Español
avances
WRC 9

Exclusiva: WRC 9 - impresiones al volante

Mi equipo Fanatec está vibrando de alegría y este juego me suena a los Chemical Brothers.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Para mí la serie WRC, si hablamos de rallies, y la serie Assetto Corsa, si hablamos de deportivos sobre asfalto, tienen ese algo especial que las hace increíblemente satisfactorias desde el primer minuto de juego. Es como si estos simracers hubieran encontrado el punto dulce para que resulten sencillos y accesibles de aprender y luego complicados pero gratificantes de dominar, siempre manteniendo una sensación de conducción muy natural, sobre todo si empleas un conjunto de volante y pedales.

He estado pilotando la nueva entrega de KT Racing durante unas horas, un código de preview para PC que sirve de adelanto del juego que Nacom lanzará para todas las plataformas principales en unos meses. Y os puedo confirmar que WRC 9 sabe mantener ese punto dulce... y que me ha hecho sudar la gota gorda con los nuevos desafíos que plantea.

Hay que repasar varias novedades este año, pero en primer lugar tengo que subrayar lo mucho que aprecio cuando un juego de coches realista, ya incluso en una demo o fase temprana, reconoce con total compatibilidad los periféricos de carreras más populares. Parece un mínimo que deberíamos dar por sentado en PC pero, aunque parezca mentira, hasta algunos de los más reputados simracers se plantan con un soporte de volante a medio terminar o sin calibrar a estas alturas del desarrollo (e incluso de salida), lo que dice muy poco del juego como simulador y dificulta enormemente ir valorando la experiencia hasta el lanzamiento. Con WRC 9 -quizá porque son socios oficiales- celebro que el juego se entienda a la perfección con mi Fanatec ClubSport V2.5 Wheel Base y con unos Pedals V3 Inverted ideales para juegos de rallies. Esto significa una respuesta adecuada, un ángulo de rotación fijado por software (540º por defecto) o algo tan sutil (pero agradecido a nivel de feedback) como la vibración en el pedal del acelerador.

WRC 9
El Ford Fiesta WRC en el Rally de Kenia.
WRC 9WRC 9

En mis partidas hice un par de sesiones de entrenamiento (os recomiendo que empecéis por la clase Junior de 200 cv y tracción delantera antes de lanzaros a domar las bestias WRC de 380 cv y tracción total a las cuatro ruedas) y también empecé una nueva Carrera profesional. La campaña parece este año más limpia y ordenada, más accesible y mucho más adictiva, con recompensas de XP, mejoras desbloqueables de I+D y el gancho del sistema de progresión para mantener mi interés a la larga.

Pero para esta preview quería centrarme en la sensación de conducción arriba mencionada y lógicamente en los nuevos rallies que incorpora el juego. En esta ocasión son Kenia, Nueva Zelanda y Japón, lo que hace un total de 13 si los sumas a Montecarlo, Suecia, México, Argentina, Portugal, Italia-Cerdeña, Finlandia, Turquía, Alemania y Gales. Todo esto (6-7 etapas por rally), junto a los equipos y coches con licencia oficial de Ford, Hyundai y Toyota, y con las categorías de coches adicionales como las Leyendas, conforma un paquete muy potente a nivel de contenido, y habrás más post-lanzamiento.

Evidentemente elegí Kenya-Seyabei para empezar a rodar. ¿Por qué? Porque It began in Afrika, porque es un paisaje y un terreno muy interesante y por el morbo de que fue precisamente hace unos días cuando el evento real se tenía que haber celebrado como el esperado retorno del Safari Rally tras 18 años de ausencia del circuito oficial, pero terminó cancelado y retrasado hasta 2021 a causa del coronavirus. Y, como podéis ver en el gameplay entre estas líneas, sí que supone un reto distinto con su superficie llena de baches y sus caminos deliberadamente mal definidos. Un poco aburrido visualmente todo sea dicho, pero eso hasta puede ser un plus cuando la carrera te está pidiendo más atención de lo normal, pues se trata de un rally muy engañoso que parece mucho más fácil de lo que es.

