Español
Gamereactor
análisis
Need for Speed: Hot Pursuit Remastered

Análisis de Need for Speed: Hot Pursuit Remastered

Nos lanzamos a las calles del condado de Seacrest para ver si Hot Pursuit sigue igual de bien una década después.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estos últimos años no han sido especialmente buenos para la saga Need For Speed. Con el lanzamiento homónimo de 2015 les salió el tiro por la culata debido a su excesivo uso de vídeo FMV y a que el juego transcurriese solo de noche, y tampoco debemos olvidar que tanto la crítica como sus fans se lanzaron al cuello del estudio por abusar de los micropagos en Payback. Sin embargo, Heat trajo consigo el año pasado una notable mejora respecto a los títulos anteriores, pero aún así estaba muy lejos de la época gloriosa de la saga que vivimos en PS2. Tras ver que su nombre entraba en la UCI, EA ha tomado la decisión de remasterizar Hot Pursuit, que ahora corre a 4K y 60 FPS, tiene multijugador cruzado y viene con todos los DLC que salieron al mercado después de su lanzamiento original.

De primeras, algo que me gusta de Hot Pursuit es que nos permite ir directos a la acción sin tener que pasar por una historia mala en FMV que no hace más que intentar darle al título algo que no es, sin olvidar el hecho de que dichas secuencias narrativas están generadas por ordenador. Es algo que, la verdad, acaba afectando al ritmo de la partida, ya que llega un momento en el que sientes que vas de carrera en carrera sin nada entre medias que nos entretenga, pero, sinceramente, prefiero esto a tener que tragarme una historia mal hecha. Además, la saga Need For Speed no es que sea famosa gracias a sus interesantes relatos, y más viniendo de las tramas llenas de carencias de Heat y Payback.

El modo carrera de Hot Pursuit cuenta con un abanico de pruebas en las que nos pondremos en la piel tanto de la policía como de los pilotos de carreras ilegales. Gozamos de un montón de libertad, ya que al no tener que jurarnos a ningún bando en particular podemos hacer las pruebas en el orden que queramos. Cada facción cuenta con un sistema de progresión en el que los puntos se consiguen con los resultados y al completar esas ya clásicas maniobras que te dejan boquiabierto. Además, hay un porrón de coches entre los que elegir, hasta el punto de que a veces te da la sensación de que al final de cada prueba te haces con las llaves de un nuevo buga. Hot Pursuit desempeña una labor espectacular a la hora de hacer que el jugador se sienta recompensado y siempre te deja con esas ganas de echar una más para ver qué conseguimos después como botín.

Sin duda, cuando mejor me lo he pasado es jugando en el papel de la policía y sacando a mamporrazos de la carretera a los temerarios pilotos enemigos, ya que me recordaba sin duda a unos de mis sagas favoritas: la de Burnout. En pruebas como Interceptor y Hot Pursuit, el objetivo principal es echar a los pilotos de la carreta tirando de fuerza bruta y con la ayuda de los dispositivos del arsenal policial, ya que iremos armados hasta los dientes. Además de golpearlos hasta la saciedad, también puedes solicitar que otros agentes bloqueen la ruta, pongan barreras punzantes en la calzada y lancen pulsos electromagnéticos con el fin de aturdir a los pilotos. También me han gustado las pruebas de Actuación Rápida, ya que son un poco diferentes a las clásicas pruebas contrarreloj. En estas, debes llegar al lugar del crimen lo antes posible, pero has de tener cuidado ya que recibirás penalizaciones de tiempo si chocas contra otros coches, tanto si son de policía como si no.

Jugando en el papel de piloto callejero, las pruebas ya son un poco más lo que te esperas del típico Need For Speed, pero esto no significa que no sean divertidas. Obviamente, tenemos las típicas carreras y pruebas contrarreloj, pero los modos de juego que más me llamaron la atención fueron Hot Pursuit y Primer Contacto. En esta última te pones a los mandos de un coche de alta gama, que está a años luz de lo que tienes en el garaje, y tu objetivo es llegar a la línea de meta echando leches; mientras que en Hot Pursuit tienes que librarte de la policía, ya que esta vez son ellos los que te quieren poner los grilletes. Todo lo que hemos comentado más arriba que podías utilizar mientras desempeñas el papel de policía ahora jugará en tu contra, por lo que tendrás que centrarte en ir lo más rápido posible mientras esquivas las arremetidas de las fuerzas de la ley.

