Oddworld: Soulstorm - Análisis
Español
Gamereactor
análisis
Oddworld: Soulstorm

Análisis de Oddworld: Soulstorm

¡Abe ha vuelto! Y esta vez lo hace en un remake del original de 1998, Abe's Exoddus, repleto de grandes secuencias cinematográficas.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

A pesar de su naturaleza cruda y salvaje, el mundo de Oddworld hace que en muchas personas se despierte un sentimiento de nostalgia que siempre resulta agradable. La serie, que ya lleva con nosotros unos 25 años, ha dado luz a uno de los personajes más memorables de la historia de los videojuegos, Abe. El reciente lanzamiento de Oddworld: New'n'Tasty (el remake de Oddworld: Abe's Oddysee) trajo de vuelta a los bondadosos Mudokon -y sus característicos ojos saltones- con unos gráficos que quitan el hipo. Hoy, en 2021, llega la continuación de New'n'Tasty y el remake de Oddworld: Exoddus, Oddworld: Soulstorm. Después de pasar un fin de semana explorando esta nueva entrega en PlayStation 5, tenemos que decir que, a menudo, nos ha dejado un sabor un tanto amargo.

Oddworld: Soulstorm comienza tras los hechos ocurridos en New'n'Tasty. En esta ocasión, Abe debe liberar a los Mudokons de las garras de Granjas Hostiles y escapar de los Glukkons una vez más. Tras haber encontrado un poco de calma en unas minas excavadas en lo más profundo de la tierra, lejos de la vista de los curiosos, alguien descubre el paradero de los Mudokons y deben volver a huir. Con un peligroso viaje por delante en el que recorrerán tierras inhóspitas y de lo más salvaje, Abe será el encargado de guiar y llevar a los esclavos Mudokon a un lugar seguro, pero con los Glukkon y sus aterradoras máquinas pisándoles los talones, se antoja casi imposible no perder a alguien por el camino.

Antes de meternos de lleno a comentar el sistema de juego, hay que admitir que la historia que se cuenta en Soulstorm nos enganchó de principio a fin. Como pasa con otros juegos de la serie, Oddworld Inhabitants ha hecho un gran trabajo a la hora de asegurarse de que cada giro de la trama resulte interesante.

Concebido como un juego de plataformas, Oddworld: Soulstorm no solo incluye desafíos en el entorno que te pondrán de los nervios si intentas cruzarlos -o más bien pasarlos a toda prisa- sino que también está repleto de puzles que habrá que resolver. Ya sea elaborando un antídoto para algún desafortunado Mudokon o tratando de averiguar el camino para dejar atrás esos enemigos armados hasta los dientes, los Slig (que disparan a Abe en cuanto lo ven y tienen una pinta rarísima), la dinámica de juego te obliga a que optimices el uso de las habilidades de Abe y los objetos que vayas encontrando para sacar ventaja.

La mayor parte de las veces, en las secciones de plataformas, Abe tendrá que correr, saltar, agacharse y escabullirse para no ser presa de los peligros. No encontramos nada novedoso en este sistema, además, casi siempre da la sensación de no tener la flexibilidad o la finura que nos gustaría. Abe también tiene la habilidad de Cantar, la cual tiene múltiples aplicaciones, ya que le sirve para enviar una especie de bola espiritual que realiza un reconocimiento de la zona, para golpear gongs que abren puertas o incluso para poseer a los Sligs, de forma que podrás eliminar a otros de su misma calaña sin necesidad de mancharte las manos, por así decirlo.

Por otra parte, los objetos ofrecen una gran cantidad de opciones para que podamos utilizar el entorno a nuestro favor. Por ejemplo, algo simple como podría ser lanzar una botella de agua en un sitio que esté ardiendo para apagar el fuego y que Abe pueda pasar por ahí, o podemos echar un poco de la mezcla Soulstorm cerca de una fogata para desatar un infierno de llamas que carbonizará a todo ser lo suficientemente desafortunado como para estar cerca. Hay muchas opciones a nuestra disposición para avanzar por este despiadado mundo y, aunque no es necesario recurrir a métodos letales (es posible terminar el juego sin tener que segar ninguna vida ni perder la nuestra, eso sí, hay que ser muy bueno para conseguir tal hazaña), la posibilidad de hacerlo está ahí.

