Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Gamereactor
avances
Oxenfree II: Lost Signals

Oxenfree II: Lost Signals - Impresiones

Tras media hora con la próxima aventura de misterio de Night School Studios, nos preguntamos si estamos en la misma onda

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Al igual que su predecesor, Oxenfree II: Lost Signals es una aventura gráfica que se nutre de las conversaciones, de la música usada rara vez y las decisiones que tomamos. Night School Studios combina una narrativa compleja y sobrenatural con elementos de puzles sencillos para conformar una estructura en la que la historia y sus personajes se van desarrollando poco a poco. La mayor parte del tiempo andamos de un lado a otro escuchando lo que parece un interminable monólogo interior de nuestro protagonista o su grupo. Desde una perspectiva interactiva, los juegos del estudio no son algo particularmente emocionante, pero los fans apreciarán la experiencia narrativa del equipo indie, que ha creado algunas de las conversaciones más verosímiles entre personajes de videojuego en el pasado.

Después de un descenso a los infiernos en Afterparty (que no pudo enganchar a los jugadores de la misma forma que lo hizo el Oxenfree original), Night School Studios regresa al misterio con Oxenfree II: Lost Signals. El juego comienza cinco años después del primer gran éxito de los californianos y nos lleva a Camena, que no está lejos de Edwards Island (la ubicación del primer juego). En esta ocasión controlamos al naturalista Riley Poverly, que ha ido a este lugar a investigar unas señales de radio anómalas.

Desde hace un tiempo, Camena ha estado plagado de perturbaciones eléctricas inexplicables, que evidentemente son más de lo que parece a simple vista. Un malvado culto llamado 'Parentage' opera en la pequeña ciudad y sus seguidores no traman nada bueno. Quieren usar lo que la joven Alex y sus amigos desataron en el primer Oxenfree para traer un cambio incierto que podría afectar no solo a las gentes que viven en este lugar. Después de la presentación, los desarrolladores dejaron claro que los jugadores no tienen que jugar obligatoriamente al primer Oxenfree para entender Lost Signals. Si bien se encontrarán con referencias y alusiones al primero, el conocimiento de la entrega anterior no es necesario para seguir esta nueva historia, como comentó el director del estudio y cofundador Sean Krankerl.

HQ
Oxenfree II: Lost Signals
Publicidad:

A diferencia de los anteriores títulos de Night School Studios, Oxenfree II: Lost Signals se centra en un elenco de personajes más adulto. Riley es una mujer de unos treinta años preocupada por su futuro, al igual que Alex o Milo y Lola en los juegos anteriores. Ella también busca respuestas a sus preguntas, como lo hacemos la mayoría de nosotros. Sin embargo, cuando descubre qué hay detrás de los fenómenos actuales y que hay personas interesadas en empeorar la situación, decide actuar. La incertidumbre puede asustar a alguien que tiene algo que perder, pero el miedo a ceder el control sobre su propio destino, a perder el libre albedrío, también puede ser una buena motivación.

Night School Studios nos enseñó Oxenfree II: Lost Signals en una presentación con gameplay. En esta partida, Riley ya lleva en Camena un tiempo y es consciente de la situación en la que se encuentra. Junto a un compañero llamado Jacob, la joven se dispone a explorar una cueva. Con un equipo de escalada profesional que ha encontrado previamente, la pareja afronta el difícil descenso y pronto llegan a un viejo pozo minero. Al poco tiempo se encuentran frente a un abismo sin puente, pero en vez de dar la vuelta, deciden buscar un camino alternativo que les lleva a internarse aún más profundo en la oscuridad de la cueva.

En el fondo descubrimos una lágrima del tiempo que podemos hacer resonar mediante frecuencias de radio. El eco se expande y abre un portal que nos lleva al año 1899. En esta época, la antigua mina está aún en funcionamiento, al igual que algunas de las herramientas que se utilizaban entonces. Por ejemplo, hay un ascensor que usamos para llevar a Jacob a la salida. Sin embargo, al alcanzar el nivel superior, la mina empieza a colapsar y el derrumbe de grandes rocas amenaza con sepultar a Riley bajo ellas. Tiene que resolver un puzle de plataformas para cogerle la mano a Jacob antes de que la cueva se derrumbe sobre sus cabezas.

