Español
análisis
Moonlighter

Análisis de Moonlighter

De tendero a héroe y sigo porque me toca.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Moonlighter llegó en mayo de este mismo año a PC, PlayStation 4 y Xbox One y, hace escasos días, aterrizó en Nintendo Switch con una edición que no solo iguala a las ya existentes, sino que además añade algún que otro huevo de Pascua que denota el cariño de sus desarrolladores, los valencianos Digital Sun Games, por Nintendo. Y tampoco podemos obviar que el formato portátil que le brinda la consola híbrida le sienta como anillo al dedo.

Encarnamos a Will, un tendero con ínfulas de aventurero residente en la villa de Rynoka, una población establecida en torno a unas misteriosas ruinas que esconden tras de sí cuatro mazmorras con sus respectivos guardianes y una quinta puerta que siempre ha permanecido sellada y que será la culpable de nuestra falta de sueño, literalmente.

Porque Will, como lo fuera su abuelo Pete antaño, será mercader de día y aventurero, o héroe, de noche, aunque también podremos dormir si así lo deseamos; sin embargo, antes tocará levantar nuestro pequeño imperio a base de trabajo duro, combates y regateos. Y es que Moonlighter es un dos en uno de lo más resultón, lo que da lugar a un juego donde las partes de mazmorreo se entremezclan con las de gestión de nuestro pequeño negocio pero ambas se complementan de una forma sumamente satisfactoria, aunque podrían haber dado algo más de sí.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Rynoka, antiguamente, bullía de actividad, pero tras la clausura de las puertas a las mazmorras los comerciantes, que ya no podían recoger tesoros en ellas, donde además arriesgaban la vida, fueron emigrando a otros asentamientos. Por lo tanto nuestra misión no será solo la de ganarnos la vida con la venta de objetos ahora que una mazmorra ha sido reabierta, sino también la de devolver el esplendor perdido a nuestro pueblo. ¿Cómo haremos esto? Fácil: ganando el suficiente dinero como para poder invertir en otros negocios que, dicho sea de paso, nos ayudarán a afrontar con mayores garantías tanto nuestras pequeñas escaramuzas como nuestro trabajo remunerado.

La parte roguelite es la más sencilla, ya que básicamente se trata de atravesar salas, generadas procedimentalmente, plagadas de enemigos a los que abatir con alguna de las cinco armas disponibles (espada y escudo, espadón, lanza, guantelete y arco), un arsenal que irá creciendo con el tiempo y el cual podremos mejorar. Toda la acción se desarrolla bajo una vista cenital y, aunque el movimiento de Will será libre, el ataque únicamente se realizará en cuatro direcciones, similar a lo visto en juegos de las 16 bits como The Legend of Zelda: A Link to the Past o Story of Thor.

La misma dinámica se aplica a los enemigos, por lo que podréis aprovechar para atacarlos teniendo en consideración sus puntos muertos, especialmente de aquellos que lanzan proyectiles. Además, contamos con un movimiento de esquiva que nos servirá tanto para zafarnos de las arremetidas enemigas como para sortear huecos y otros obstáculos. Recuerda, tanto por estética como por posibilidades, a lo visto en Kamiko, incluso recupera el efecto de temblor de pantalla al asestar un golpe, aunque Moonlighter es más pausado que la obra de Skipmore exclusiva de Nintendo Switch.

MoonlighterMoonlighter

Aquí tendremos dos opciones: llegar hasta el final, derrotar al guardián (jefe final) y abrir la siguiente mazmorra o bien, cuando nosotros lo deseemos, activar un portal con nuestro amuleto para volver a la villa, previo pago de una pequeña cantidad de oro y siempre que hayamos conseguido ya los suficientes materiales como para obtener algún beneficio por ellos. Estos se organizarán en la mochila del modo que nosotros gustemos, y aquí viene una de las (muchas) alegrías del juego, ya que nos encontramos ante un inventario que es un puzle en sí mismo, con objetos que solo se pueden colocar en un determinado lugar, otros que rompen el encantamiento del de la casilla contigua, etc. Habrá que ver bien dónde encajar todos los artículos y saber dilucidar qué llevamos y que dejamos, o convertimos instantáneamente en oro. Si caemos en combate, cosa bastante probable durante los primeros compases del título, solo conservaremos lo que llevemos equipado y perderemos lo guardado en la mochila; al menos no la vida.

