Español
Gamereactor
análisis
NBA 2K21

Análisis de NBA 2K21

Se ha juntado una temporada real con otra y en NBA 2K se han hecho los locos para no evolucionar a las puertas de la nueva generación.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Demasiadas veces hemos visto a un videojuego deportivo reinar con tanta superioridad que acaba perdiendo el rumbo. Especialmente cuando se acerca el fin de una generación de consolas y los recursos empiezan a repartirse entre dos versiones en paralelo. La última víctima de esta enfermedad es el baloncesto de NBA 2K, que sobrevive gracias a la gran calidad que aporta Visual Concepts con el riesgo de naufragio entre la falta de mejoras y abusos de monetización cada vez más flagrantes. NBA 2K21 es para decir basta. Al menos tal y como se presenta antes de dar el salto a PS5 y Xbox Series X.

La nueva entrega sigue viviendo de la magistral herencia de 2K16 y 2K17, que alcanzó su punto técnico culminante en 2K18. Pero ya ese año, sus creadores o sus editores, tanto monta, monta tanto, se dieron cuenta de que algo tan entretenido como El Barrio, un espacio en el que pasar el rato fuera de la pista, también servía para meter mano al bolsillo de los usuarios. Desde entonces, cada vez menos progreso técnico y más propagación de formas de gastar, hasta que llegaron los casinos ya como broma de mal gusto.

Nada más arrancar la versión 'actual' (PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC) de NBA 2K21, la sensación es que no ha cambiado casi nada. Gráficamente es casi idéntico, con la excepción de algunos retoques en los cuerpos y de animación en el contacto físico, que es el que se ha llevado la mejor parte. Lo que era técnicamente estelar hace cuatro años hoy no es malo, pero ha perdido su capacidad de sorprender. Y no hay ningún aviso de que vaya a ser así de clónico como por ejemplo han hecho sin complejos en eFootball PES 2021.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El gameplay también ha cambiado muy poco, pero aquí sí hay un detalle importante y con mucho potencial de futuro: el stick avanzado. Visual Concepts ha remapeado por completo las acciones del stick derecho y lo ha cargado de significado y utilidad. Ahora cuando el jugador inicia el movimiento para lanzar, hay que apuntar a canasta y no sencillamente acertar con el momento de soltar el botón de tiro en la elevación.

El tiro en NBA 2K21 son dos opciones en una. Hace que sea más complicado anotar, sobre todo para quienes empiezan a jugar sin leerse los tutoriales y se piensan que siguen en NBA 2K20 o quienes están conociendo esta serie de videojuegos de basket. Habrá quien esté en desacuerdo con sus razones, pero a mi me gusta y os explico las mías. Lo que más va a costar es lanzar de lejos porque hay que afinar más. Pero basta con usar el cuadrado (vamos a volver todos al cuadrado) y listo; yo de hecho siempre lanzo así de lejos, pues de cerca y en el poste es más fácil pillarle el truco al stick avanzado.

Este formato puede ser la base para reformular el gameplay a futuro, y de momento ya tiene utilidad que es relajar el desastre que sigue siendo El Barrio. Este modo, como en los años anteriores, es un pay-to-win de libro. Pero que el tiro con palanca sea más difícil de ejecutar iguala un poco los partidos. Antes, cuando tú con tu equipo natural de media 75 te enfrentabas a un equipo de media 95 en el que habían invertido su dinero, te iba a barrer seguro. Ahora lo más normal es perder, pero la habilidad del usuario tiene algo más de peso en el resultado.

NBA 2K21

Poco ha cambiado en gráficos y en gameplay, y tampoco hay grandes novedades en modos, que solo traen reajustes para diferenciarse de lo que había en NBA 2K20. Y no siempre para mejor, como se puede comprobar en MiEquipo. Sigue funcionando a base de cartas, packs, subastas y recompensas. Puedes ir avanzando echando partidas para conseguir recompensas, especialmente si son online, y cumpliendo los retos por jugador y equipo. O puedes gastarte dinero real en sobres para ver si te tocan mejores jugadores, insignias, contratos... Pues bien, la evolución grindeando es aún más lenta porque los eventos Bajo los focos aún no están habilitados aún. Ahora, otra forma de mejorar es a base de puntos de experiencia, que se consigue microretos asociados a acciones muy concretas como podrían meter nueve tiros libres con un jugador en un partido o jugar un partido en cierto modo; al acumular se llega a topes y se ganas recompensas como un sobre o un jugador. Y otra más, con El Intercambio, que sirve para reciclar cartas malas por una mejor, ya sean 25 cartas por 1 o incluso 45.

El Modo Carrera es también muy parecido, pero al menos sí viene con una nueva trama de baloncesto que está muy bien hecha. Aunque puede parecer que la inclusión de decisiones te da un poco más de poder, pero tras haberlo completado dos veces siguiendo varios caminos lo único que varía es algún personaje y poco más. Y todo para llegar a un final de la historia lamentable, pues el draft de NBA 2K21 está "amañado". Da igual que lo hagas bien o mal, que cumplas o no, siempre te eligen como deseas. Es todo lo contrario a lo que entiendo yo que sería una experiencia del draft para un jugador.

MiLiga y todos los modos de siempre son iguales; los Temporada, Playoffs y demás no evolucionan pero tampoco fallan. MyGM es el que ha recibido una capa de trabajo en esta ocasión, con un giro de tuerca que está bien, pero sin ser una gran novedad que lo mantiene como un simulador entretenido.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Y El Barrio ha cambiado la localización y ahora está en una playa. Otra estructura, alguna tienda nueva y qué menos que varias skins, ropitas y elementos de personalización a juego, pero poco más. La idea base sigue siendo magistral, pero hay muy pocos cambios como para considerarlo una novedad en un juego de 70 euros. Además, sigue teniendo los fallos de siempre sobre las squads en las canchas, porque la mitad de las veces no te dejan jugar, además de que en otras tantas si no tienes media alta (pagando por ello, claro) no juegan contigo así como así. Como mencionaba antes, este terreno es claramente un pay-to-win muy, muy frustrante.

Y cómo no, los micropagos. Es la leche la cantidad de objetos, mejoras, cartas, potenciadores, peinados, tatuajes... etc, que se pueden pagar con dinero real. NBA 2K21, en cuanto a lo meramente jugable, está muy bien, pero este diseño de monetización lo tira por tierra. Se trae todos los vicios de 2K20 que tanto criticaron los usuarios, como los sobres de recompensas, el salón recreativo con ruletas y demás.

En conclusión, el juego está muy guay, como lo estaban ya el 18, el 19 o el 20; le debe mucho a esa base tan sólida. Pero el sistema de juego ya huele un poco y encima va a peor en la monetización. Aun así aguantaría si no fuera por todo el tema de los micropagos, que además de que son injustos, te los meten con calzador por todas partes. NBA 2K21 solo ha progresado en lo negativo y se ha estancado en lo positivo. Solo se salva el stick avanzado, solo se disfruta dentro de la cancha.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
06 Gamereactor España
6 / 10
+
La nueva forma de tirar con el stick avanzado. Conserva una base sólida de gameplay y gráficos realistas.
-
En MiEquipo es aún más difícil progresar sin gastar dinero. Los micropagos lo inunda todo y te saltan a la cara. Estancado hace años.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

NBA 2K21 (PS5)Score

NBA 2K21 (PS5)

ANÁLISIS. Autor: Daniel Andersen

Segunda oportunidad desde el punto de vista de un rookie para una versión que apunta a juego nuevo.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.