Español
Gamereactor
análisis
Jurassic World: Aftermath

Análisis de Jurassic World: Aftermath (Oculus Quest)

Siempre supiste que poner un pie en Isla Nublar era peligroso.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Realidad Virtual y dinosaurios pega mucho. Parque Jurásico no tiene pinta de convertirse en una realidad a corto plazo, no con criaturas resucitadas a través de ADN conservado en ámbar, pero la idea de tener un parque creíble con criaturas gigantescas dentro de una década o dos es mucho más que probable. Hasta que la tecnología VR lo permita y alguien invierta en ello, tenemos otros aperitivos como este Jurassic World: Aftermath.

Coatsink, el estudio de Kingdom: Two Crowns y el inesperado Transformers: Battlegrounds, firma este viaje a la isla Nublar dos años después del desastre en una misión casi suicida. Aftermath es una aventura en primera persona que arranca con la misión ilegal de recuperar los datos de las investigaciones genéticas que se estaban llevando a cabo en la isla, pero desde el arranque se convierte en una trama de supervivencia mezclada con tintes de drama de película de sobremesa en torno al rol de la doctora Mia Everett.

El arranque es muy prometedor. Primero, por el impacto que tiene esa presentación de este mundo salvaje con unos gráficos cel-shaded de enorme calidad. El estudio ha pasado por encima de las posibles comparaciones con los recuerdos de los espectadores gracias a este formato que, además, permite disimular y esquivar mucho mejor las imperfecciones que tienen los juegos que buscan el realismo visual en un hardware limitado como el de Oculus Quest 2. No solo es es disimulo, es que además es bonito, sobre todo en los exteriores. Lástima que el contenido sea limitado y recurra a la repetición hasta el extremo de los espacios y el mobiliario, como contaré un poco más adelante al tratar el diseño de niveles.

Segundo, porque el arranque es una secuencia mínimamente jugable, pero con estilo cinematográfico, que sirve como gran entrada a este escenario que tantas generaciones han querido visitar en persona como es Nublar. Volar en una avioneta sobre ese mundo y mirar por las ventanillas mientras te mueves de un lado a otro de la bodega es VR pura. Contemplar los pterosaurios acompañando a la aeronave como delfines es emocionante. Aunque unos segundos más tarde sean los responsables del accidente que lo desencadena todo.

Jurassic World: Aftermath

Estos minutos iniciales son un aperitivo de alto nivel de cómo va a ser la partida completa. Coger y mover objetos para lograr salir del avión y esconderse de un enorme T-Rex que ha llegado a husmear entre los restos y a llevarse algún bocadito es todo lo que hay que hacer en esta introducción tras la que solo quedáis dos personajes; la doctora y tú. Cada uno en una parte del mapa, aislados pero comunicados. A partir de aquí, ella es la voz que guía y tú las manos que ejecutan.

La partida discurre al completo en el interior del complejo, que está dividido en varias áreas. Básicamente, hay que ir siguiendo sus instrucciones para conseguir los documentos y pedir un rescate. A medio camino entre walking simulator e infiltración, en el que completar una y otra vez cinco o seis sencillísimos puzles manuales como girar una rueda o recordar una secuencia de cuatro botones y esconderse. En este videojuego ningún dinosaurio resultó herido, porque el personaje solo corre, distrae y se oculta.

Jurassic World Aftermath consiste en avanzar durante tres horas por un camino bastante predefinido, evitando que los velocirraptores te den caza. Si te ven no está todo perdido, porque hay cientos de armarios en los esconderse y mesas bajos las que atrincherarse hasta que se marche. Si te recuerda a una escena de la película vas por buen camino. La dinámica es repetitiva y los escenarios casi siempre rectos, sin duda, pero no cansa pronto. Es solo en la última zona la que se vuelve pesada porque hay que pasar más tiempo oculto que en movimiento y cuesta darle la espalda al dinosaurio.

Jurassic World: Aftermath

Que con más variedad hubiera sido un juego mucho mejor queda demostrado con el único giro de gameplay que hay en toda la partida. En un momento determinado hay que entrar en una zona oscura, iluminada solo con una linterna. No hay velocirraptores en este escenario, pero sí un pequeño dilofosaurio (al estilo Jurassic World, es decir, con su cuello aleteado y veneno) que incomoda con sus escupitajos y sus apariciones por cualquier parte. Que solo haya dos tipos de enemigos en toda la partida es muy difícil de llevar.

Por tanto, son tres horas monotema. Podría ser terrible, pero se sostiene bastante bien gracias a la trama y a cómo la lleva la experimentadísima Laura Bailey, una voz muy conocida entre los seguidores del animé doblado al inglés de Estados Unidos. Su personaje es esta historia en presente y en pasado. Una que, por cierto, no termina, pues este es solo el primer capítulo de una serie que no se sabe cuánto durará, pero que bien podría cerrar en dos con el mapa de juego presente. El suspense final es estupendo.

Jurassic World: Aftermath

Jurassic World Aftermath tiene todos los ingredientes para ser un juego de aventuras y terror en VR para todos los públicos, pues hay cierto terror y susto, pero no es demasiado. Además, los controles y movimientos responden muy bien en todo momento, excepto por la falta de una solución más elegante cuando te mueves físicamente estando el personaje escondido. Se echa en falta sistema de desplazamiento por fleja, pues solo ofrece caminar de forma continua y eso sigue mareando a algunas personas, pero como va bien fluido incomoda muy poco y se puede justificar en que así es como se aprecia la infiltración de verdad.

Esta breve visita a Parque Jurásico tiene puntos muy buenos y es muy agradecida, pero con solo dos tipos de enemigos al final la monotonía le pasa factura. Llegará la segunda parte, veremos si lo arregla.

Jurassic World: Aftermath
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Preciosa representación de Isla Nublar en cel-shaded. Una historia entretenida y bien interpretada. Su cinematografía.
-
Gameplay repetitivo. Rutas lineales.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.