LIVE
logo hd live | Capcom Showcase
See in hd icon
Español
Gamereactor
análisis
It Takes Two

Análisis de It Takes Two

Hazelight está de vuelta con otra de sus fantásticas aventuras cooperativas, ¿o deberíamos decir para jugar en pareja?

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
It Takes Two

Ya hemos escuchado muchas veces que algunos juegos se han diseñado pensando en el modo cooperativo pero, ¿qué significa esto? Pues bien, la mayoría de veces significa que para pasárselos, los usuarios tienen que trabajar en equipo y ayudarse mutuamente. Por ejemplo, en algunos momentos necesitarás la ayuda de tu compañero para llegar a los sitios más altos, o en otros, tendréis que coordinaros, y mientras uno conduce el otro tendrá que disparar. Sin embargo, el director de It Takes Two, Josef Fares, y su estudio Hazelight han ido mucho más allá, y nos atrevemos a decir este título se ha convertido en uno de los mayores referentes para las experiencias co-op.

Al empezar el juego se nos presentan a los dos protagonistas: Cody y May. Se trata de un matrimonio cuyo amor, lamentablemente, se ha desvanecido, lo que ha llevado a la pareja a discutir por pequeñas tonterías (nada que no pase en la vida real). Además, la cosa siempre se complica un poco más cuando hay niños de por medio, ya que su situación no es nada fácil. Pues bien, esto es exactamente lo que le sucede a Rose, la hija de Cody y May, quien en una de estas peleas se va al baño desconsolada, y llorando desea que sus padres dejen de pelearse y se reconcilien. ¿Qué sucede después? Pues que lo que en un principio parecía un mero deseo de una niña, se convierte en la realidad. Seguidamente, los dos padres se convierten por arte de magia en unos pequeños muñecos atrapados en una versión fantástica del mundo real, donde los juguetes han cobrado vida y los animales se han vuelto inteligentes.

Al parecer, el Dr. Hakin, un libro parlante bastante carismático, es el único personaje que sabe lo que está pasando realmente, y este elemento actúa como una especie de nexo en la historia. En esta comedia tan bien escrita, los dos padres tendrán que enfrentarse a los errores que han cometido en el pasado, y se verán obligados a ayudarse mutuamente para tratar de escapar de ese mundo fantástico inspirado en su casa y volver a su verdadero hogar, donde está su hija Rose.

Todos sabemos que si esta aventura, que se desarrolla dentro de una casa normal y corriente, hubiese sido fácil, no hubiese funcionado ni la mitad de bien. No obstante, como podrás imaginar, resulta que en este título las cosas son bastante difíciles, dado que nuestros personajes tienen el tamaño de un pulgar. Otro aspecto que cabe tener en cuenta es que It Takes Two está totalmente diseñado pensando en el entretenimiento, por lo que si lo que estás buscando es realismo, es mejor que lo busques en otra parte. Esto básicamente significa que durante el juego podrás hacer una gran variedad de actividades muy divertidas y con las que no te aburrirás, actividades como practicar rafting en el río, explorar el espacio y ayudar a unas ardillas armadas en su guerra contra las avispas.

A ver, estamos intentando dar pocos detalles para que puedas descubrir el juego por ti mismo. Sin embargo, sí que queremos dejar claro que el hecho de que toda la aventura se desarrolle únicamente en la parcela de una casa no significa, en absoluto, que carezca de variedad en lo que respecta a sus escenarios y a su gameplay. Eso sí, siendo honestos, los aspectos del modo cooperativo son los que realmente hacen que este título sea tan bueno.

Si has jugado al último juego de Hazelight, A Way Out, puede que la configuración y el sistema de juego de It Takes Two te resulten familiares. Casi toda la aventura se presenta en pantalla dividida, tanto si juegas localmente como en línea. ¿Por qué? Pues la respuesta es evidente: porque aquí, el poder ver lo que hace tu compañero es crucial para que tú actúes correctamente y para que podáis ir coordinados. Como ya hemos dicho, el estudio ha introducido aspectos que nos recuerdan mucho a su anterior título, aunque esta vez todo es mucho más sofisticado y complejo.

En cuanto a los retos que encontraremos en It Takes Two, podemos decir que incluyen una gran variedad de elementos: puzles, acción, plataformas, pruebas de memoria, ejercicios de coordinación, enfrentamientos contra jefes y mucho más. Hemos de decir que, durante el transcurso del juego, nos sorprendió bastante lo creativas que podían llegar a ser estas pruebas, donde los dos jugadores tenían que colaborar y comunicarse entre ellos. Vamos, que lo que más mola de todo es que no hay un solo jugador, sino dos, y es prácticamente imposible que tu compañero no se comunique contigo.

