Español
avances
Kirby: Planet Robobot

Kirby: Planet Robobot - impresiones

La primera partida deja claro que es una apuesta muy fuerte por el 3D sobre las bases de Triple Deluxe.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Kirby está cansado de transformarse. Está harto de que siempre tenga que ser él quien sacrifique su cuerpo para salvar al mundo, de pasar por tantas y tantas mutaciones a lo largo del día por tan solo un puñado de estrellas. Por eso, para el nuevo videojuego que está a punto de protagonizar, ha decidido delegar en la tecnología, como hacemos todos.

Nosotros hemos tenido la ocasión de probarlo durante una hora para sacar la esencia de esta nueva propuesta y transmitírosla en unas breves impresiones. Porque quien se ponga a jugar de buenas a primeras se sorprenderá al encontrarse unos entornos tan cambiados con los mismo personajes de siempre.

Realmente la historia de Kirby: Planet Robobot, el nuevo plataformas de HAL Laboratories para Nintendo 3DS, no tiene absolutamente nada que ver con esto que estoy contando. Lo que ha ocurrido es que una nave gigante ha llegado a la estrella-planeta Pop y lo ha convertido todo en un mundo metálico y eléctrico, una especie de steampunk diseñado por Agatha Ruíz de la Prada en el que hay multitud de puertas, mecanismos, tornillos y pasarlas móviles.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Esa invasión se cuenta con un pequeño vídeo inicial, musicalizado pero sin voces, en el que se cómo una civilización industrializada invade todo a su paso. Una producción animada de alta calidad que ya deja ver cuál va a ser uno de los puntos fuertes de este título: su apartado gráfico orientado a las tres dimensiones. Nada de vídeos producidos por el motor del juego en todo lo que hemos podido ver, aunque sí un intento por mantener una uniformidad en el estilo que a priori podría escapársele en movimiento a la portátil.

La primera escena de la primera pantalla es ya toda una declaración de intenciones porque el pequeño Kirby está en lo alto de una escalinata creada a partir del terreno y algunas tuberías. Aunque es un plataformas 2,5D lateral, la cámara lo enfoca en un ángulo algo diagonal para que se aprecie bien el trabajo volumétrico del escenario principal y las capas de profundidad que lo envuelven. Tan solo unos pasos más adelante en esa pantalla inicial comienzan a aparecer algunos enemigos que están fuera de ese primer plano, ya sea por delante o por detrás, pero teóricamente inalcanzables.

En unas ocasiones será así, pero en otras no, porque el diseño de niveles de este Kirby: Planet Robobot también ha tomado muy en consideración el 3D. Por aquí y por allá van apareciendo estrellas a las que desplazan al personaje a una plataforma que está en otra línea de profundidad para que siga por ella su ruta. Es un recurso que ya hemos visto en Kirby Triple Deluxe y en multitud de títulos para la portátil, por ejemplo en Mutant Mudds, pero que aquí parece que va a tener mucho más protagonismo.

No hay grandes cambios en las mecánicas básicas de este juego, de ritmo pausado y escasa verticalidad, pero sí se aprecia un intento por incluir más puzles y menos saltos y combates a partir de este tipo de pantallas. Como un paseo por unos vagones de tren en los que hay que escoger bien con qué estrellas moverse de acá para allá si no se quieren pasar por alto algunos de los cibercubos que hay escondidos por las pantallas, el coleccionable principal de esta aventura. El otro son pegatinas con las que decorar al Robobot.

Kirby: Planet Robobot

Porque había parte de verdad en aquella historia inventada del principio. Kirby sabe cómo robar la maquinaria de sus enemigos y además tiene la capacidad de impregnarlo de algunas de sus habilidades. El Robobot se mueve más rápido, planea un poco menos y tiene más de una quincena de tranformaciones que además de para atacar sirven para abrir algunos caminos secretos. Un arsenal que haría las delicias del Dr. Robotnik en sus batallas contra Sonic.

El Robobot es el complemento ideal para este mundo eléctrico y mecánico, imprescindible para poder resolver algunos puzles. Puede desenroscar tornillos, hacer girar plataformas para cambiar parcialmente el terreno e incluso producir corriente eléctrica con la que activar alguna puerta. Pronto, en la cuarta pantalla, os encontraréis con un sencillo puzle en el que hay que coger un cubo gigante e ir colocándolo en diferentes puntos para que vaya pasando la corriente.

¿Y qué ocurre con la batalla? Este es el aspecto que menos ha cambiado respecto a los títulos anteriores. En las cinco pantallas del primer mundo nos hemos encontrado ya con una docena de transformaciones, la mayoría de ellas clásicas y una nueva. Kirby ahora se puede transformar en doctor y lanzar píldoras explosivas. Con cualquier absorción puede hacer un ataque normal, otro más fuerte cargado, uno lanzándose y otro aéreo. Aunque por lo que hemos podido ver no hay que esforzarse demasiado y la barra de vida es más que suficiente para ir a lo loco.

Kirby: Planet Robobot
Kirby: Planet RobobotKirby: Planet RobobotKirby: Planet Robobot

El quinto nivel de este primer mundo está protegido por el primer gran jefe, un árbol con muy mala leche. Es una batalla bastante larga para un plataformas de Nintendo que pasa por tres lugares distintos, en los que incluso se cambia de una perspectiva lateral clásica a un entorno tridimensional cerrado en circunferencia como los que introdujo Super Mario Galaxy. Es sencillo de superar, pero alegra gratamente comprobar lo elaborado que está su patrón de comportamiento.

Si tuviera que quedarme con un elemento sorprendente de esta primera impresión sería su apartado gráfico en general. Porque es obvio el reclicaje de elementos de Kirby Triple Deluxe pero el juego en su conjunto transmite una sensación más sólida, más compacta y más pulida. Sin embargo, esta versión casi final lo paga en ocasiones al activar el modo 3D al máximo con una caída de la tasa de refresco.

El primer contacto con Kirby: Planet Robobot sirve para sacar algunas conclusiones sobre el trabajo de HAL y cuál es su apuesta principal. Entre la profundidad y el Robobot van a tener que sostener el peso del nuevo título. Además hay al menos dos modos de juego alternativos, uno de ellos de caza de monstruos en multijugador para hasta cuatro personas y otro para sacar aun más partido al 3D ¿Serán suficientes como para justificar esta entrega tan cercana a la anterior?

Kirby: Planet Robobot
Kirby: Planet Robobot

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado

Kirby: Planet RobobotScore

Kirby: Planet Robobot

ANÁLISIS. Autor: Sergio Figueroa

Kirby: Triple Deluxe dejó una gran base que ahora se aprovecha de nuevo. ¿Son suficiente esas vueltas de tuerca para que sepa a nuevo?



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.