Español
Gamereactor
análisis
Lego Marvel Vengadores

Análisis de Lego Marvel Vengadores

En lugar de unirlos, los hemos montado juntos por piezas: probamos la enésima adaptación desternillante de TT Games.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

De película a videojuego. Esta transición parece bastante complicada de hacer en condiciones. Incluso cuando el film está realmente bien y se presta mucho a una versión jugable, no suele ocurrir que el videojuego replique su calidad. Esto ha ocurrido a muchos personajes queridos como Harry Potter, o a pelis tan bien hechas como Avatar. Pero el estudio TT Games encontró la gallina de los huevos de oro y ha ido puliendo una fórmula a prueba de balas para convertir el cine en juegos, apoyándose en las piezas y muñecos de Lego y su peculiar sentido del humor absurdo. Crítica y (sobre todo) público han recibido con entusiasmo sus adaptaciones de Indiana Jones, El Señor de los Anillos o Star Wars entre muchos otros. En ocasiones, los juegos han contado las escenas más populares de las películas a su manera, y en otras (como por ejemplo Batman) han optado por ir a su bola.

En el anterior juego con esta licencia -Marvel Super Heroes, de 2013- TT Games se inventó su propia historia ambientada en el universo de cómic y películas. Así pudieron contar algo distinto con su toque personal, y por lo tanto consiguieron una caricatura divertida e ingeniosa del universo. La forma en que interpretan un universo o una trama entre distintos personajes es una de las bazas de los videojuegos de Lego, y con esas caricaturas ofrecen un ángulo algo diferente al habitual. En esta ocasión, los desarrolladores han optado por ceñirse a lo que pasa en el cine.

En este juego la historia se basa principalmente en Los Vengadores y la 'secuela' La Era de Ultrón. Luego, para completar la oferta y atender mejor a todos los personajes, el estudio no se ha limitado a seguir al pie de la letra estos dos filmes, sino que sus tramas las intercala con, por ejemplo, 'flashbacks' o 'flashforwards' de otras pelis como Iron Man 3, Capitán América: El Primer Vengador, Thor: El Mundo Oscuro y Capitán América: Soldado de Invierno. Es cierto que así se consigue una perspectiva fresca, pero por desgracia en ocasiones parece que la historia va demasiado rápido. Es como si estuviéramos saltando de una escena muy grande e importante a otra de igual relevancia, y han apretujado demasiados acontecimientos en un espacio muy pequeño. Así, hay pocos momentos en la partida en los que puedas frenar un poco y asumir lo que está pasando. Por supuesto que los más pequeños de la casa, público objetivo principal de los juegos de Lego, prefieren la acción y las historias que van a toda pastilla, pero ellos también disfrutan entendiendo cuál es el objetivo principal, parándose en algunas actividades o descubriendo por qué un personaje actúa de cierto modo.

Otra forma en la que TT Games se ha atado irremediablemente a los filmes es al emplear los clips de audio sacados directamente de las películas en lugar de grabar nuevas voces para el juego. Ya conocemos bastante bien a los héroes a estas alturas, por lo que la idea de usar los mismos diálogos que en las películas pero en los labios dibujados de los personajes de Lego parece todo un acierto, ¿verdad? Así escuchamos voces y citas familiares para que la experiencia sea más auténtica, ¿no es cierto? Pues no, por desgracia no es así. El audio de fondo que se reproduce junto a las voces de las películas no se ha mezclado adecuadamente con los sonidos del propio juego, lo que provoca que las voces no siempre encajen como deben. Por lo tanto, algunas conversaciones quedan realmente raras, y en varias ocasiones incluso han reutilizado los mismos clips de audio. Asimismo, al aprovechar estas grabaciones originales TT Games también se lo ha puesto mucho más difícil para intentar conseguir el mismo sentido del humor que es su seña de identidad. Lo intentan salvar mediante humor gráfico, pero no es lo mismo (al menos no es lo mismo desde que los personajes de Lego hablan, que no siempre fue así).

Dicho esto, al igual que el humor es una seña de identidad de los juegos de Lego, también lo es su modo cooperativo accesible y sencillo. Por suerte, en esta ocasión es igual de fácil entrar y salir de la partida para jugar codo con codo con un amigo o familiar. Pero también aquí tenemos un 'pero'. Como TT Games se ha centrado tanto en las escenas e historias de las películas en esta ocasión, las batallas épicas conforman una gran parte del juego. Esto tiene algunas consecuencias desafortunadas para jugar a dobles. En varias ocasiones durante la partida, cuando llegamos a una batalla contra un jefe, sólo uno de los jugadores podía luchar contra el malo, mientras que el otro quedaba relegado a una aeronave para dar vueltas sin sentido, disparando a los enemigos sin ton ni son. Por lo tanto, uno de los jugadores se siente completamente inútil en estas situaciones, y ya nos imaginamos la cara que se le quedará al "jugador 2" mientras sólo su compi se lo pase bien. Aunque nos intercambiamos los papeles a mitad de la batalla, sigue significando que cada jugador sólo juega la mitad del combate, y eso en los tiempos que corren es bastante pobre.