It Takes TwoIt Takes Two

Algunos de los retos son más sencillos y ya los hemos visto en otros juegos como, por ejemplo: disparar con un cañón, en el que uno dispara y el otro apunta; o conducir vehículos, en los que uno se encarga de girar y el otro de controlar la velocidad. No obstante, en la mayoría de los casos, los desafíos son mucho más complejos e ingeniosos. Se trata de pruebas que nunca antes hemos visto y que nos recuerdan a las ideas más descabelladas de Nintendo [en sus Mario Party, por ejemplo]. Además, en algunos momentos del nivel podemos acceder a herramientas o artilugios que animan el transcurso de la partida, y en ningún momento nos da la sensación de que It Takes Two se estanque o deje de sorprendernos.

Asimismo, este título también cuenta con minijuegos a los que podrás jugar a lo largo de la experiencia, e incluso enfrentarte a tu compañero en ellos. La configuración de estos suele ser sencilla e intuitiva, pero lo suficientemente profunda como para entretener. Por ejemplo, hay un minijuego de tanques, otro de una carrera de caballos y otro de puntería. Además, si queremos jugar a ellos fuera de la aventura, también podemos hacerlo desde el menú principal del juego.

Sin embargo, no todo es color de rosa en It Takes Two, ya que hemos encontrado un par de fallitos. Cuando estamos ante un título muy completo y que ofrece tantas cosas, es difícil que todo funcione a la perfección. El principal problema de este son los controles, que no son tan sensibles como nos hubiese gustado, y seguramente los propios desarrolladores sean conscientes de ello. Este problema se ha intentado solucionar implantando un nivel de dificultad baja (opcional), en el que siempre puedes revivir si tu compañero continúa vivo, así como ofreciendo checkpoints bastante generosos, incluso durante los enfrentamientos contra los jefes.

Otro de los puntos flojos que encontramos son esos enfrentamientos contra los jefes. Suelen ser una de las mejores cosas de todos los juegos, pero no es el caso de It Takes Two, es más, creemos que suponen incluso algunos de sus peores elementos. Por un lado, en estos enfrentamientos el formato de juego cambia por completo, pasando a centrarse más en la acción; algo que no termina de funcionar bien teniendo en cuenta lo imprecisos que son sus controles. Por otro lado, no siempre está claro qué debemos hacer para conseguir herir al jefe. Es cierto que el hecho de tener que encontrar soluciones sin ayuda adicional es uno de los puntos fuertes del juego, pero durante los enfrentamientos contra los jefes si fallamos morimos. Por tanto, la única solución que encontramos para superar estos enfrentamientos es centrarnos en el sistema de ensayo y error.

Sin embargo, a pesar de todos estos defectos, It Takes Two sigue estando muy bien hecho. Además de ofrecer un modo co-op que supera con creces todo lo que hemos visto antes, el doblaje es bueno, la música está bien compuesta para el tipo de experiencia y los gráficos son muy atractivos. Puede que la historia no sea digna de ningún premio de literatura, pero su enfoque de comedia romántica funciona a la perfección y, nuestro interés por ver cómo acaba el viaje de Cody y May no desaparece en ningún momento.

En definitiva, It Takes Two se ha ganado una calificación tan alta como merecida. Así que, ya sabes, no dudes en jugar a este título con alguien con quien te lleves bien, ya sea un buen amigo o un compañero de vida, ya que el hecho de tener que colaborar en esta aventura pondrá a prueba vuestra amistad y, eso sí, también la reforzará cuando logréis resolver los problemas juntos. Asimismo, otro plus es que, al poder compartir online el juego con otra persona, no tiene que ser muy difícil encontrar a alguien con quien jugar. En fin, asegúrate de hacerlo, porque este título ha fijado un nuevo estándar en lo que a cooperación en juegos se refiere, a partir del cual se valorarán otros similares en un futuro.

It Takes Two
It Takes Two
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Su dinámica cooperativa se mantiene fresca y emocionante. El enfoque que ofrece del género de comedias románticas es bastante atractivo. El doblaje es bueno y la música encaja genial.
-
Los controles no son tan precisos como nos gustaría. Derrotar a los jefes requiere mucho ensayo y error.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

It Takes TwoScore

It Takes Two

ANÁLISIS. Autor: Jonas Mäki

Hazelight está de vuelta con otra de sus fantásticas aventuras cooperativas, ¿o deberíamos decir para jugar en pareja?



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.