Español
análisis
Inazuma Eleven Strikers

Análisis de Inazuma Eleven Strikers

El "sucesor espiritual" de Óliver y Benji llega a Wii para que puedas jugar en la pantalla grande con otros tres amigos futboleros. ¿Estás preparado para detener mi Remate Dragón?

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La mayoría de los chavales de mi generación (y de alguna anterior y posterior) crecimos soñando con Óliver y Benji. La serie japonesa de dibujos animados arrasó en países como España o Italia porque acercaba los entresijos del fútbol a una audiencia pre-adolescente y, gracias a una sobredosis de drama y efectos especiales, conseguía que apreciáramos cada nimiedad del deporte rey, cada instante, como algo grande y ralentizado en el tiempo.

Aunque algunos chicos de hoy todavía disfrutan del Captain Tsubasa y sus partidos eternos en estadios de colegio esféricos e infinitos, el estilo se ha quedado algo pasado de mda. Los niños que han crecido con los Pokémon o los Gormiti necesitan más acción y efectos especiales... la chiquillería de hoy no tiene tiempo para tanto drama. Los futboleros de ahora siguen/juegan Inazuma Eleven.

El juego que acaba de salir en Wii, subtitulado Strikers, es una adaptación de los dibujos y de las entregas de Nintendo DS a la consola de salón. Si los juegos de la portátil son unos geniales títulos RPG, aquí el factor RPG queda reducido al mínimo... y lo de genial casi también.

Inazuma Eleven Strikers

La idea es centrarse en la acción y el espectáculo, reunir a cuatro amigos y jugar partidos de Inazuma Eleven directamente, sin pensar en historias, turnos o parámetros. En esencia, se trata de un juego de fútbol arcade lleno de súper disparos... lo que lo sitúa inevitablemente frente a Mario Strikers Charged.

La comparación es inevitable, aunque naturalmente el universo de equipos de críos de colegios japoneses de Inazuma dista bastante de los partidos-batalla que se celebran en el Reino Champiñón. Quitando eso, cada vez que ambos juegos compiten en calidad, Level 5 pierde contra Next Level Games (pones los nombres de los juegos y de los estudios más aposta y no sale...).

En primer lugar salta a la vista que la producción no está a la altura de otros juegos de Wii, ni de la media del estudio del Profesor Layton. Quitando las secuencias de dibujos animados y un genial trabajo de actuación de voz en español (parece que estás viendo un capítulo de la serie), todo lo demás deja mucho que desear. Visualmente es tosco y poco detallado, los partidos resultan confusos y bastos. Con el control de los jugadores pasa lo mismo: tan poco cuidado que casi da igual moverlos con el stick analógico que con la cruceta digital. La música es terrible y ni siquiera se puede usar el puntero en los menús (venga, seguro que hasta los más pequeños de la casa lo echarán en falta). Con estos detalles queda una presentación muy decepcionante para un juego centrado en el espectáculo. Parece que no lo ha hecho Level 5, sino Level 2.

Inazuma Eleven StrikersInazuma Eleven Strikers

Además, para ser un juego de fútbol con muchas peculiaridades, el sistema de aprendizaje no invita a los chavales a dominar las cuatro o cinco acciones clave desde el principio, porque no hay un tutorial interactivo. Se tienen que limitar a leer las lecciones y memorizarlas (aunque luego salen algunas ayudas visuales durante el partido).

Porque Inazuma Eleven Strikers no se puede jugar como un simulador, obviamente, pero tampoco como otros juegos de fútbol arcade. Triangular o centrar es bastante complicado; aquí las posibilidades individuales importan más que nunca, una idea que se explota con las denominadas supertécnicas.

Sin duda, provocan los momentos más espectaculares del juego y secuencias que parecen sacadas directamente de una película anime (pero de súper héroes, no de fútbol). ¿Que te llevas el balón por la banda? Te aplasto con un pie de gigante o te hago una entrada multiplicando mis piernas. ¿Que me entras con tres defensas? Me hago invisible y me cuelo como un ninja. Y luego disparo, convirtiéndome en un ángel, en un tigre o en un dragón. Claro, que el portero siempre puede levantar un muro de rocas... o hasta un tsunami.

Y aquí también afecta el ligero aspecto RPG que ha conservado el juego, pues las supertécnicas consumen PT (puntos de técnica), se dividen en niveles y dependen del personaje que las ejecute. Además, al más puro estilo Pokémon, tienen mayor o menor efecto según su afinidad (aire > bosque > fuego > montaña). Existen jugadas de este tipo de regate, bloqueo, portero y disparo, además de supertécnicas combinadas (entre varios jugadores) y otros efectos especiales como la "fase furor", en la que corres envuelto en llamas y ningún defensa te tose.

Inazuma Eleven StrikersInazuma Eleven StrikersInazuma Eleven Strikers

Sin embargo, el sistema de juego delega demasiada trascendencia en estas jugadas, abusando de ellas. En los primeros encuentros ya te habrás cansado de que corten el juego o de ver siempre las mismas animaciones, por lo que el flujo de la partida al final no es el esperado de un frenético juego arcade. En Mario Strikers se podía hacer gol mediante la estrategia y jugadas rápidas. Aquí, muy pocas veces.

Así son los partidos, de uno a cuatro jugadores repartidos en los dos equipos. Si vas a casa de un amigo, puedes llevarte tu equipo en el mando, una opción ideal y que se debería haber explotado más en esta consola. También hay una opción con la que un segundo jugador puede apoyar como entrenador o gerente al primer jugador durante el partido, realizando gestos tácticos y de ánimo moviendo el mando de Wii o indicando zonas de actuación con el puntero (vaya, aquí sí dejan usar el puntero...).

Y no harás mucho más: partidos, entrenamientos, torneos básicos. No hay un "modo historia" que aproveche las grandes aventuras de estos personajes, no hay un "modo carrera" que invite a la progresión, más allá del mercado de fichajes, la tienda y la curiosa posibilidad de generar lazos de amistad en el vestuario. Inazuma Eleven Strikers no tiene tampoco juego online, y ahí vuelve a perder contra Mario Strikers (precisamente el título que estrenó el juego en línea en la Wii).

Inazuma Eleven Strikers tiene algunas jugadas espectaculares y ciertas propuestas interesantes sacadas de su universo y que nunca se han visto en juegos de fútbol. Sin embargo, se olvida de la importancia de las historias de sus personajes y descuida la jugabilidad por empeñarse en las técnicas especiales. Un acabado pobre y la falta de opciones limita mucho el atractivo. Solo para súper-fans de Inazuma que hayan devorado los de DS y que tengan amigos que estén igual. Si buscas un juego de fútbol alocado para pasarlo en grande con los colegas, vete a por Mario Strikers de cabeza.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Inazuma Eleven Strikers
Inazuma Eleven Strikers
Inazuma Eleven Strikers
Inazuma Eleven Strikers
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Doblaje de fábula al español, espectaculares técnicas con súper-poderes, fiel al universo Inazuma, ideas originales.
-
Mediocres valores de producción, parco en opciones, no convence como arcade.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Inazuma Eleven StrikersScore

Inazuma Eleven Strikers

ANÁLISIS. Autor: David Caballero

El "sucesor espiritual" de Óliver y Benji llega a Wii para que puedas jugar en la pantalla grande con otros tres amigos futboleros.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.