Español
avances
Crash Bandicoot 4: It's About Time

Lo bueno y lo malo de Crash Bandicoot 4 - impresiones

Toys for Bob ha traído al fin de vuelta a Crash y, tras haber jugado 3 tres niveles, estamos gratamente sorprendidos a la vez que preocupados.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Crash Bandicoot 4: It's About Time pintaba y sonaba genial cuando se anunció oficialmente hace un mes y lo conocimos "a puerta cerrada", pero lo más importante de un juego de plataformas como este es la jugabilidad, por lo que no me hice muchas ilusiones entonces. Sin embargo, los desarrolladores lograron captar mi atención al anunciar que esta aventura de viajes en el tiempo sí que es una secuela del Crash Bandicoot 3, además de haber mejorado el preciso plataformeo que caracteriza a esta saga mundialmente conocida, hacer los niveles más variados y por lo general, cambios bastante significativos.

Afortunadamente, Activision y Toys for Bob han invitado a Gamereactor a probar tres niveles, por lo que aquí os traigo mis impresiones.

Tiene estilo

Lo que quedó claro desde el primer momento, incluso en el tráiler, es el nuevo estilo visual. Creo que luce genial en el tráiler y que en la práctica es aún mejor. Ya sea que estés explorando la aldea pesquera nevada de la 11ª dimensión repleta de zombis o que estés siendo perseguido por un dinosaurio en la colorida dimensión de Egipto, todo resalta y se ve muy guay. Muchos juegos han intentado tomar inspiración de la estética de los Looney Toones, pero pocos lo han conseguido al nivel que lo ha hecho este título. Cada mundo está lleno de detalles ridículos y las expresiones faciales de Crash están perfectamente exageradas. Los enemigos son tan amables que perecen de formas divertidas, lo que debería hacer que los jugadores más jóvenes pasen por alto que éstos acaban de achicharrarse en la lava. La música de Walter Mair da muy buen resultado resaltando dónde te encuentras y lo que estás experimentando en cada momento. La saga Crash siempre ha tenido mucha personalidad, pero It's About Time lo lleva a otro nivel.

Crash Bandicoot 4: It's About Time

Variado e interesante

Hablando de los niveles. Aunque la esencia de su diseño es la de los Crash clásicos, los tres niveles que he tenido oportunidad de probar en Crash Bandicoot 4 me han hecho ver cómo el nuevo hardware puede mejorar aún más esta fórmula. Permite que sean más grandes, más elaborados y cada vez más variados. Pongo Dino Dash como ejemplo: el nivel comienza con la perspectiva de la espalda de Crash, pero enseguida pasamos a jugar un plataformeo en 2D para terminar cambiando a la clásica cámara de persecución en la que corres hacia la pantalla huyendo de un T-Rex que quiere hincarte el diente. Cambiar las perspectivas es una manera genial de mantener la frescura de los niveles, pero nada en comparación a los cambios en el sistema de juego.

Crash y Coco

Durante su ausencia, el emblemático dúo no sólo ha aprendido a deslizarse por barandillas y trepar por enredaderas. También han aprendido a usar otro tipo de máscaras, y las dos que yo probé eran muy interesantes. Kupuna-Wa, también conocido como la máscara del tiempo, te permite ralentizar el tiempo, algo que viene muy bien si tienes que saltar un abismo entre plataformas de hielo que se están cayendo, tocar una caja Nitro sin hacerse pedazos o conseguir cajas especiales que se desvanecen poco después de activar algo en otro lugar. Por otro lado, Lani-Loli es una máscara que te permite hacer aparecer y desaparecer ciertos objetos para, o bien quitar obstáculos o bien añadir algo que te pueda ayudar, como una caja. Estas máscaras no tienen límite de tiempo como ocurre con Aku Aku. En cambio, están disponibles en partes específicas de los niveles, dándote la oportunidad de probarlas y tal vez usarlas para encontrar cajas escondidas y áreas secretas. Pero espera, aún hay más.

Crash Bandicoot 4: It's About Time

La venganza del chiflado

También pude jugar con Neo Cortex, y he de decir que sus desafíos eran muy diferentes a los que afrontan los Bandicoots. Como no eres capaz de hacer un doble salto te ves obligado a realizar un dash para superar los abismos y cosas por el estilo. Esto me puso de los nervios al principio porque el movimiento era muy rápido y no sabía cómo de lejos llegaba, pero no tardé mucho en acostumbrarme. Lo mismo ocurre cuando usas su pistola de rayos para transformar a los enemigos en bloques sólidos o gelatinosos, aunque he de reconocer que funciona exactamente cómo esperaba y premia la creatividad. Por ejemplo, en una zona donde hay unos pájaros vigilando, vas a necesitar transformar uno de ellos en un sólido aunque levitante bloque, con el que puedes cruzar al otro lado. Por otra parte, si los conviertes en uno gelatinoso puedes rebotar en ellos y llegar a zonas donde hay gemas y cajas escondidas. Con suerte, el resto del juego incluirá más cosas como esta pero en mayor medida.

El tiempo no espera a ningún marsupial

Sin embargo, no todas las cosas nuevas han sido buenas como yo esperaba. Empecemos con lo quisquilloso. Aunque sonaba muy bien jugar como Neo Cortex y descubrir por qué ocurrían algunas de las cosas de los niveles en los que llevas a los Bandicoots, las diferentes tomas de Snow Way Out dejan mucho que desear. La versión de Neo es mucho más corta y luego resulta que cambias de nuevo a Crash cuando las acciones de Neo empiezan a tener consecuencias. Esto supone jugar la última parte de un nivel que ya nos hemos pasado antes con Coco o Crash pero con algunos nuevos obstáculos. Primer problema, ¿por qué cambias así las perspectivas para hacerme superar un nivel que ya he jugado antes? Y segundo, ¿cómo es posible que haya diferentes obstáculos y pequeñas modificaciones para un mismo nivel si nos encontramos en la misma línea temporal? Sin duda, haces que la fase transmita algo un poco diferente, pero sigue siendo muy similar y lioso, especialmente si eres como yo, de los que dedican mucho tiempo pensando en la lógica y en las consecuencias de los viajes en el tiempo.

Crash Bandicoot 4: It's About TimeCrash Bandicoot 4: It's About TimeCrash Bandicoot 4: It's About Time

Cómo se controla

Y luego tenemos los controles. Te guste o no, Crash Bandicoot 4: It's About Time se siente como los Crash clásicos, lo que significa que los controles les parecerán algo erráticos a algunos jugadores. Incluyendo el círculo que encontramos debajo tanto de tu personaje como de los enemigos que nos indica la profundidad, que está muy bien, pero que no ayuda mucho cuando no tienes suficiente tiempo para reaccionar ya que la entrada de los controles no termina de coincidir con lo que esperas observar en pantalla, no llegas a tu objetivo y terminas quedándote atascado en algo. De nuevo, esta advertencia va dirigida especialmente a los que no se sientan cómodos con los controles que encontramos en la Nsane Trilogy, ya que los fanáticos podrán realizar fácilmente movimientos complejos con las herramientas disponibles en It's About Time.

En pocas palabras, juzgando por lo observado en esta versión aún no definitiva, podemos decir que Crash Bandicoot 4: It's About Time tiene pinta de ser una secuela que vale la pena y que combina los componentes esenciales de la saga que tanto nos gustan con nuevas mejoras que atraerán a nuevos jugadores a este aclamado universo. Tengo un par de preocupaciones pero no son suficiente para frenar mis ganas de este tan esperado retorno, el cual tiene previsto llegar a PS4 y Xbox One el próximo 2 de Octubre.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.