Español
análisis
Here They Lie

Análisis de Here They Lie

Magnus ha tenido que jugar este título de terror para PSVR, uno de los mejores de lanzamiento, con pañales.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Here They Lie arrancó como un completo desconocido. Una muy exclusiva selección de medios -entre ellos Gamereactor- quitaron el velo en primicia a su primer tráiler, asegurando ya entonces que este iba a ser uno de esos juegos de PlayStation VR que de verdad merecía la pena seguir la pista. Sin embargo, para casi todo el mundo era un juego salido de la nada, de unos desarrolladores sin nombre y con poca trayectoria o referencias a las que agarrarse. En este sentido, el estudio, Tangentlemen, está en realidad formado por gente con experiencia que ha trabajado en títulos como Tomb Raider, Yaiba: Ninja Gaiden Z o Call of Duty, pero este es su primer proyecto juntos, y cuando un trabajo tan desconocido tiene que ponerse en la salida de un nuevo hardware al lado de todo el software que Sony está alineando para hacer bulto, es muy fácil que quede eclipsado. Sin embargo, tenemos que anunciar que estamos ante el tapado de ese catálogo de lanzamiento: Here They Lie es todo un juego revelación.

Por mucho que le falte renombre o una franquicia poderosa detrás, os podemos confirmar que Here They Lie está entre lo mejorcito de la línea de salida para PSVR -quizá para muchos se convierta en su mejor juego por ahora- y esto se debe principalmente a que propone una solución viable para el aún eterno problema de la Realidad Virtual: la locomoción en primera persona.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Por tanto, queremos empezar explicando cómo ha superado Tangentlemen este dificultoso desafío de diseño. La mayoría de los juegos que hemos probado en VR hasta ahora ni siquiera se molestan en intentar resolver el entuerto, sino que directamente te dejan plantado en el sitio, ya sea sentado o de pie, como ocurre en The London Heist de PlayStation VR Worlds o en Job Simulator. Otros apuestan por lo más efectivo y recurrido, que es situarte en un vehículo para que no te sientas incapaz de mover el cuerpo, sino que lo percibas como algo natural, y esto ocurre en otros juegos como DriveClub VR, Eve: Valkyre, Battlezone o Scavenger de PlayStation VR Worlds. Otra solución bastante vista es dejar al jugador la posibilidad de teletransportarse entre puntos, como se ve en Batman: Arkham VR.

En Here They Lie te puedes mover. Eres una persona y deambulas por ahí, y solo con esto, el juego se diferencia de la mayoría de los juegos de lanzamiento para PSVR. Pero es la forma, la solución al desafío de diseño, lo que más sorprende. Es tan sencillo como que empiezas a caminar pulsando hacia delante en el stick analógico izquierdo del mando DualShock 4, pero en lugar de torcer con el mismo stick, como se hace en otros muchos juegos tradicionales, la dirección la controlas con la mirada. Así de simple, otros desarrollos para Realidad Virtual empiezan ya a probar con esta propiesta. Como siempre te diriges en la dirección que estás mirando, este planteamiento provoca unos movimientos bastante más suaves, algo que sin duda mejora la experiencia y resulta muy apropiado para un videojuego de miedo. Porque Here They Lie se juega de forma muy metódica y cinematográfica, y como el patrón de movimiento es tan lento y suave, nunca parece discordante desplazarse dentro del mundo de juego, o al menos no tanto como suele chirriar en tantos otros juegos de VR. Algunos jugadores se pueden quejar o cansar de que lo único que hagas sea "solo" andar, pero en cuanto a moverse con un mando y a sentirse ubicado en el mundo virtual, pocos títulos se acercan a Here They Lie. Es innovación pionera, y es genial que cada vez haya más juegos probando fórmulas para todas las plataformas.

La inmersión se ve acentuada por la espeluznante y asombrosa ambientación de terror. Estás en un mundo de pesadilla, distópico y escalofriante, una especie de eco oscuro de nuestro mundo real, en el que la gente lleva máscaras de animales, no cejan en su empeño por darte caza y matarte a palos y las amenazas del inframundo acechan tras cada esquina. Un señor trajeado -pero gigantesco y prendido en llamas- que se arrastra por un túnel subterráneo a oscuras; tiburones martillo que flotan por un vasto abismo; un niño con piel dorada que bailotea en una plaza abandonada... en esta pesadilla no hay norte ni amanecer, es un limbo en el que encontrarás uno de los mundos de juego más interesantes del año.

