Español
análisis
Maneater

Análisis de Maneater - El GTA del mar

No hay barco suficientemente acorazado para esconderse de este depredador.

Maneater

Bastó una película de Steven Spielberg para que la humanidad cogiera pavor a los tiburones. La tensión y la sangre de la história Tiburón ha dejado en el subconsciente colectivo que los escualos son una familia animal de asesinos brutales, hasta malvados. Seguro que los biólogos marinos tienen mucho que argumentar al respecto, pero si alguien busca el punto de vista bajo el agua, gracias a Blindside Interactive lo puede conseguir.

Maneater es un juego de acción, aventura y un poco de RPG en mundo abierto contado con el estilo contemporáneo de telerrealidad documental tan habitual de los canales que tenemos del diez para arriba. En principio, el protagonista es Scaly Pete, un pescador de tiburones de barba tupida y brazo tatuado. La diferencia es que Pete es el malo; es un cazador cruel y sin piedad por sus presas al que no le importa maltratar su pesca, sobre todo si se trata de un tiburón. Así que al jugador le toca el otro rol, el de anti héroe marino, un gran tiburón blanco.

Para que todo sea aún más profundo y cale bien, antes de empezar a jugar se ve cómo Scaley Pete mata a la madre y saca a la cría del útero dejándola una cicatriz. Esta atrocidad es parte de su ritual de perturbado, a lo que suele llamar como "la cacería". Pero antes de escapar, la aún pequeña cría de tiburón consigue alcanzar su mano y arrancársela. Dos historias de odio y de venganza que no han hecho nada más que empezar.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Diseñado con la intención de aportar tanto peso RPG como fuera posible, Maneater es el GTA del mar. A lo largo de la partida hay que ir madurando y evolucionando como animal. Para conseguirlo tiene que comer, claro está, pero también debe provocar tantos desastres como pueda entre los humanos. Al principio no es más que un alevín en la parte baja de la cadena alimenticia, no tan pequeño como para ser incapaz de alimentarse, pero sí como para encontrar peligros naturales. Madurar es imprescindible para plantar cara al resto de depredadores y para estar preparado ante el encuentro con el propio Pete.

Jugarlo es bastante sencillo. Las mecánicas se basan en nadar y comer; hay que pegar algunos aletazos y también hacer un poco de parkour fuera del agua. No hay pistolas ni armas, así que las habilidades de otros juegos de mundo abierto no son necesarias. Hay que dominar el nado, tanto el corriente como el de velocidad, y los mordiscos. Pronto aprendimos que con ir dando bocados constantes mientras te mueves por las aguas ya vas consiguiendo comida mientras exploras como para ir tirando.

Pero este tiburón blanco es más inteligente de lo normal y también tiene otros trucos bajo su aleta, como usar la cola como látigo o darse un paseíllo por la tierra. La primera de estas técnicas sirve para aturdir a otros peces y a humanos, ideal para combates contra criaturas que aparentemente son más fuertes. Hasta se puede desarrollar para convertirlo en un golpe a distancia con un gestó que preferimos que descubráis por vuestra cuenta. Salir del agua sirve para sorprender a personas confiadas que se sienten a salvo y encontrar áreas inesperadas del mapa. Es una habilidad por tiempo limitado, pero se recarga con un chapuzón.

ManeaterManeater

Las batallas de Maneater pueden ser contra estos humanos malditos o contra otros depredadores marinos. Debajo del agua hay todo tipo de peligros, desde cocodrilos a orcas, con bastante diferencia de nivel entre ellos. En cuanto a las personas, excepto casos puntuales, a los que te enfrentas serían como la policía de GTA. Cuando más las líes en las playa y otras zonas de tierra firma mayor será el grado de alerta y más duras las patrullas que mandan a por ti.

Para que las situaciones sean originales y no repetitivas, han colocado una buena cantidad de jefes que van tirando de la historia para adelante. Pueden ser algunos mini-bosses, la mayoría de ellos en forma de enemigos corrientes potenciados, o pueden ser jefes diseñados para dar sentido a ese instante de la partida, con sus habilidades única y demás. Cuanto toca luchar contra grandes depredadores marino hay que remangarse bien porque son muy fuertes, muy rápidos y muy resistentes, mientras que los pescadores van con armas cada vez más mortíferas. Batallas duras que dejan buenas recompensas, pues tras completarlas dan la posibilidad de aplicar una mejora al tiburón blanco, tan importantes para plantar cara a Pete.

Maneater

Hablando de evolución del personaje, en Maneater hay varias formas de convertirlo en una máquina de matar. Desde dentaduras bioeléctricas para pegar una buena sacudida a los enemigos al morder a una cobertura endurecida para embestir a los botes sin miramientos. O un sonar con el que encontrar los coleccionables sin tener que rebuscar tanto. También las hay de tipo pasivo que mejoran en la parte de alimentación o en la de batalla. El caso es que Blindside Interactive ha conseguido un buen equilibrio entre los recursos necesarios y el progreso, para que no haga falta grindear por el mapa.

Como juego de mundo abierto ambientado en el mar nos preocupaba que fuera todo muy igual, pero el estudio lo ha solventado dividiendo el mundo de juego en varias zonas temáticas, como los muelles industriales o un golfo abierto. En cada área espera su fauna y su flora para darle un toque distintivo, como es de esperar en este tipo de títulos. Y también sus misiones propias, que hacen avanzar la historia, así como varios coleccionables que puedes coger o no. Muchos de estos están ligados a la historia del cine y presentados con humor, con referencias a la propia Tiburón de Spielberg o a Buscando a Nemo, por poner un par de ejemplos. Lo que pasa es que casi siempre hay que hacer lo mismo: coger peces, matar personas o enfrentarse a un jefe, y lo único que cambia es la zona.

ManeaterManeater

Lo que sí es fantástico es el acabado que tiene Maneater. Visualmente es fantástico, tanto por calidad técnica como por el acierto al escoger el estilo y el tono de cada escena. Además, como los animales no hablan, han solventado el vacío de comunicación verbal con un narrador, Chris Parnell, que además suelta exclamaciones cada vez que hay una situación violenta. La elección de este formato en falso documental para la televisión es genial y hace que te intereses por esta historia de doble venganza. El problema es que, con lo bien que nos lo estábamos pasando, va y se acaba. Muy pronto, en solo siete horas, y eso que lo teníamos bastante completo.

Pues sí, Maneater es muy divertido y ha conseguido darle un toque especial al estilo de mundo abierto de acción y RPG, mucho más animado y variado de lo que podría parecer al pensar en la vida bajo el mar. Coge la esencia del modelo GTA y la traslada a la perfección a una temática totalmente distinta. Tiene unas bases muy sólidas que no se terminan de desarrollar del todo ni por amplitud ni por variedad. Estamos bastante satisfechos y ojalá que lance un DLC con otro tipo de misiones, porque volveremos a tirarnos a la piscina.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
ManeaterManeater
07 Gamereactor España
7 / 10
+
Divertidísimo, con un buen desarrollo del personaje a base de poderes pocas veces usados. Buen mundo de juego y bueno técnicamente.
-
Poca variedad de misiones y se acaba demasiado pronto.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Hoy en Gr Live - Maneater

Hoy en Gr Live - Maneater

NOTICIA. Autor: Lisa Dahlgren

Una sesión de mandibuleo al ritmo del crujido de los huesos humanos en el juego de acción en mundo abierto del tiburón blanco.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.