Oxenfree II: Lost SignalsOxenfree II: Lost SignalsOxenfree II: Lost Signals
Publicidad:

Lo que hace a esta escena tan especial tiene que ver con el cuidadoso uso de la música. Nivelar el ascensor a la altura correcta para que Riley pueda utilizarlo como plataforma temporal es algo que ya hemos visto cientos de veces en juegos, pero por el suave sonido ambiental que cambia pero debido al suave paisaje sonoro del sintetizador que cambia fundamentalmente y de repente entra en primer plano, la escena adquiere un enorme poder por sí misma. Tan pronto como comenzaron los temblores, una secuencia recurrente de notas comenzó a fluir y con cada uno de los pasos de Riley se incorporaban elementos adicionales a la melodía, lo que le dio a este puzle una intensidad que nos dejó huella. Sin embargo, la demostración terminó en este punto.

Unas pocas escenas antes, durante el camino por la oscura cueva, un desconocido contacta con Riley por radio para pedirnos un favor. Había varias opciones para elegir cómo afrontar la situación y estas pequeñas decisiones supuestamente tienen impacto sobre el juego, según Night School Studios. Si influimos en las relaciones interpersonales, podemos aprender algo sobre el trasfondo de los personajes y, si elegimos la respuesta incorrecta, incluso podemos bloquear opciones que ya no estarán disponibles a partir de este momento. En el caso del desconocido que nos contactó por radio, tuvimos que desviarnos un poco para ganarnos la confianza del pescador local, que puede o no proporcionar información interesante sobre la región. Bloquearnos oportunidades no es buena idea, pero tampoco me gusta particularmente ahogarme con las opciones, por lo que tendremos que ver cómo se desarrolla esta gran cantidad de posibilidadeds al final.

De acuerdo con los desarrolladores, la ruta que Jacob y Riley tomen a su siguiente destino tendrá cierta importancia en la historia del juego. Si tomamos caminos alternativos puede que nos topemos con algunos personajes (en persona o a través de la radio), que de otro modo habríamos pasado por alto. Por desgracia, no he podido descubrir qué ocurre con el paso del tiempo en el juego, pero el equipo nos dio otro ejemplo que muestra la importancia de la elección de movimiento: en un punto, Riley puede intentar hacer un salto sobre un abismo que puede ahorrar a Jacob un complicado desvío. Nuestro comportamiento dentro de la conversación puede hacer que Jacob se burle de nosotros o que, por el contrario, se preocupe de nuestro bienestar, y de esta forma cambia nuestra relación con él.

HQ
Publicidad:
Oxenfree II: Lost SignalsOxenfree II: Lost Signals

No hemos visto mucho de Camena por ahora, pero parece un lugar bastante grande con un entorno complejo. En la cueva, los desarrolladores bajaron directamente a la oscuridad del abismo que apenas pude distinguir por la baja resolución de mi pantalla. No quiero aventurarme sobre la baja visibilidad por si fue debido a mi conexión a internet, porque la presentación fue vía streaming. Visualmente, Oxenfree II es más tranquilo y menos intrusivo que el estridente Afterparty. El juego tiene unas bases bien asentadas y parece ceñirse bien al eje central de la radio. Durante la secuencia del viaje en el tiempo, por ejemplo, un efecto de distorsión visual se superpuso a la imagen, como habría ocurrido con una antigua televisión de tubo de rayos catódicos.

En otra escena, una visión interrumpió una conversación accidentalmente entre Riley y Jacob para mostrar a los jugadores algo dramático. En otra situación, alguien que dice conocer bien a Riley la llama, pero para ella parece ser la primera vez escucha la voz del tipo. Se supone que estas escenas nos confunden y nos inquietan, pero Riley apenas reacciona ante ellas. Su actriz de doblaje habla con bastante calma después de recibir estos mensajes tan confusos, que a veces no se ajustan a la situación. Tengo curiosidad por ver cómo funciona en el resto del juego porque por lo demás, el elenco de voces parece ofrecer una actuación satisfactoria.

Oxenfree II: Lost Signals podría ser un juego muy similar a su predecesor, ya que Night School Studios se basa en gran medida en sus orígenes al mismo tiempo que refuerza y amplía sus puntos fuertes. Escuchar la charla informal entre Jacob y Riley y lo bien que se adaptan a la situación en la que se encuentran ambos se siente agradable, pero esos personajes misteriosos que llaman por radio y esta extraña visión fueron demasiado forzadas para mi gusto. Tengo la esperanza de que puedan aumentar aún más el misterio de Camena, si el estudio utiliza esos elementos con cuidado. Esto requiere una habilidad especial en la producción, cosa que High School Studios ya ha mostrado en otras ocasiones en el pasado.

Oxenfree II: Lost SignalsOxenfree II: Lost Signals

Contenido relacionado



Cargando más contenido