Español
Gamereactor
avances
Jurassic World Evolution

Jurassic World Evolution - impresiones

Hemos visitado los estudios Universal en Los Ángeles para poder probar Jurassic World Evolution.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Recientemente nos invitaron a Los Ángeles para probar Jurassic World Evolution, un juego de simulación y gestión económica (también llamados por su nombre en inglés tycoon) que está desarrollando por Frontier Developments. Durante esta prueba, dejamos que los desarrolladores nos guiasen por el juego mientras teníamos el ojo puesto en su aspecto y lo que transmitía. Teniendo en cuenta que al juego aún le quedan unos meses de trabajo, estas son nuestras impresiones hasta el momento.

Jurassic World Evolution tiene una disposición en pantalla global, parecida a la de juegos de simulación anteriores hechos por Frontier, como puede ser la serie RollerCoaster Tycoon. Es básica su interfaz de usuario, en la que se mostrarán eventos especiales, investigaciones genéticas, excavaciones de dónde se extrae el ADN de los dinosaurios y otros elementos que conforman nuestro plan a largo plazo, todo esto en la parte superior. En la parte izquierda, tendremos una lista de opciones como la vista del mapa, la infraestructura, la construcción de edificios, las herramientas para el paisaje y la incubación de nuevos dinosaurios. En la parte inferior podremos comprobar los fondos y más información que nos podrá ser útil para saber que tal está yendo el parque. No tuvimos mayores problemas a la hora de navegar por los menús y submenús, ya que eran muy intuitivos, por lo que este apartado funciona bien. Los controles son fáciles de dominar y nada extraños, disponemos de muchas opciones de cámara, como hacer zoom, rotarla o fijarla en un dinosaurio individual para ver el parque desde cerca. Los controles en consola también funcionan como deberían con menús fácilmente accesibles con los botones del mando.

El juego comienza con una pequeña historia del Dr. Ian Malcolm (con la voz de Jeff Goldblum) a quien conocemos de la primera y tercera película de Jurassic Park. Malcolm tomará el papel de narrador y de voz de nuestra conciencia, advirtiéndonos de los peligros de llevar la investigación genética demasiado lejos. La historia no llegó a avanzar mucho durante nuestra corta sesión de juego y puede ser que por eso no nos pareció especialmente memorable. Varios personajes ofrecen contratos por los que recibiremos fondos si los completamos, lo cual nos invitará a avanzar en nuestras investigaciones y llevará la historia adelante. Nuestra prueba nos llevó a la primera isla del juego (y la más fácil), conocida como Isla Matanceros, una de las cinco que conforman el ficticio Archipiélago Muerte. Esperábamos tener toda a la isla a nuestra disposición, por lo que fue algo decepcionante descubrir que solo podíamos construir en una parte del terreno, ya que había montañas bloqueando los límites del mapa.

Jurassic World Evolution

Sabiendo que no teníamos todo el tiempo del mundo, obviamente queríamos ver dinosaurios lo antes posible. Primero, incubamos y liberamos un pequeño herbívoro de dos patas. Aquí se ve esa sensación de estar en "Jurassic Park" y se muestra la atención al detalle en los movimientos realistas y las texturas de los dinosaurios. Los dinosaurios son muy parecidos a los de las películas y podemos seguirlos mientras se mueven y se alimentan. Aun así, en general los gráficos del juego hasta el momento no son muy espectaculares. Los edificios, el entorno y los dinosaurios estaban muy trabajados, pero si que nos pareció que un juego sobre dinosaurios en 2008 debería dejarnos las bocas más abiertas al ver los gráficos. Por otro lado, el juego parece muy estable y sólido desde un punto de vista técnico. Durante el tiempo que estuvimos jugando todo fue como la seda. Esto probablemente tenga que ver con el motor Cobra que Frontier ha estado desarrollando y mejorando durante las últimas dos décadas.

Cada dinosaurio que incubamos se libera de un criadero, y el momento en el que sale a la jungla es épico.

Con la ayuda de los desarrolladores, construimos los edificios necesarios para conseguir el ADN de las excavaciones, con el menú superior, y así pudimos incubar nuestro primer Triceratops en las instalaciones de investigación. El momento de liberarlo fue todavía más épico esta vez, pero con el segundo Triceratops ya nos saltamos la cinemática. Nos dimos cuenta de que ver a los dinosaurios no es solo divertido, sino que también es esencial observarlos de cerca a la hora de dirigir el parque (tal y como pasaba en Zoo Tycoon, por ejemplo). Los dinosaurios necesitan alimento, tienen necesidades sociales y uno de nuestros dinosaurios enfermó muy pronto. Aunque la pobre criatura solo tenía un resfriado, hay enfermedades más graves que pueden ser un riesgo si no invertimos lo suficiente en investigación. Para curar a nuestro Triceratops, tuvimos que construir una estación de guardaparques.

