Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
análisis
OlliOlli World

Análisis de OlliOlli World

La última acrobacia de Roll7 deja un arcade fabuloso y exigente para todos los amantes del skateboarding.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

Hacía mucho tiempo que no le dedicaba tanta atención a un juego arcade como le he prestado a OlliOlli World. Hace unas semanas que me subí a la tabla de skate del estudio Roll7 y creo que ha sido todo un acierto y un descubrimiento personal. Sus anteriores entregas, especialmente la segunda que conquistó el corazón a nuestro compañero Mike (aquí su análisis) ya contaba con las bases sobre las que se levanta esta tercera parte: Escenarios variados, multitud de obstáculos y superficies sobre las que deslizarte a toda velocidad y una dificultad exigente que te sacará de quicio en más de una ocasión.

Lo primero que salta a la vista es su colorista apartado visual y artístico. Con un marcado toque cartoon y una paleta de colores que parece tocar todos los tonos pastel que existen, me recordó instantáneamente a series de animación como Hora de aventuras (Adventure Time) y no sólo por su estilo de dibujo, sino por ese toque de humor que permea en el resto de aspectos del juego. Es otra de las novedades que antes no había en la serie porque a pesar de que no sea su punto fuerte, en OlliOlli World hay una historia.

OlliOlli WorldOlliOlli World

Nosotros encarnamos a un skater desconocido pero destinado a convertirse en la próxima leyenda del skate en Radlandia. Gracias a la guía y buenos consejos de un grupo de carismáticos acompañantes, iremos aprendiendo todos los trucos y habilidades para unirnos a los dioses del skate en el Gnarvana (el Olimpo de las leyendas sobre la tabla). No es la premisa más original y tampoco aporta gran cosa en términos narrativos, pero da un pequeño hilo sobre el que seguir los comentarios de los personajes secundarios y un contexto entre las distintas áreas de juego. Cada zona conecta con un dios del skate y tiene un estilo distintivo. En total son 5 áreas con una media de 18 niveles por zona, y cada una de ellas está diferenciada por su estética y por las habilidades y obstáculos que van surgiendo en cada nivel que desbloqueamos al completar cada "carrera". En cada nivel habrá unos desafíos individuales y un top 3 de personajes a los que debemos superar en puntuación.

Publicidad:

Con cada objetivo o nivel superado desbloquearemos nuevas mejoras estéticas para el avatar: trajes, peinados, accesorios e incluso nuevas skins para las tablas y las ruedas. Hay infinitas opciones para que nuestro avatar sea único y bien diferenciado. Pero incluso con un apartado de personalización tan masivo en lo que brilla es en una jugabilidad que a falta de un término mejor, es aplastante. Porque en OlliOlli World cada nivel es un desafío sin piedad.

Los tutoriales en el inicio de cada zona te muestran los fundamentos de un nuevo truco, pero una vez superados cada nivel se va complicando de forma exponencial, y cada error nos hace tener que empezar de nuevo desde el último punto de control. Nos movemos a toda velocidad por rampas, vallas, saltando escaleras y sorteando agujeros mientras realizamos todos los trucos y acrobacias posibles hasta llegar a la línea de meta. A partir de cierto punto se abren además caminos alternativos al inicial llamados rutas extremas, cuyo trazado es bastante más complicado, pero que pueden abrir incluso nuevos niveles secundarios y especiales que estaban ocultos en el mapa de la zona. Estos trazados secundarios desarrollan la narrativa del juego de una forma bastante original y que invita a descubrirla conforme los vas desbloqueando.

OlliOlli WorldOlliOlli WorldOlliOlli World

La mayoría de los saltos y trucos se realizan con el stick izquierdo y cada movimiento debe realizarse además en el momento preciso o nos estamparemos contra el suelo. Al final todo esto se traduce en una coreografía perfecta de los dedos sobre los controles para superar a toda velocidad el recorrido, o volver a empezar. Seguramente necesitemos unos cuantos intentos para cada escenario, y en algunos puede dispararse el número de intentos hasta dar ganas de lanzar el mando por la ventana más cercana. No es que se sienta injusto, pero a veces da la sensación de que el control falla o simplemente no hemos clavado ese salto y nos toca repetir. Esto en mi caso tuvo una pega importante, ya que la tensión y la velocidad que exigen los movimientos me hizo temer por la integridad del propio mando. Quizá poder reasignar los controles habría sido la guinda del pastel.

Publicidad:

Y a pesar de ello no paraba de intentar superar cada nivel de modo compulsivo. Es tremendamente divertido manejar al personaje y recorrer los alocados paisajes a toda velocidad haciendo saltos y acrobacias. Cada nuevo intento me enseñaba a clavar mejor los movimientos, y esa sensación de mejora como jugador tan importante ha sido constante. Si cometes un error el reinicio es casi instantáneo, vital si quieres mantener el ritmo trepidante que te exige el juego. Jugar online no es estrictamente necesario, pero para cuando lleves un par de horas de juego ya te habrás picado a superar las puntuaciones del resto de usuarios. Una de las propuestas más divertidas en lo que llevamos de año.

OlliOlli WorldOlliOlli WorldOlliOlli World
OlliOlli WorldOlliOlli World
08 Gamereactor España
8 / 10
+
Una dinámica de juego adictiva. Sensación de progresión y mejora constante. Escenarios con varios itinerarios.
-
El sistema de control hará que tu mando sufra. La historia es bastante insulsa y no aporta nada.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

0
OlliOlli WorldScore

OlliOlli World

ANÁLISIS. Autor: Alberto Garrido

La última acrobacia de Roll7 deja un arcade fabuloso y exigente para todos los amantes del skateboarding.



Cargando más contenido