Crown.

Un juego con personalidad

Seguro que antes de sumergirte en este análisis ya habrás leído cualquier detalle sobre Dragon's Crown. Forma parte, sin duda, de ese tipo de juegos que da que hablar, tanto por el estudio japonés de desarrollo que está detrás como por su estilo artístico, que le proporciona esa personalidad propia y única. Y es que, pese a ser tan singular, nos termina evocando a otros juegos que ya han pasado por nuestras manos anteriormente y de los que seguramente guardamos buenos recuerdos.

¿Te suenan Muramasa: The Demon Blade y Odin Sphere, por ejemplo? Fueron también unos juegos memorables y que comparten con el juego protagonista de este análisis ese carisma tan especial del que hablamos y que podemos percibir en escenarios y, particularmente, en los personajes. ¿Casualidad? Ninguna, ya que comparten creador: el susodicho estudio Vanillaware con el cada vez más conocido (y admirado) George Kamitani a la cabeza.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Dragon's CrownDragon's Crown

Dragones y misiones

El estilo de juego nos recuerda a los míticos beat 'em up que hemos podido jugar en los salones recreativos, como Dungeons & Dragons o Cadillacs & Dinosaurs, con acción por doquier. El hecho de empezar la partida observando la mesa de una taberna en la que podemos encontrar todos los personajes/clases disponibles listos para que los escojamos mientras disfrutan de un buen manjar, ya nos empieza a sumergir en el ambiente de fantasía que nos espera.

Nos encontramos con un personaje específico para cada clase (Guerrero, Amazona, Hechicera, Enano, Mago, Elfa) cuya apariencia podemos personalizar levemente en la combinación de colores sin entrar en mucho más detalle, pero no es algo que precisamente se eche en falta. ¿Por qué? Porque la gracia de Dragon's Crown está precisamente en la personalización que no se ve a primera vista.

Pese a que por jugabilidad es un beat 'em up, en realidad nos encontramos ante un completísimo action-RPG con todo lo que implica: argumento, misiones, experiencia, desarrollo de nuestros personajes por niveles y habilidades, búsqueda y coleccionismo de ítemes... Una mezcla que en ningún momento resulta artificial o incómoda y que nos hace preguntarnos cómo es que no habíamos disfrutado de una combinación tan perfecta hasta ahora.

Planificando

El pueblo que centraliza la acción y donde obtenemos las misiones es como un escenario más en el que nos desplazamos lateralmente. En él encontramos lo imprescindible en todo RPG que se precie: una iglesia en la que resucitar aliados caídos en combate o rezar por buena fortuna, la siempre bienvenida tienda, un castillo que pronto se convierte en el centro del argumento, un establo donde guardar nuestra peculiar montura y una taberna.

Esta última nos sirve a modo de base de operaciones. En ella tenemos múltiples opciones ya que es donde creamos nuestro primer personaje y los adicionales (podemos guardar hasta un total de seis, cada uno con una partida diferente) y alternar entre ellos, reclutar acompañantes controlados por la CPU si necesitamos algo de ayuda y no queremos entrar en el multijugador, prepararnos para las próximas misiones con el equipamiento necesario...

Dragon's Crown
Un beat 'em up con sistema de 'loot'... ¡el sueño de todos en los años 90!

Toda ayuda va a ser bienvenida porque pronto nos vemos sumidos en una serie de acontecimientos en castillo que nos obligará a jugarnos el pellejo sin tener excesivamente claro si estamos haciendo el bien o el mal. Y es en este punto cuando la faceta RPG del juego vuelve a dejarse notar al encontrarnos con un argumento bastante elaborado, muchísimo más de lo normal en un título con este sistema de juego. Si es que todo son ventajas.

Repartiendo palos

Y llega el momento que esperábamos. Nos hemos cargado de pociones, tenemos el mejor equipo que nuestro dinero (y nivel de personaje) nos permite y tenemos muy claro cuál es el objetivo de nuestra misión. ¿Qué es lo que nos toca? Pues lo divertido: salir del pueblo y dirigirnos hacia el nivel de turno preparados para enfrentarnos a oleadas de enemigos.

Gracias a la variedad de clases disponibles cuando escogemos personaje, la forma de atacar a los enemigos es muy diferente. Ya que en una clase, por ejemplo, tendremos una cadencia de ataque mayor que en otra, pero en cambio con menor daño, tendremos la posibilidad de encontrar el estilo que mejor se adecue a nuestras habilidades como jugador. Y, si queremos desafiarnos, tenemos la opción de pasarnos el juego con cada una de las clases, ya que son lo suficientemente diferentes entre sí como para no aburrirnos.

