Español
avances
Kingdom Hearts: Melody of Memory

Kingdom Hearts: Melody of Memory - a ritmo de impresiones

A la estela de Theatrhythm Final Fantasy nace esta aventura musical que lo tiene todo para triunfar.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Exageré bastante cuando vi Kingdom Hearts: Melody of Memory por primera vez, encabezando un Nintendo Direct. Porque parecía poco más que una pantalla de bonus del juego principal un tanto retocada. Pero, eso sí, distribuida como juego completo, con su precio de 60 euros. ¡Qué error el mío! Si ya la información y los tráilers que Square Enix fue lanzando después me quitaron la razón, haberlo jugado me ha hecho cambiar de opinión por completo.

¿Qué es KH: Melody of Memory? Su nombre habla de música pero esta serie es de acción y aventuras. Lo tiene todo mezclado, pues es una celebración de la extensa banda sonora que ha reunido Kingdom Hearts en sus 18 años de historia, aplicadas al combate rítimo como ya Theatrhythm Final Fantasy enseñó a hacer. Contiene 140 pistas a través de las que jugar, en tres modos de juego y tres niveles de dificultad. Se coloca como la 14º entrega de esta historia, y no debe ser excluida porque hasta tiene su parte de trama que se ubica justo al acabar Kingdom Hearts III - Re:Mind.

Kingdom Hearts: Melody of Memory

En la demo a la que Square Enix nos dio acceso (la misma que vosotros podéis jugar desde el jueves 15 de octubre), solo había cuatro pistas en las que probar suerte: Welcome to Wonderland y Hand in Hand de Kingdom Hearts, y The Rustling Forest y Wave of Darkness de KH: Birth By Sleep. Tampoco se podía explorar más allá del modo libre, en el que eliges una canción, la completas y se acabó. Pero el menú sí dejaba ver que es un juego hecho para fans, con un Museo, un modo World Tour y otro Batalla vs. Así que estas líneas solo hacen referencia a un cachito de lo que tocará evaluar en noviembre.

Tras escoger una cambio, me puse a los mandos de trío habitual que forman Sora, Donald y Goofy. La presentación es un escenario con forma de pista musical que corre hacia adelante sobre la que van avanzando linealmente golpean a sus enemigos con sus movimientos habituales. Lo que cambia es cómo ejecutas tú esos comandos, pues no es a través de las combinaciones de botones habituales, sino pulsando con precisión los botones que te pide la pista sobre la que están: es decir, a lo Guitar Hero para que se entienda mejor. Cuanto más acertado estés más puntos recibes y más subes en el ranking final, pero si fallas y te abalanzas sobre los malos a destiempo, pierdes un poco de vida y puedes llegar a morir, es decir, a vete obligado a reiniciar.

Kingdom Hearts: Melody of Memory

Esa es la explicación simple, pero el estudio se lo ha currado bastante más y no se trata de un 'Kingdom Hero' plano. Antes de que acaba la música hay que desplegar unos cuantos trucos extra. Por ejemplo, algunos enemigos disparan proyectiles que hay que esquivar antes de pasar a la ofensiva en una especie de combo aéreo. También hay que estar alerta a ítems del propio escenario que van más relacionados con la propia melodía, con las orbes y las notas musicales. Pero es que, por otro lado, hay otros enemigos que vienen a por ti y hay que repelerlos con otros botones distinto (A, LB o RB en una Xbox).

Kingdom Hearts: Melody of Memory exige tener unos dedos ágiles y bien memorizado el mapeado de botones o la secuencia de colores. Es bastante complejo, más de lo que se podría esperar de un juego Disney, porque requiere memoria, concentración y reflejos. Pero la parte positiva es que también es fácil cogerle el tranquillo a base de repetir una y otra vez cada tema. En realidad, en el nivel de dificultad Principiante no hay trato problema, pero en cuanto subes al siguiente se empieza a poner serio. Las dos primeras canciones son sencillas, pero las dos últimas las han metido para que la gente que pruebe la demo vea lo que da de sí el título.

Kingdom Hearts: Melody of Memory

También hay tres estilos entre los que escoger, que son Básico, Un botón y Actuación. El primero es el formato estándar, como se lo imaginan quienes han jugado a videojuegos rítmicos antes, mientras que Un botón es una experiencia simplificada con menos inputs de los que preocuparse. El tercero es justo lo contrario, pues añade más movimientos a completar. No hay que confundir esto con los niveles de dificultad, pues son conceptos distintos y complementarios, así que quien busque hacerse un lío con los dedos, que vaya a por todas combinando los dos máximos. Confieso que no llegué a terminar ni el primer cuarto del nivel. La conclusión que hay que sacar es que hay alternativas para todos los públicos y entre todas van formando una cascada que, supongo, debe hacer la progresión muy llevadera.

Quién soy yo para poner en duda el derecho a existir de Kindgom Hearts: Melody of Memory por un solo tráiler. Una demo y unas cuantas explicaciones de Square Enix han servido para demostrar que esto es una aventura musical con mucho peso, y eso que solo hemos visto el cómo se juega. Los tráilers insinúan que el modo historia va a ser interesante, y con esta complejidad de gameplay seguro que la batalla final es una odisea digna de afrontar. Los sabremos a partir del 13 de noviembre, que es cuando se estrena en Nintendo Switch, PS4, PC y Xbox One.

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.