Español
avances
Mario Party: Star Rush

Mario Party: Star Rush - primeras impresiones

La carrera por las estrellas ya no tiene esperas, por fin un Mario Party sin turnos. Veamos qué ofrece.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La saga Mario Party ha pasado de representar la diversión multijugador por excelencia a convertirse en un bodrio que aburre a cualquiera. Es lo que ocurre al pasar de tener una gran idea para una consola que sacaba lo máximo del multi a 4 como N64 a repetirla con escasos cambios en una consola portátil ocho años más tarde y tras una docena de iteraciones no muy distintas.

En Nintendo sabían que tenían que hacer algo, sobre todo para redimir el mal sabor que dejó Mario Party: Island Tour en Nintendo 3DS. Por primera vez van a repetir con esta serie en una misma portátil, porque para este nuevo Mario Party: Rush Star se les ha ocurrido una idea brillante: acabar con los turnos de dados. Es la premisa inicial y la más importante de este título, y al mismo tiempo es una prueba de fuego que determinará el futuro de las batallas de minijuegos del Reino Champiñón. Los tableros de este título de Nintendo 3DS en forma de cuadrícula como siempre, pero tienen muchas más casillas por las que moverse y casi todas conectadas unas con otras como una tableta, no hilvanas una a una como si fuera una serpiente o un dominó.

Los jugadores, hasta cuatro de forma simultánea, tiran todos el dado al mismo tiempo, obtienen su resultado y se mueven por el escenario hacia el punto que deseen para su objetivo. Hay muchas más casillas, cierto, pero en el tablero que pudimos ver la mayoría están vacías, por lo que probablemente solo uno o dos de los jugadores caigan en un punto que requiere una acción. Es como si estuvieras en un mapa de un plataformas 3D en el que hay que casillas de evento (interrogación o nube), monedas y algunos objetos. Una vez decidido todos se mueven a su posición y se resuelven los resultados uno a uno.

Mario Party: Star RushMario Party: Star Rush

Otro gran cambio está en los personajes. Hasta ahora eran un reclamo para empezar la partida, pero no han tan sido determinantes en el resultado de la partida. Los cuatro jugadores comienzan con un toad de un color distinto, pero idénticos en características. Mario, Peach y compañía van apareciendo repartidos por el escenario, esperando a ser reclutados por los jugadores, y una vez unidos a un equipo aportan sus capacidades especiales: por un lado, habilidades para los minijuegos; por otro lado, dados especiales para hacer tiradas más eficientes en función de las necesidades de cada momento. Se acabó, por tanto, ganar dados en el tablero para afinar la puntería.

Solo con esto ya tenemos un cambio de dinámica sustancial, mucho más propio para un juego en el que lo importante es la acción y no la incertidumbre de ver qué decide un dado virtual. Si se juega con decisión en un par de minutos podéis llegar a completar cinco o seis rondas de movimientos, con acumulación de objetos y personajes pero sin haber competido en un solo minijuego. ¿Dónde quedan las pruebas en este Star Rush? En la demostración que Nintendo nos hizo en Madrid, la acción queda limitada a los enfrentamientos con los jefes que van apareciendo por todo el tablero y que esconden las preciadas estrellas, que sigue siendo el fin último de cada partida porque es lo que decide quién se corona como ganador, y a las batallas por las monedas.

La primera prueba de la demostración consistía en recoger la mayor cantidad de manzanas posibles en un campo en el que pequeños goombas tratan de entorpecer el paso. El problema es que las frutas estaban en torno a un goomba gigante que empieza dormido y acaba despierto por cada vez que alguien lo toca. Una prueba divertida porque te obliga a estar en movimiento continuo, pero estratégica, porque cuanto más cargas la cesta más despacio se mueve tu toad y, por tanto, más fácil es que te toquen y pierdas parte de la colecta. Hay que destacar que en el fondo es competitivo porque termina cuando se rellena un medido sumando lo que recoge cada jugador.

Mario Party: Star RushMario Party: Star Rush
Mario Party: Star Rush

Esta mecánica de enfrentamiento competitivo y cooperativo no está presente en las batallas por monedas, minijuegos más tradicionales, más sencillos. Como una sencilla carrera entre goombas con una bandeja de bellotas en la cabeza en la que gana quien lograr llegar con algo a la meta y sin perder todas las vidas.

El equipo de desarrollo de Nintendo también ha estado trabajando en mejorar el apartado gráfico. Mario Party: Star Rush en un título completamente poligonal, con unos modelados muy cuidados. Se nota que parte del trabajo realizado para el título anterior, pero ha sido pulido en todo este tiempo para dar una imagen muy buena de lo que es capaz esta vieja portátil. La pantalla táctil, por otro lado, muestra el mapa y la acción en dos dimensiones, dependiendo del momento de la partida. Será interesante saber si han diseñado minijuegos para usarla, para el giroscopio o para el sensor de movimiento.

Lo que parece que no tendrá el título cuando llegue a las tiendas el próximo 7 de octubre es multijugador online. Nintendo ha vuelto a restringir las partidas al mundo físico, aunque esta vez a abierto la mano y sí permite el modo Descarga 3DS, es decir, que hasta cuatro personas pueden jugar en otras tantas consolas de la familia 3DS (también Nintendo 2DS y New Nintendo 3DS) con un solo cartucho si están en el mismo sitio.

Mario Party: Star Rush trae los cambios que los fans de estos títulos de pruebas rápidas estaban pidiendo con insistencia. Más agilidad, más rapidez y menos peso para los dados. Ahora nos falta comprobar que tiene contenido suficiente como para alegrar la fiesta.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Mario Party: Star RushMario Party: Star Rush

Contenido relacionado

Mario Party: Star RushScore

Mario Party: Star Rush

ANÁLISIS. Autor: Sergio Tur

La serie regresa a Nintendo 3DS con ideas interesantes que por desgracia no están bien aprovechadas.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.