Oddworld: Soulstorm

Esto sirve para recordarme que debemos tratar el tema de la dificultad en Oddworld: Soulstorm. El título no es que sea brutalmente difícil ni que esté diseñado para aumentar la presión arterial de los jugadores, pero unas mecánicas lentas y un mundo completamente de lleno de amenazas harán que mueras una y otra vez. Teniendo en cuenta que cada vez que mueres, vuelves a un punto de control desde el que es más que probable que tengas que pasar de nuevo por buena parte del nivel que acabas de jugar... en esos momentos es difícil no sentir la frustración.

Para mantener una dinámica de partida interesante, además de tener que llegar al final de cada nivel, hay un montón de artículos coleccionables que encontrar y objetivos secundarios que lograr. Desde salvar a Mudokons hasta encontrar Jalea Real, saquear contenedores y ver a través de unos prismáticos. Cada nivel ofrece un montón de objetivos que fomentan la exploración y la rejugabilidad. Algunos de estos desafíos, como el de encontrar Jalea Real hará que la salud de Abe aumente, así que vale la pena tomarse la molestia salirse del camino principal y completarlos, aunque a veces sea un poco coñazo.

Oddworld: SoulstormOddworld: SoulstormOddworld: Soulstorm

De momento, nos resulta bastante difícil señalar algún elemento que sobresalga en Oddworld: Soulstorm. Es difícil que uno caiga rendido ante el plataformeo que ofrece y los objetos y habilidades, que sin duda son interesantes, pasan a un segundo plano, ya que, simplemente correr o escabullirse es igual de efectivo cuando menos. Ahora bien, si hay algo que en lo que el título realmente destaca es en el apartado visual, sobre todo en las secuencias cinematográficas. En realidad, el juego luce bastante bien durante casi toda la partida. Cuando estamos al aire libre, los entornos son interesantes y de una belleza innegable, en cambio, cuando estamos en el interior de las minas y en cuevas, pues un poco menos con esas texturas más borrosas y repetitivas. Sin embargo, las escenas de animación son de una calidad que impresiona y hacen que nos preguntemos para qué se tomaron la molestia de meter un juego entre una y otra. La campaña de marketing del juego se centró en promocionarlo como "un salto de calidad tanto visual como cinematográfica" para la franquicia y no cabe duda de que cumple lo que promete.

También hay que destacar la integración que el juego tiene con el mando DualSense. En PS5, Soulstorm aprovecha los gatillos adaptativos y la retroalimentación háptica para acentuar esa sensación de peligro cuando Abe está ante una amenaza y hace uso del altavoz que lleva incorporados para tararear cuando Abe está cantando. Al conjugar estas características, junto con las impresionantes secuencias de cine y la brutal y apasionante historia, hacen que Oddworld: Soulstorm se convierta en una buena experiencia centrada en la vertiente narrativa, por lo que es una lástima que el título en ocasiones se vuelva tedioso y no apetezca mucho jugarlo.

Entre las muertes constantes, unos controles algo rígidos y unos objetivos secundarios que aburren a las ovejas, es difícil sentir las ganas necesarias para volver a jugar algunas de las partes de esta entrega. Los que sean fans de Oddworld de toda la vida y sienten nostalgia al revivir lo que su universo ofrece, sin duda disfrutarán de lo que tiene que ofrecer el juego, pero los que acaben de llegar se encontrarán una experiencia en la que es difícil sentirse involucrado y así será su entrada en una de las series de videojuegos más emblemática de todos los tiempos. Es innegable que hay aspectos que son buenos, muy buenos de hecho, pero tras el exitazo que tuvo New'n'Tasty, es difícil ver a Oddworld: Soulstorm como una mejora de lo visto anteriormente.

Oddworld: SoulstormOddworld: Soulstorm
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Las escenas de animación lucen de maravilla. La integración con el Dual Sense funciona genial. La historia es uno de sus puntos fuertes.
-
Controles algo rígidos y torpes. La exploración es aburrida a más no poder. La calidad de las secuencias de cine es tal que hacen que nos preguntemos para qué se tomaron la molestia de meter un juego entre una y otra.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Oddworld: SoulstormScore

Oddworld: Soulstorm

ANÁLISIS. Autor: Ben Lyons

¡Abe ha vuelto! Y esta vez lo hace en un remake del original de 1998, Abe's Exoddus, repleto de grandes secuencias cinematográficas.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.