Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
análisis
Hardcore Mecha

Análisis de Hardcore Mecha

Únete a la batalla de Hardcore Mecha, un SD Gundam en 2D que no se aleja demasiado de las expectativas.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La razón por la que Hardcore Mecha tiene éxito es porque es lo más directo posible para ser un juego basado en mechas al estilo anime. Por no hablar de que tiene todos los clichés del anime que te puedas imaginar. ¿Historia dramática? Hecho. ¿Momentos exagerados? Sip. ¿Personajes que tienen el pelo de punta y la típica personalidad estereotipada? Por supuesto. ¿Mechas gigantes volando por ahí y disparándose unos a otros? ¡Pues claro! ¿Acaso lo dudabas?

Es innegable que RocketPunch Games se ha copiado de SD Gundam, pero sorprendentemente esto no es nada malo. Puede que Hardcore Mecha tenga muchos clichés, pero eso es positivo para todo aquel que quiera ver peleas de robots o disfrutar de algo de acción lateral en 2D.

Empieza el juego y te encuentras en Marte, en el no tan lejano año 2221. El modo historia te pone en la piel de Tarethur O'Connell, un soldado de un grupo de mercenarios del gobierno al que le han encargado localizar a un agente desparecido. A este inicio le siguen varios acontecimientos de mucho riesgo repletos de diálogos excesivamente dramáticos y todo tipo de giros que se ven venir a años luz de distancia. Los personajes que protagonizan estos eventos son tan planos como parecen, pero tranquilos, no todo es tan cutre. La organización terrorista contra la que luchas la dirige un tipo que lleva un parche en el ojo, cómo no. Puede que los chistes fáciles y los memes anticuados solo te provoquen una sutil sonrisa, pero el conjunto funciona bien si estás listo para la típica historia de anime abarrotada de momentos críticos.

Porque Hardcore Mecha se desvive por parecerse en imagen y sonidos a Gundam (o las otras tantas series de anime que hay por ahí). De hecho, el juego empieza con una intensa canción de J-Rock que acompaña a los créditos iniciales. El detallado estilo artístico y la fluida animación son muy buenos. Además, cuenta con escenas dinámicas y llenas de momentos de mucha acción (exceptuando la gran cantidad de conversaciones aburridas), por no hablar de que tiene unos gráficos impresionantes. Estos aspectos también se aplican a la jugabilidad, ya que ayudan a que las peleas se vean y suenen lo mejor posible gracias a la gran cantidad de explosiones y los sonoros y pesados pasos del mecha que sacuden la pantalla. Como es obvio, todo es muy exagerado, al igual que el doblaje japonés que tendrás que escuchar sí o sí puesto que no se ha doblado en inglés. Por lo menos, tienes unos subtítulos que te ayudarán, aunque buena suerte si intentas leerlos durante los instante de fragor de la batalla...

Hardcore Mecha

Hablando del combate, efectivamente, eso es lo que harás durante prácticamente todo el juego, pilotar tu mecha a lo largo de 16 niveles sorprendentemente variados en los que todo cambiará en muchos aspectos. Quitando una extraña misión de sigilo al principio (que, por suerte, no volveremos a sufrir), la mayoría están muy bien. En una de ellas nos encontraremos en una base submarina en la que tendremos que utilizar armas especiales para pegarle a cualquier cosa. En otra estaremos en una ciudad flotante en la que las peleas se desarrollarán en fosos sin fondo. La mayoría son bastante lineales con alguna vuelta atrás. Sin embargo, cada nivel es único, por lo que en ningún momento se vuelve demasiado repetitivo. Incluso obtendrás una calificación al final, así que podrás repetirlo para conseguir la máxima puntuación si quieres.

Bueno, todo esto siempre y cuando seas capaz de pilotar bien el mecha. Hay que empezar por ahí. Es un poco agobiante al principio, ya que te olvidarás de los controles constantemente, pues prácticamente cada botón del Dualshock 4 tiene una función distinta. Al final, en nuestro caso, parecía que nuestros dedos estuviesen jugando al Twister durante los momentos más frenéticos. Sin embargo, algunos controles fastidiaban bastante, como el del dash, el de apuntar o el de defenderse. Muchas veces nos llevaron a situaciones humillantes en las que volamos directamente hacia los misiles. Tendría que haber más niveles para practicar con todos ellos y no solo que te enseñen a alternar entre los botones de defensa y de potenciar, pero, al menos, tenemos el modo de entrenamiento para poder probarlos todos.