Los guardaparques son uno de los elementos que Frontier ha decidido añadir al juego para permitir la interacción con nuestro parque y sus habitantes: tomamos el control de nuestro equipo de guardas en un jeep y fuimos al recinto. Obviamente, lo primero que intentamos fue atropellar a algunos visitantes, pero ya lo habían previsto y estaba deshabilitado. Desde lo alto del jeep, disparamos el antídoto al Triceratops y volvió a estar como nuevo. Más adelante, se nos da acceso a un helicóptero desde el que podremos sedar o curar a nuestros animales desde las alturas. También podemos sacar fotos desde su punto de visa, un pequeño extra.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Jurassic World EvolutionJurassic World Evolution

A partir de ahí nos dedicamos a construir más edificios, incluyendo un puesto de comida rápida para nuestros visitantes y una central eléctrica adicional, siempre teniendo en cuenta que estos edificios necesitan acceso a la red eléctrica y a la de carreteras. Después de un rato, nos dimos cuenta de que llevábamos bastante tiempo construyendo e investigando sin preocuparnos por el dinero. Nos pareció que, al menos hasta ese punto, el juego era bastante fácil: el dinero seguía llegando gracias a los contratos que íbamos completando y los visitantes no necesitaban demasiada atención. Esperamos que la dificultad vaya aumentando cuando el parque sea más grande y tengamos que lidiar con problemas mayores como huracanes, dinosaurios a la fuga o la subida de los costes. Además, Frontier ya tiene experiencia con este tipo de juegos, con lo cual esto nos hace confiar aún más en ellos. Durante las entrevistas, también nos revelaron que el sistema de popularidad de los dinosaurios y del parque tiene mucha profundidad.

Los desarrolladores nos explicaron que los dinosaurios se vuelven más interesantes para el público si tienen alguna alteración genética, como en la textura de la piel, o cuando se hacen más conocidos por comerse a otros dinosaurios. La parte negativa de alterar el ADN es que los dinosaurios no estarán tan sanos y habrá más riesgo de que la incubación fracase. Cuanto más grande sea el dinosaurio, más gente querrá verlo, pero también costará una fortuna. Además, como se coman a tu dinosaurio estrella o muera por alguna enfermedad, el parque va a tener que abrocharse el cinturón. Nosotros no tuvimos que pasar por tanto estrés cuando lo probamos, pero por lo que jugamos y por lo que nos dijeron los desarrolladores, tiene pinta que el juego puede llegar a ser una auténtico reto en fases más tardías.

Jurassic World EvolutionJurassic World Evolution

Como el tiempo era limitado, decidimos reunir como fuera suficiente ADN como para incubar a un gran carnívoro, el Ceratosaurio. Para conseguirlo, el proceso fue algo repetitivo: teníamos que enviar expediciones, esperar a que regresaran, investigar la genética, volver a mandar las expediciones y así sucesivamente. Cuando nuestro gran depredador por fin salió del criadero era tan fiero y tan real como el T-Rex de las películas. Los dinosaurios ocupan su tiempo con distintas actividades: explorar, comer cuando tienen hambre, saciar sus necesidades sociales e interactuar con otros dinosaurios. Cuando creamos el parque, podemos construir distintos recintos con varios tipos de vallas para separar a los distintos tipos de dinosaurios, parecido a construir distintas atracciones en Rollercoaster Tycoon. Para poder ver como interactúan los dinosaurios entre sí, juntamos a todos en las instalaciones de incubación. Nuestros Triceratops habían tenido un pequeño enfrentamiento anteriormente y había llegado la hora de la gran batalla entre uno de los ellos y el Ceratosaurio. Todos los dinosaurios tienen puntos de vida y estadísticas de ataque y defensa, que serán lo que decida el resultado de la pelea. Esta vez, decidimos orquestrar esta batalla, pero en otras ocasiones es posible que no queramos que nuestro herbívoro estrella, que tanto nos costó y tanto público atrae, acabe siendo la cena de otro dinosaurio.

El Ceratosaurio acabó ganando la batalla y como no nos quedaba mucho tiempo, quisimos ver si aún le quedaba apetito para algún humano. Incluso aunque hagas desaparecer los muros, los dinosaurios no atacarán directamente a los visitantes. Nuestro carnívoro no tenía suficiente hambre y se quedó vagando por el bosque, pero sí que en los últimos segundos de la partida por fin llegó a matar a alguno de los visitantes de un pisotón. Esto sirvió para remarcar que el comportamiento de los dinosaurios es complejo, lo cual de la un punto de realismo y de incertidumbre a la experiencia.

Nuestra prueba nos dejó con muchas ganas de que salga Jurassic World Evolution, el 12 de junio de 2018. Tiene muchas cosas diferentes que ir probando mientras vamos creando nuestro propio Parque Jurásico. Podremos jugarlo en PC, Xbox One y PlayStation 4.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Jurassic World EvolutionJurassic World EvolutionJurassic World Evolution

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.