Español
Gamereactor
análisis
Monster Hunter Rise

Análisis de Monster Hunter Rise

La nueva entrega de Capcom toma lo mejor de MH: World y le añade un montón de nuevas mecánicas para cazar a las bestias más temibles.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Monster Hunter Rise

Vuelve la emoción de la caza en toda su esencia. Ya han pasado tres años desde que Monster Hunter: World traspasó fronteras dispuesto a asentar una mayor base de jugadores-cazadores en territorio occidental, donde la serie tradicionalmente ha tenido un impacto mucho menor que en Japón. Vaya si lo hizo. Su concepto de mundo abierto, su sistema de control reformulado y accesible y la historia con un trasfondo superior le hicieron ganarse el respeto del gran público. Ahora la serie está en auge, incluso hay una película de acción real que se estrena el próximo día 26 de marzo, y es el momento idóneo para coger nuestra espada larga y entrar en este Monster Hunter Rise.

La caza en sí no tiene una curva de aprendizaje especialmente acentuada. El sistema de misiones con límite de tiempo de 50 minutos sigue estando vigente, aunque rara vez llegas a consumirlo. La dificultad no radica en los combates en sí mismos, sino en una meticulosa labor previa de acopio de materiales, equipo, armas y conocimiento del terreno que debemos realizar. Para esto último contaremos con una herramienta nueva, el Cordóptero. Se trata de unos insectos de los que podemos sacar cuerdas luminosas (¿?) que nos permiten hacer desplazamientos ágiles con el personaje y acceder a áreas de las zonas de caza imposibles de otro modo. Gracias a ellos también podemos efectuar nuevos combos de arma, esquivar ataques o incluso situarnos en un punto ciego del monstruo para asestarle una batería de golpes devastadora. Quizá el movimiento a veces sea un poco aleatorio. Hay que tener en cuenta que, al igual que los golpes con las armas, son relativos a la cámara y a veces puedes lanzarte hacia donde no quieres.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Para esta aventura se ha presentado un plantel de criaturas nuevas a las que perseguir, como el Tetranadon o el Aknosom, y también vuelven algunos de los más reconocibles de anteriores entregas, como los Jagras o el Kulu-Ya-Ku. En este caso, la bestia más poderosa que nos encontraremos será el Magnamalo, una especie de tigre gigantesco que incluso devora a otros monstruos grandes y que se erige como el monstruo insignia del juego. Eso sí, cada bestia nos costará un buen rato de repartir golpes, persecuciones y afilar el arma. Cuando finalmente y tras incontables ataques logras derribar al enemigo, la sensación que te llega es similar a derrotar a un jefe de la saga Souls. Y ahí es cuando ya estás enganchado y sólo quieres ir a por más.

Como también es habitual en la serie, la historia de Monster Hunter no es precisamente su punto fuerte. Basta con saber que somos un cazador novato y que debemos forjarnos un nombre y pulir nuestras habilidades antes de que llegue el Frenesí, una invasión de hordas de monstruos que ya arrasó la aldea hace décadas. Kamura, nuestra aldea, actúa de base principal de la aventura. Allí encontraremos encargos de misión, comerciantes, herreros para obtener armas y armaduras nuevas, reclutar nuevos camaradas y aceptar desafíos y encargos particulares de sus habitantes. También está la cantina donde podremos encargar dangos. Los dangos (un plato típico nipón hecho en base de harina de arroz) nos permitirán potencias nuestras estadísticas de forma temporal. Cada tipo de dango potencia una habilidad o aumenta una estadística. Se pueden combinar varios (siempre que estén desbloqueados) en una brocheta y todos sus efectos se mantendrán en la siguiente misión a la que vayas, por lo que es importante estudiar al objetivo y valorar qué ventajas escoger.

Monster Hunter RiseMonster Hunter Rise
Monster Hunter RiseMonster Hunter RiseMonster Hunter Rise

Pero entonces, ¿cuál es el principal elemento diferenciador en este Rise? Pues realmente son dos, el nuevo tipo de misión del Frenesí y la Montura de Wyvern.

El Frenesí es un tipo de misión especial en la que una horda de monstruos se dirige hacia la aldea y, a través de una zona especial (la Fortaleza Roja), debes detenerlos a toda costa junto al resto de cazadores y habitantes de la aldea. Esto se lleva a cabo haciendo uso de defensas especialmente diseñadas para ello (como balistas y bombas de bambú, entre otras) y tus propias armas para vencerlos y derrotar a tantos como puedas. Dependiendo de la dificultad habrá hasta tres oleadas de monstruos a los que tendremos que repeler y un enemigo final en cada una al que sí derrotar completamente. El uso de superarmas para cazar los grandes monstruos rápidamente se siente como una recompensa frente a las largas batidas para cazar un único espécimen de los grandes. Aquí acabarás con varios de ellos, aunque solo el monstruo final contará como saqueable. Además, las misiones de Frenesí aportan materiales de creación y forja exclusivos para algunos itinerarios de mejora de armas, con lo que conviene estudiar bien el área y las defensas a instalar para tener éxito.