Eso sí, una vez le coges el truco, controlar la bestia metálica de Tarethur es maravilloso. Volarás por toda la pantalla para esquivar proyectiles, flotarás en el aire para disparar con láseres a otros mechas y les darás una paliza a todos simplemente aporreando todos los botones. A veces, podrás recoger las armas que irán apareciendo, tales como minifusiles, rifles o lanzacohetes con munición infinita para que el asalto sea más efectivo. Ten en cuenta que, aunque los robots y los mechas a los que te enfrentes se irán haciendo cada vez más fuertes, la verdadera dificultad es dominar el tiempo de recarga, que, aunque no sabemos muy bien por qué, también se aplica a los ataques cuerpo a cuerpo. Cada pocos segundos tendrás que recargar, por lo que el equilibrio del combate se basa en saber cuándo huir y esquivar para poder devolver el golpe posteriormente. De vez en cuando, también podrás activar una habilidad definitiva, aunque hay que decir que el rayo con el que empiezas es mucho más demoledor que las otras dos habilidades que te darán después.

Afortunadamente, se pueden mejorar sus estadísticas y equipamientos tras la mayoría de niveles, gracias al dinero que habrás conseguido por las diferentes armas que habrás encontrado y los potenciadores. Estas mejoras pueden tanto mejorar tus armas como añadir más objetos y mods, aumentar la salud, obtener mejores armas o incluso disminuir los tiempos de recarga para eliminar todo lo que tenemos a la vista en menos tiempo. Es bastante personalizable conforme vas desbloqueando mejoras, muchas de ellas se ocultan en algunos niveles para que puedas ir mejorando. Sin embargo, hubiera sido mejor si hubiéramos podido cambiar completamente el mecha por otra cosa para que el estilo del juego cambiase un poco, como las que encontramos en el decepcionante modo multijugador.

Hardcore MechaHardcore Mecha

El multijugador parece más un extra que un modo de juego en sí, ya que solo está el modo todos contra todos para cuatro jugadores. Si tienes la suerte suficiente como para encontrar partida, no está tan mal para echar un rato. Podemos cambiar entre varios personajes que se contrarrestan unos a otros, como por ejemplo un mecha que no para de volar y un tanque. El problema es que no hay casi nadie con quien jugar, a no ser que te dé igual que la misma persona te machaque una y otra vez. A lo cual tenemos que sumar la significativa falta de progresión y otros modos de juego.

El mejor modo en el que podemos invertir nuestro tiempo es el de simulación, un modo de supervivencia ante oleadas infinitas que se desbloquea al acabar la historia. Parece aburrido, pero se te pasa cuando vas mejorando tus capacidades y pasas de una oxidada caja de tornillos a una temible máquina de guerra que lo destroza todo. Además, poco a poco vas desbloqueando más y maás para jugar y cada uno tiene características propias, con lo que cada oleada parece distinta. Así pues, a pesar de que en realidad son las mismas, es emocionante ver que cada vez llegas un poco más lejos.

Está claro que Hardcore Mecha está hecho sobre todo para aquellas personas a las que ya les encantaba el anime de diálogos simplones y acción explosiva, sin embargo, aunque no pertenezcas a este grupo, hay muchas cosas que te pueden gustar. A pesar de que los controles son un poco desastrosos y algunas cosas podrían haberse mejorado, nos divertimos mucho jugando la campaña y el modo de simulación. Así que, tanto si te encantan los estereotipos como si los odias, mientras seas un fanático de volar robots con estilo, te gustará Hardcore Mecha.

Hardcore Mecha
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Increíble presentación. Combate explosivo y divertido. Niveles sorprendentemente variados. Modo simulación adictivo.
-
Una historia llena de clichés y un guión excesivamente dramático. Controles demasiado confusos al principio. Modo multijugador básico.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Hardcore MechaScore

Hardcore Mecha

ANÁLISIS. Autor: Bradley Newson

Únete a la batalla de Hardcore Mecha, un SD Gundam en 2D que no se aleja demasiado de las expectativas.



Cargando más contenido