Dicho esto, tampoco es un mundo del que tengas que ir descubriéndolo todo, conociendo todos los detalles a cada paso. Es algo más parecido a Silent Hill: todo está tranquilo en apariencia, pero no cabe duda de que todos los elementos y personas del juego te buscan para hacerte daño.

Here They LieHere They Lie

Here They Lie también se puede englobar en el tan controvertido género de los "walking simulators", los simuladores de caminar en los que haces poco más que andar y observar y que han sido protagonistas de tantos debates últimamente en las comunidades de jugadores. Si eres del tipo de jugador que echó en falta más interacción en Dear Esther, que habría preferido una versión con más mecánicas de juego en Gone Home, probablemente te llevarás regular con Here They Lie. La interacción real con el entorno es mínima, pues las únicas acciones que realizas son abrir puertas, esconderte ante las amenazas o encender diversos objetos. Sin embargo, esto es beneficioso para Here They Lie, porque nunca se presenta como nada más que una experiencia atmosférica y enigmática, eso sí, muy capaz de erizarte la nunca y escalofriarte la espalda como pocos. Ante muchos de los juegos de salida para PlayStation VR apostando fuerte por el gameplay, como Super Stardust Ultra, Hustle Kings VR, Headmaster o RIGS Mechanized Combat League, Here They Lie ofrece una respuesta perfecta, una prueba más narrativa sobre lo que es capaz de transmitir la Realidad Virtual, un juego que pone la ambientación y la inmersión en primer plano.

Porque la VR va, al fin y al cabo, sobre transportarnos con mayor efectividad a mundos lejanos, y aquí Here They Lie parece más... 'real', a falta de una palabra mejor. Donde Until Dawn: Rush of Blood se revela a las primeras de cambio como una demo técnica glorificada, Here They Lie se erige como un auténtico juego de terror, pese a su evidente falta de interacción. Tiene su rumbo, tiene su trabajo de diseño detrás y todo se percibe y se ve alucinante.

Pero, volviendo a lo más importante, Here They Lie da miedo de verdad, y no solo algún susto puntual... da mucho miedo. Esto es una consecuencia directa de que el mundo no tenga reglas claras, pues te ves constantemente sorprendido por las diversas criaturas diabólicas que te encuentras por el camino. Además, el juego parece superarse una y otra vez, y gracias a la ausencia de un manual de diseño firme y estricto en cuanto al mundo perturbador, siempre te mantiene en vilo. Por otro lado, se trata de una experiencia completamente lineal, lo que facilita que los shocks más fuertes puedan estar bien medidos, preparados, anticipados y sincronizados: los tiempo son esenciales en esta fórmula de miedo. La iluminación y en particular la música (o su silencio) y el ambiente sonoro se encargan de exprimir cada situación para multiplicar el subidón de adrenalina, y estas escenas van desde ese extraño enmascarado que te mira desde lejos hasta esa criatura parecida a Gollum que no deja de sisear conforme se abalanza sobre ti a toda velocidad. Here They Lie aprovecha el potencial de su mundo al máximo, y el equilibrio entre su atmósfera atormentadora y los sustos de sobresalto funciona a la perfección.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Todos estos elogios aparte, no hay muchos motivos para volver a jugar una vez te has pasado el juego, y al no existir interacción sustantiva ni coleccionables ni nada por el estilo, se trata de un juego bastante corto, de modo que alguno podría pensar que no merece los 20 euritos que pide.

Su conjunto visual parece una mezcla ideal de H.P. Lovecraft, El Resplandor e incluso un toque de La Escalera de Jacob, y todas estas inspiraciones se combinan en una experiencia sensacional y funcional, si bien algo limitada, que te atrapa de principio a fin. Esa experiencia, que quizá juegues a sorbitos, solo dura un par de horas, y quizá luego no quieras volver, pero aquí lo que cuenta es la experiencia, y si es la primera vez que oyes hablar de Here They Lie, ya sabes por qué es una auténtica pasada para PSVR.

Here They LieHere They LieHere They LieHere They Lie

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Fantástica atmósfera de terror. Da miedo de verdad, como debe hacer. Buena solución al movimiento en primera persona.
-
Molesta la falta de interacción en ocasiones. Rejugabilidad prácticamente nula.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Here They LieScore

Here They Lie

ANÁLISIS. Autor: Magnus Groth-Andersen

Magnus ha tenido que jugar este título de terror para PSVR, uno de los mejores de lanzamiento, con pañales.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.