WRC 9
El Hyundai i20 WRC en el Rally de Nueva Zelanda.
WRC 9WRC 9

New Zealand tampoco es un paseo con sus rocas, vallas y acantilados, pero me encanta la transición constante entre asfalto y gravilla a cada pocos metros, teniendo que lidiar con la diferencia de agarre al trazar cada curva. Este es más bonito y las vistas son más variadas, por no decir que el desnivel es naturalmente mucho más acusado que en las llanuras de la sabana africana.

En el otro extremo está Japón con sus calzadas de asfalto, rally que también hace un retorno triunfal a la serie. No esperéis el mismo tipo de control y respuesta en un juego de rallies con coches de rallies que el que acostumbráis a tener si os gustan los juegos de deportivos, GT3, F1 y demás, pero KT Racing también se desenvuelve muy bien en el asfalto y me lo estoy pasando pipa en los bosques nipones (en este caos con el Toyota Yaris WRC, faltaría más).

Al cambiar al Toyota noté un bajón en la calidad del sonido (del ruido del motor), como ya me habían advertido desde KT Racing. Esto se debe a que en esta build solo el Ford Fiesta WRC llevaba integrados los nuevos sonidos que han grabado, mucho más auténticos como podéis v̶e̶r̶ escuchar en los vídeos. En comparación, el Toyota y el Hundai ahora suenan como salidos de un juego de coches arcade de los 90.

Por lo demás a nivel técnico me gustaría ver más detalle y una iluminación mejorada en la versión final, ya que la demo parece un poco plana pese a tener todas las opciones gráficas en calidad "alta" o "muy alta", y tengamos en cuenta que el juego no solo sale para la generación actual de PS4, Xbox One y Nintendo Switch, sino también para PS5, Xbox Series X y, claro está, PC de gaming. Dicho esto, WRC 9 presenta los tiempos de carga más cortos que hemos visto en el género últimamente, lo que solo puedo sumar a la lista de agradecimientos junto a esa genial calibración/FFB y las simulaciones físicas mejoradas.

WRC 9
El Toyota Yaris WRC en el Rally de Japón.
WRC 9WRC 9

Finalmente, debéis saber que, aparte de versiones completamente nuevas y gratis de los rallies de Portugal y Finlandia que se añadirán al total, WRC 9 también recibirá sin coste adicional el nuevo Modo Copiloto. Con esta actividad cooperativa, un jugador asume el importante rol de leer o 'cantar' al otro jugador las notas de copiloto en tiempo real, como si ambos formaran un equipo. Me parece una idea muy curiosa y, si bien empezará siendo únicamente online, si funciona ya la imagino evolucionando a un modo co-op local muy chulo basado en una app para teléfono o tablet.

También como actualizaciones gratis aquellos que compren WRC 9 para PS4 o Xbox One podrán mejorarlos con las versiones de nueva generación en PS5 o Xbox Series X. En este sentido, estoy deseando ver cómo el hardware puntero afecta a gráficos o rendimiento y cómo se siente el terreno con el haptic feedback del mando DualSense. Además, aprovechará otras ventajas de PlayStation 5 como la carga asíncrona desde el SSD para ganar velocidad y empezar a dibujar el futuro del género de los juegos de rallies este mismo año.

WRC 9 ya es un placer al volante y estará repleto de contenido de salida, con una trayectoria profesional que parece tener más gancho y con una serie de actualizaciones gratis y de pago programadas para el resto del año. Nacon y KT Racing nos comentaron que este año se centraban principalmente en las actividades sociales, mientras que WRC 10 y 11 tomarán "una nueva dirección", pero juzgando por nuestras primeras impresiones aun sin probar todas esas funciones que dependen de conexión online, y viendo que las actualizaciones next-gen llegan gratis, esta temporada pinta muy prometedora para el juego oficial del mundial.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado

WRC 9Score

WRC 9

ANÁLISIS. Autor: Petter Hegevall

El juego anual del KT Racing ya está aquí, y nos ha dejado una sonrisa en la cara, sudor en el cuerpo, temblor en los brazos y la habitación llena de polvo.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.