Diálogos, humor propio, batallas co-op contra jefes... pero no encontramos fallos en todos los apartados. Anteriormente, una pelea en un juego de Lego implicaba aporrear el botón hasta que te doliera el pulgar o hasta que todos los enemigos quedaran reducidos a montoncitos de piezas de plástico en el suelo. Ahora, sin embargo, han intentado renovar esta mecánica, y es posible ejecutar un ataque especial si clavas unos comandos cuando aparece un icono sobre la cabeza del enemigo. El margen de actuación es muy generoso, por lo que la probabilidad de hacer la combinación de botones correcta es bastante alta. Y aún más divertido es el ataque combinado entre dos personajes, lo que además aporta vidilla a los combates.

Como otro acierto, TT Games también ha creado un amplio abanico de personajes jugables. Vale, faltan algunos rostros familiares (se nos ocurren Spider-Man o algunos X-Men como Mística, Magneto o Lobezno) que no están incluidos en la plantilla de 200 héroes. Pero el estudio consigue compensar estas ausencias -que se deben principalmente a tema de licencias- haciendo un muy buen trabajo con los personajes incluidos. Por un lado saben referenciar y homenajear el trasfondo de los muñecos; no hay una única versión de los héroes principales, sino que también es posible, por ejemplo, jugar como la versión de Jane Foster de Thor, Sam Wilson de Capitán América o Kate Bishop como Ojo de Halcón. Además, te puedes coger a los personajes en las versiones de Los Vengadores o Los Vengadores: La Era de Ultrón. Y otra forma de honrar al plantel es la forma en que capturan sus puntos fuertes y sus personalidades en el campo de batalla. Es todo un gustazo ver al Capitán América usando su escudo de distintas formas en combate, y también es increíblemente satisfactorio abrirte paso a tortazos entre los enemigos con los descomunales puños de Hulk, o disparar los láseres de Iron Man mientras sobrevuela el escenario. Así que no sólo es cuestión de cantidad, sino también del placer que reporta cada héroe.

Como ocurre en otros juegos de Lego, aunque al principio de la partida debes ir siguiendo la historia, al final también desbloqueas el juego libre y puedes pasearte por todas las zonas. Las áreas de 'hub' o interconexión están ambientadas en lugares como Asgard, Washington DC o Manhattan, y vienen repletas de puzles por resolver, personajes por desbloquear, misiones secundarias por completar y coleccionables por recolectar. Este concepto no es nuevo en la serie, pero en esta ocasión aparece dividido en muchas zonas diferentes con sus propias características. Y la verdad es que, a la larga, es mucho más divertido poder cambiar de distribuidor en lugar de tener que conformarse con el mismo todo el rato. Y no pudimos evitar la risa cuando paramos un coche, nos subimos en el asiento del piloto y lo robamos en medio de las calles de la Gran Manzana. Reconocemos que el coche casi no se podía controlar, pero también supone una experiencia al estilo GTA mucho más sobria (cambiando los charcos de sangre por algún gruñido de los peatones cuando se intentan recuperar del atropello).

Como habrás notado, después de jugar a Lego Marvel Vengadores durante bastantes horas nos hemos quedado con sensaciones encontradas. Por un lado echamos de menos el espíritu que encontramos en las recientes entregas de TT Games (ese humor socarrón y las distintas perspectivas de los universos vistas a través del prisma Lego). No decimos que no te puedas echar unas risas, simplemente que los chistes, las bromas y las tonterías se presentan de otro modo. Pensamos que en esta ocasión TT Games se ha atado demasiado corto a la trama argumental del cine, y que además han llenado el juego con demasiados acontecimientos. Por otro lado, también aplaudimos que el estudio siga probando cosas nuevas en una serie tan fructífera, en este caso mediante los combos de equipo en las peleas. Lego Marvel Vengadores sigue siendo un buen juego pese a sus flaquezas, y tiene, como siempre, muchísimo contenido por ofrecer. Por tanto, sigue siendo indispensable para fans de Lego (o de Los Vengadores, en este caso).

Lego Marvel VengadoresLego Marvel VengadoresLego Marvel Vengadores
Lego Marvel VengadoresLego Marvel VengadoresLego Marvel VengadoresLego Marvel Vengadores
Lego Marvel VengadoresLego Marvel VengadoresLego Marvel VengadoresLego Marvel Vengadores
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Buena selección de zonas distribuidoras de mundo abierto. Los personajes están muy bien hechos, con buen trasfondo y mecánicas divertidas. Novedades como los combos cooperativos.
-
Mal uso de las voces originales. No es el mismo humor genial de Lego. El sistema de juego a dobles deja fuera a un jugador a veces. Historia apretujada y con prisas.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Lego Marvel VengadoresScore

Lego Marvel Vengadores

ANÁLISIS. Autor: Katrine Baumgardt

En lugar de unirlos, los hemos montado juntos por piezas: probamos la enésima adaptación desternillante de TT Games.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.