Español
Gamereactor
análisis
Immortals: Fenyx Rising

Análisis de Immortals: Fenyx Rising (PC, Switch, PS4, Xbox One)

La aventura olímpica de Ubisoft es un homenaje a The Legend of Zelda: Breath of the Wild, pero exhibe personalidad propia y cumple con creces.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Vaya mes y vaya fin de año 2020 lleva Ubisoft. Al momento de escribir estas líneas aún no han pasado 30 días desde el lanzamiento del potente Watch Dogs: Legión, seguido un par de semanas después del rompedor Assassin's Creed: Valhalla. Ambos juegos eran estrenos muy fuertes sobre franquicias muy asentadas dentro de la industria, y que han cosechado una gran acogida en sus primeras semanas a la venta.

Pero a la compañía francesa aún le quedaba una carta más por poner sobre la mesa. Una idea algo más atrevida, su proyecto anteriormente conocido como Gods & Monsters, ya rebautizado y oficialmente como Inmortals: Fenyx Rising. Una propuesta de acción y aventura que aborda con nuevas perspectivas la mitología griega. Pero, ¿qué es realmente este Inmortals?

Tifón, el titán hijo de Gea, es liberado de su prisión con un objetivo: destruir a Zeus y reclamar el trono del Olimpo para rehacer el mundo a su parecer destruyendo la barrera que separa el Tártaro (o inframundo) del nuestro. Durante la batalla parece que los dioses olímpicos están al borde de la derrota, por lo que Zeus busca la ayuda del titán Prometeo, encadenado en la cima de una montaña, para luchar juntos contra el monstruo.

Prometeo acepta ayudar solo si Zeus gana una apuesta: Predice que un héroe mortal derrotará a Tifón. Si el mortal no lo hace, Prometeo ayudará a Zeus a derrotar a Tifón. Pero si el mortal finalmente lo consigue, Zeus deberá liberar a Prometeo. Como Zeus cree que los humanos son inútiles, orgulloso y sobrado acepta el desafío. Aquí comienza la narración/diálogo entre Zeus y Prometeo que será constante durante todo el juego, en el que el titán cuenta la historia de Fenyx, una joven cuentacuentos y escudera de segunda que viaja con su hermano, héroe de la guerra de Troya. Por razones desconocidas acaba varada en una playa desierta en la que aparecen todos sus compañeros y su hermano convertidos en estatuas de piedra, y Fenyx jura devolverlos a su estado natural. Bajo esta premisa comienza la aventura por la Isla Áurea, morada de los dioses del Olimpo.

Nos detenemos aquí para reseñar uno de los aspectos que más nos ha chocado en Inmortals: Fenyx Rising y una de sus señas de identidad: su tono satírico y de comedia. A pesar de su concepción épica, el juego tiene un profundo componente cómico y de cachondeo que viene marcado precisamente por la conversación entre Zeus y Prometeo, y va en consonancia con el estilo "cartoon" desenfadado de su diseño visual. Zeus es un viejo verde que hace constantes alusiones a su lujuria y pasión por el vino, mientras que Prometeo cuenta la historia con paciencia y reproches al primero.

Immortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx Rising
Immortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx Rising

Frente a este tono contrasta la ingenuidad con la que Fenyx se enfrenta a cada desafío. Ella es una heroína (se puede elegir género al principio pero parece que por alusiones es femenino, y así lo usaremos durante el análisis) que descubre su camino del héroe ayudando a los dioses del Olimpo a recuperar su poder para así unirlos y derrotar a Tifón. Para ello lo primero que debe hacer es pertrecharse con su equipo: los diferentes tipos de espadas, hachas y arcos tienen cada uno aspectos y habilidades pasivas distintas, de tal modo que podemos combinar diferentes elementos de equipo conforme a nuestro estilo de combate, o bien potenciar un mismo conjunto. Y luego están las alas.

Porque la Isla Áurea, la enorme extensión de terreno llena de bosques, praderas, montañas y templos en donde los dioses tienen sus dominios es muy dura de atravesar a pie o incluso en una montura. Las decenas de localizaciones como pueblos, templos, cuevas los recorreremos con agilidad gracias a las Alas de Dédalo, la contrapartida a la paravela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Para descubrir todos sus secretos y derrotar a todos los monstruos que han escapado del Tártaro, Fenyx tendrá que trepar, nadar, saltar... las opciones de exploración y enfrentamiento con el entorno siguen la misma dinámica que las que se usaban en Hyrule. Por el mundo habrá diseminadas docenas de actividades secundarias en las que conseguir equipo o materiales de mejora para el mismo. Son los desafíos divinos, creados por Dédalo a lo largo de la isla para probar la valía de los héroes que la recorrían. Hay de varios tipos: hacer sonar melodías en liras gigantes, los de constelaciones, de tiro con arco...

Y da gusto perderse horas y horas explorando la isla y buscando estos puzles y enigmas con un diseño muy conseguido en el que pocas veces sentirás que te quedas atascado. Es aquí donde el juego se ha mostrado más gratificante, ya que hay mucha variedad de puzles y mecánicas muy creativas para abordarlos. Algunos nos suenan de Zelda, pero otros son novedosos y muy originales. Además (al menos en la versión de PC, que es la que hemos probado en el análisis), en ningún momento hemos notado ningún tipo de ralentizaciones o bugs gráficos, lo que sorprende en un título de mundo abierto de estas características.

Immortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx Rising
¿Epona? ¿Un santuario? ¿Un Hinox?
Immortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx Rising
Encuentra las Lágrimas de Afrodita.

Para ser un héroe, debemos encontrar un enemigo a la altura. Del Tártaro han escapado algunas de las criaturas y espectros de los héroes clásicos más conocidos por el imaginario popular, como el león de Nemea, Medusa o Cerbero, el guardián tricéfalo de la puerta al inframundo. Y a todas ellas podremos hacer frente con un sistema de combate ágil basado en tres elementos: espada para ataques ligeros, hacha para ataques pesados, y arcos para ataques a distancia. Quizá haya sido suerte, o quizá se ha simplificado un poco en este aspecto, porque los combates suelen ser bastante sencillos una vez dominas la mecánica de esquiva perfecta y contraataque, en la que además de volverte invulnerable durante una fracción de segundo ralentizas el tiempo (lo hemos visto también en el Assassin's Creed Valhalla) y obtienes un bonus de fuerza en el siguiente golpe. Por si fuera poco, existen algunas técnicas especiales como la Ira de Ares o la Embestida de Atenea, con las que podremos gastar resistencia para hacer un poderoso ataque. De este modo podremos abatir incluso a enemigos colosales como la Hidra o los gigantes, y la sensación de triunfo nos recorre al verlos caer. Hay algunos jefes cuyo set de movimientos no se ajusta a ningún patrón anterior y cuya fuerza nos puede derrotar de un par de golpes, y ahí sí que nos harán sudar de lo lindo, pero son más raros de ver de lo que nos hubiese gustado.

Contamos con varios indicadores en pantalla (quizá demasiados, aunque hay opción de esconderlos parcialmente) de salud, pociones que podremos elaborar usando ingredientes naturales y habilidades especiales de exploración y combate. Tenemos un medidor de resistencia que debemos vigilar mientras realizamos la escalada o planeamos con las alas, y que iremos mejorando su capacidad con los rayos de Zeus. Estos fragmentos de poder se encuentran en las Cámaras del Tártaro, una especie de mini-mazmorras en las que debemos utilizar nuestras habilidades para resolver puzles y plataformas hasta alcanzar el ansiado objeto. ¿Os suena? Cuesta no recordar los santuarios que había en Hyrule.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Buena parte de las horas de aventura las dedicaremos a ir abriendo cofres de equipo y materiales o buscando aquellos ítemes que nos ayuden a mejorar nuestra fuerza. La Ambrosía se encuentra repartida como coleccionable por el mapa y aumenta la salud. Los fragmentos de adamantina aumentan el poder y las pasivas de armas y armaduras, y las habilidades divinas las mejoraremos con las Monedas de Caronte, que se consiguen al ir resolviendo puzles ambientales y desafíos de arco, lira o de velocidad. Hay otras habilidades únicas de tipo pasivo, llamadas Bendiciones, que nos serán otorgadas por los dioses según vayamos ayudándolos a recuperar su poder transcurriendo la aventura. Utilizando como punto central y base de operaciones el Salón de los Dioses, donde tendremos los elementos para aumentar las estadísticas gastando los puntos y materiales que hemos ido cosechando. La estupenda nota musical la pone la banda sonora con instrumentos griegos clásicos compuesta por Gareth Coker, célebre por componer también las partituras de Halo Infinite, Ori and the Blind Forest y su secuela, Ori And the Will of the Wisps.

Vamos a andarnos sin rodeos y a decirlo alto y claro: Breath of the Wild es uno de los padres de esta criatura. Las similitudes con la obra maestra de Nintendo van a ser evidentes y constantes, y no se esconden tampoco dentro del propio juego. ¿Es eso realmente un problema? No por sí mismo, pero es importante destacar el paralelismo (para bien y para mal) entre ambas obras. Siendo un estilo de "aventura a cielo abierto" tan marcado y que ha tenido tanto éxito y cariño por parte de los jugadores, es lo propio que a lo largo de los próximos años veamos más títulos inspirados por él. ¿Y quién no querría más juegos del estilo? Está claro que inspirarse en títulos y mecánicas anteriores está a la orden del día en la industria, quizá incluso estemos ante uno de los primeros exponentes de un género nuevo, el BreathoftheWildlike, junto con Genshin Impact. Aunque éste último sí que pareciera sobrepasar la barrera del homenaje, Inmortals: Fenyx Rising parece aportar una personalidad y estética genuinas que le hacen resplandecer con un brillo propio. Es una de las sorpresas más interesantes de fin de año.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Immortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx RisingImmortals: Fenyx Rising
"Has derrotado al legendario león de Nemea"
08 Gamereactor España
8 / 10
+
La exploración y la variedad de los desafíos y puzles. El sentido del humor que conecta toda la historia. Buen pulido técnico.
-
Se echa en falta alguna nota más personal en su estructura. Al combate le falta profundidad. Muchos enemigos repes.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.