El "rubberbanding" (la mecánica de balanceo que hace que los rivales vayan más rápido para alcanzarte fácilmente o "la máquina hace trampas") supone un gran problema, y es una pena que no lo hayan arreglado ni en la remasterización. En medio de las pruebas la IA se te pega al chasis como una bandada de palomas pidiéndote más pan, y, aunque hayas ido todo el tiempo en cabeza, en nada que metas un poco la pata... ¡zas! Estás en el 5º puesto en un abrir y cerrar de ojos. Esto también pasa al revés, siempre que te pones en primer lugar lo haces por alcance, da igual las veces que te la pegues contra las barreras intentando coger las curvas cerradas. Es un poco desastroso, y no os imagináis los estresante que son los tramos finales de las carreras sabiendo que en cualquier momento te pueden arrebatar el liderazgo.

El modo multijugador viene con cross-play, así que no deberíamos tener problemas en encontrar partidas, ya que, ahora, los jugadores de PC, PS4, Nintendo Switch y Xbox One podrán correr codo con codo. Muy a mi pesar, no he tenido la oportunidad de probar el multijugador antes de su lanzamiento oficial, pero sé que la remasterización trae consigo dos modos que ya se introdujeron mediante DLCs: Carrera con Armas y Más Buscado. La primera nos trae a la memoria las caóticas carreras de Mario Kart, ya que los jugadores tienen su disposición distinto equipamiento como pulsos electromagnéticos y barreras punzantes que pueden usar en su camino al podio, mientras que, en Más Buscado, los jugadores se dividen en dos equipos y el corredor "más buscado" deberá escapar de los demás jugadores, que hacen de policía, con la ayuda de sus compañeros. Ambos modos tienen toda la pinta de que serán muy divertidos, y lo mejor es que mucha más gente los podrá disfrutar, ya que ahora no son carne de DLC.

Ala hora de comparar la remasterización con el original saltan a la vista algunas mejoras en el apartado gráfico. Sí, puede ser que parezca un tanto anticuado si lo pones al lado de otros títulos de carreras actuales (después de todo, tiene ya 10 años a sus espaldas), pero las sombras, texturas y los reflejos han experimentado un gran salto de calidad. Además de las mejoras gráficas y los nuevos modos multijugador, la remasterización viene con otros cambios más pequeños: más de 30 coches que se sumaron a Hot Pursuit mediante un DLC ahora están disponibles desde el principio, se ha añadido un nuevo Garaje de Corredor y los menús se han modernizado. Es cierto que los fans más acérrimos de la saga se lo pasarán pipa mientras recuerdan tiempos pasados, pero, a la hora de jugar, el título se siente básicamente como si fuera una edición GOTY con una capa de pintura por encima. Puede que algo así hubiera sido una buena idea un año después de su lanzamiento original, pero es que estamos en 2020, y el título sale al mercado por 39,95 €.

Así que, ¿merece la pena comprar Need For Speed: Hot Pursuit? Pues depende. Si lo que buscas es un título lleno de carreras caóticas que echa la vista atrás a la época dorada de la saga, te diría que sí, pero te aviso de que no es mucho más que una edición juego del año un tanto glorificada que llega una década tarde. Si en cambio buscas algo que se parezca a los videojuegos de carreras actuales, te diría que ni se te ocurra comprártelo. La manera de jugar que tiene con el teclado y el ratón es fantástica, y cuenta con mejoras gráficas importantes en las luces, sombras y texturas, pero, aparte de todo esto, el "rubberbanding" es insufrible y no creo que lo que viene en la edición deba tener el precio que tiene después de que hayan pasado tantos años.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Need for Speed: Hot Pursuit Remastered
Need for Speed: Hot Pursuit Remastered
Need for Speed: Hot Pursuit Remastered
Need for Speed: Hot Pursuit Remastered
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Gráficos notablemente mejorados, jugar en la piel de la policía es caótico y divertido, y el multijugador ahora tiene juego cruzado.
-
No se ha solucionado el problema del "rubberbanding", no trae mucho contenido novedoso, parece una edición GOTY que llega muy tarde.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.