Vanillaware ha querido que el juego nos enganche y nos premiará con un modo más difícil que el anterior cuando nos pasemos la historia para darnos otro motivo más para rejugar Dragon's Crown. Los niveles máximos que podemos alcanzar con nuestro personaje, por ejemplo, dependerán del nivel de dificultad que hayamos escogido, limitándolos con coherencia para convertir los niveles en un reto y evitar que subamos de nivel en exceso y el resto del juego pase a ser un simple paseo por el parque.

Si a esto le sumamos que en cada uno de los mapas tenemos varios tesoros con un valor monetario diferente repartidos a lo largo de nivel (incluso algunos en zonas ocultas que deberemos encontrar) y que además se regeneran con valores aleatorios cada vez que volvemos a empezar dicho mapa, tenemos otro punto más que nos anima a seguir jugando para subir de nivel y conseguir más dinero para nuestro equipamiento.

Y si queremos acceder al modo multijugador tendremos que llegar como mínimo hasta cierta misión, garantizando de esta forma que tanto los jugadores que encontremos online como nosotros ya conoceremos casi al cien por cien la mecánica de juego. Algo que puede fastidiar a algunos pero, en realidad, resulta ser todo un acierto evitando en gran medida encontrarnos a jugadores que no hacen más que morir al encarar enemigos sin temor o aquellos que simplemente se retiran a un lado y nos dejan todo el trabajo sucio a nosotros.

Dragon's CrownDragon's CrownDragon's Crown

Un apartado gráfico de envidia

Ya antes de empezar a jugar, queda claro que los desarrolladores han demostrado saber plasmar un estilo propio, totalmente ajeno a la moda de cuantos más polígonos mejor, los convencionalismos del sector y sus críticas. Gracias a ello nos encontramos con un trabajo artístico espectacular y cuidado que es, sin duda, la gran apuesta de Dragon's Crown junto a su jugabilidad. Tanto los personajes como los escenarios del mundo de fantasía que vamos a visitar en el juego han sido creados a mano y posteriormente animados con cuidado para no perder ese 'feeling' de animación tradicional. El resultado, una vez puesto en movimiento en nuestra pantalla, es toda una delicia.

El arte de Kamitani destaca y llama la atención. Los personajes en sí están tremendamente exagerados, con unos personajes masculinos con enormes músculos y armaduras y, en el caso de los personajes femeninos, muchas curvas y escasa tela para cubrirlas. Esto consigue, una vez más, captar nuestra atención y diferenciar el juego de cualquier inmediato competidor, pero como sucede habitualmente con cualquier cosa que destaque, se ha convertido en blanco de numerosas críticas por esas mismas exageraciones, especialmente por la voluptuosidad de los personajes femeninos.

Claramente cada jugador tiene su posición al respecto y, mientras unos opinan que tanta exageración en el físico de los personajes es prescindible, otros ven más allá del obvio fan-service (que también atraerá a su público, claro está) y caen cautivos de un arte que, además de único, recuerda a la cartelería promocional que poblaba los arcades de los 90 en tierras niponas, en los que la buena mano de los artistas japoneses se dejaba ver sin segundas intenciones.

Dragon's Crown

Conclusiones

Dejando a un lado polémicas que no aportan nada, está claro que nos encontramos ante uno de esos títulos que, tras su lanzamiento, se convierte rápidamente en un juego de culto pese a no ser un superventas. Su especial mezcla de géneros destaca, no por la mezcla en sí, sino por lo acertado del cómo. Y es que ser diferente no es algo que siempre sea garantía de éxito, pero el duro trabajo de Vanillaware ha dado como resultado un juego magnífico y que destaca tanto en su apartado visual como jugable, dándonos horas y horas de diversión.

La posibilidad de compartir nuestra partida entre la versión de PS Vita y la de PS3 no hace más que reforzar su faceta como juego profundo al que dedicarle horas y el multijugador online suple la más que posible carencia de compañeros para jugar en local (modo que, por cierto, recibiremos a modo de actualización próximamente).

Dragon's Crown
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Apartado gráfico fantástico. La profundidad de sus rasgos RPG combinados con la accesibilidad de los Beat'em Up supone horas y horas de diversión. Conserva las voces en japonés, pero...
-
...no llega traducido, por lo que tenemos que conformarnos con textos (y también voces) en inglés. Aunque acertada, la dificultad al controlar algunos personajes puede desesperar a algunos jugadores.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Dragon's CrownScore

Dragon's Crown

ANÁLISIS. Autor: Ernesto J. Pérez-Durias

Sin entrar en polémicas de curvas peligrosas, Dragon's Crown es un bellísimo beat 'em up clásico con una adictiva mezcla de acción, RPG y 'loot'.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.