"Cuando finalmente y tras incontables ataques logras derribar al monstruo, la sensación que te deja es similar a derrotar a un jefe de la serie Souls"

La montura de Wyvern es otro añadido interesante. Como ya ocurría en anteriores entregas, a veces durante la caza a una gran bestia aparece en su camino otro monstruo con el que se pone a combatir, bien porque le golpeamos o bien porque ha invadido su territorio. En ese momento se activa la habilidad de monta, en la que mediante ataduras de cordópteros podemos controlar por un breve período de tiempo a uno de los monstruos y dirigir sus ataques hacia el otro. Esto es muy útil especialmente durante las sesiones de un jugador, ya que obtenemos una ventaja y realizamos un daño enorme al contrario en esos segundo preciosos. Controlar a un monstruo gigante dando guantazos a otro similar siempre es divertido, y es otra forma de aprovechar la situación y sentirse recompensado por el juego. Pero cuidado, porque cuando se consuma la barra de tiempo descenderemos de la montura y nos encontraremos con dos monstruos de frente y cabreados. Conviene tenerlo en cuenta.

Monster Hunter RiseMonster Hunter RiseMonster Hunter Rise
Monster Hunter RiseMonster Hunter RiseMonster Hunter Rise

Pero en ningún momento combatimos solos, aun sin estar en modo online. Siempre tendremos a nuestro lado a nuestros camaradas, esos ayudantes con forma animal cuyas habilidades nos salvarán a menudo de la derrota. Tenemos dos tipos principales. Los Felyne son los clásicos compañeros gatunos ya vistos en anteriores entregas, cumplen funciones de apoyo mediante la curación y recolección de ingredientes y materiales. Entran en escena por primera vez los camaradas Canyne, con forma de perro. Estos compañeros nos servirán para movernos más rápido por el mapa al poder usarlos de montura, y tienen unas habilidades de combate algo superiores a los Felyne. Resultan especialmente útiles para entretener al enemigo mientras nos retiramos estratégicamente a afilar el arma o a tomarnos una poción. En el modo de Un Jugador nos acompañarán ambos a la vez, mientras que en las sesiones online solo vendrá uno de ellos.

El modo multijugador es lo que ha sustentado y fidelizado a la comunidad de Monster Hunter a lo largo de los años. Ir de caza con hasta tres compañeros más permite abatir a las presas más feroces y hacerse así con una buena cantidad de botín que de otro modo resultaría muy difícil encontrar. Al momento de escribir estas líneas y a pesar de que el juego aún no se ha lanzado y el número de cazadores que recorren los servidores son limitados, no hemos tenido ningún problema a lo largo de varias sesiones con encontrar jugadores con los que compartir aventura. El emparejamiento ha sido rápido y en apenas unos segundos ya estábamos haciendo equipo y eligiendo misión. También está la opción de que si nos estamos atascando con una misión concreta nosotros solos, podemos solicitar ayuda con la esperanza de que algún jugador acuda. En nuestro caso particular, he de reconocer que no había podido jugar mucho a los anteriores Monster Hunter, y que observar a otros jugadores y seguir sus indicaciones ha servido para enriquecer la experiencia y aportarle un valor añadido al juego.

Rise viene para retomar el camino que ha marcado con MH: World pero añadiendo bastantes mecánicas novedosas y algunas mejoras fruto del feedback y la potencia gráfica del anterior título. En este caso se sustituye el motor gráfico MT Framework por el RE Engine, y los resultados en la híbrida de Nintendo son espectaculares, estrujando el rendimiento hasta el límite de su capacidad. Esta aventura ofrece un sinfín de horas de diversión tanto solo como con amigos, de modo que Monster Hunter Rise supone la consagración de la nueva era de la franquicia para el público general y, como tal, puede servir perfectamente de puerta de entrada a su mundo para muchos jugadores que estaban indecisos. ¡Que comience la caza!

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Monster Hunter Rise
08 Gamereactor España
8 / 10
+
La facilidad para hacerse con las nuevas mecánicas, que además son bienvenidas. El modo online. Escenarios espectaculares y geniales diseños de monstruos nuevos. Engancha como siempre.
-
La historia es bastante floja. Algunos glitches menores que pueden atascarte durante una misión. Se puede quedar corto de contenido o desafío para veteranos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Monster Hunter RiseScore

Monster Hunter Rise

ANÁLISIS. Autor: Alberto Garrido

La nueva entrega de Capcom toma lo mejor de MH: World y le añade un montón de nuevas mecánicas para cazar a las bestias más temibles.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.