En cierta manera, Moonlighter empieza realmente cuanto tomamos constancia de que no siempre es necesario llegar hasta el final, hay muchos días para ello, y la progresión, tanto nuestra como de la villa, es algo lento pero necesario que hay que tomarse con filosofía. Estamos ante un juego para disfrutar durante muchos días, incluso semanas, y cuanto antes lo aceptemos, mejor. Será sin embargo en Rynoka donde pasemos la mayor parte del tiempo (sin contar las horas de sueño) y donde más variedad de acción tengamos.

Además de la ya comentada posibilidad de invertir en otros negocios, como una tienda de pociones, la más que necesaria herrería, otra tienda de venta de artículos que será nuestra competencia directa, otra de objetos decorativos para nuestro negocio y un bróker, también cabrá la posibilidad de mejorar nuestra tienda, ya sea con ampliaciones, que traerán consigo más hueco para exponer un mayor número de artículos o bien adornos para animar a los clientes a, verbigracia, dejar propina, o con nuevas funciones, como el poder aceptar pedidos, la posibilidad de contratar una asistente o el expandirnos para crear un emporio.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Ya en nuestra acogedora tienda tocará colocar y asignar un precio al género, pero atención porque este podrá fluctuar en función de la oferta y la demanda; tendremos que estar muy atentos a las reacciones de los clientes para saber si hemos acertado o si lo consideran demasiado alto o un chollo, y tampoco quitéis ojo a gente de aspecto sospechoso, en Rynoka el hurto está a la orden del día...

Lo mejor será que, mientras pasamos tiempo en la villa, estaremos pensando en qué hacer para poder ir a las mazmorras mejor preparados, y cuando estemos en estas, estaremos preocupados por qué está vendiendo bien en el pueblo, qué necesitamos para el herrero, o qué encargos tenemos pendientes. Aunque son dos vertientes muy distintas entre sí, su nexo es muy tangible en todo momento y nunca tendremos sensación de ruptura.

Todo ello se envuelve en un apartado artístico muy cuidado que hace gala de un pixel art con un gusto por encima de la media, con detalles para alabar como el efecto del viento, que lo mece todo a su paso, ya sea la hierba o los árboles o incluso nuestra ropa y pelo. Aquí echamos de menos más variedad en las mazmorras, ya que cuatro se antojan escasas. No es tanto en cuanto al número como que en estas las salas sean todas tan similares entre sí; el precio por haber optado por la generación aleatoria.

MoonlighterMoonlighter

La banda sonora, firmada por David Fenn, tiene un regusto entre celta y new age que casa a la perfección con el aspecto visual, creando una atmósfera agradable para el jugador y en consonancia total con lo que vemos en pantalla, algo a lo que también contribuyen los (escasos por otra parte) efectos de sonido. Si tuviéramos que ponerle alguna pega sería que ojalá tuviera más cortes, pero los que hay son todos de una calidad pocas veces oída en una producción independiente como esta.

Moonlighter es, por lo tanto, un juego notable en sus dos vertientes, dos aspectos que, por otra parte y resultando tan opuestos en principio, se suplementan mejor de lo que cualquiera podría esperar.

No está exento de fallos o cosas a mejorar y ya nos hemos topado con varios bugs de lo más fastidioso, aunque desde Digital Sun Games ya nos han informado de que están trabajando por subsanarlos cuanto antes mediante un parche, pero el cariño puesto en todas sus facetas y lo bien resuelto de algunas situaciones hace que sea imposible no quererlo y que le perdonemos esa falta de variedad dentro de las mazmorras o el poco peso de una historia que, por otra parte, tampoco es necesaria.

Moonlighter
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Es como tener dos juegos en uno. Su estética y su banda sonora son de lo mejor del año dentro de los indies. Buen producto nacional.
-
Hay que tener paciencia al principio. Más bugs de los que nos hubiera gustado encontrarnos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.