Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
avances
Paper Mario: The Origami King

Paper Mario: The Origami King: 4 cosas para envolver y 2 para arrugar

Estamos disfrutando de la aventura desenfadada y repleta de humor de Intelligent Systems antes de su lanzamiento la semana que viene como el juego más importante del verano para Nintendo Switch.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En el año más raro de lo que va de siglo en tantos aspectos, videojuegos como Paper Mario: The Origami King aparecieron de la nada y los jugadores se han ido informando sobre ellos de formas bastante distintas. El juego se descubrió hace solo dos meses en pleno confinamiento duro en gran parte del mundo a causa de la pandemia de la COVID-19, y eso supuso un tráiler repentino de un juego que parecía ya bastante terminado, y luego nada de E3, presentación formal o evento de pruebas. Hasta hoy, a una semana y un día de su lanzamiento en Nintendo Switch, cuando podemos contaros un poco más sobre nuestra experiencia con la copia de p-review.

Dadas las circunstancias, no obstante, hay que decir que la comunicación ha sido bastante rica y completa hasta el momento, con varias notas, noticias y vídeos del juego contando bastante más de lo habitual en este margen de tiempo. Con eso en mente, y con el lanzamiento junto a nuestro análisis final de Paper Mario: The Origami King a la vuelta de la esquina, hemos querido extraer algunos puntos clave de las impresiones que hemos ido anotando tras varias horas de aventura.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Lo que nos está encantando de Paper Mario: The Origami King

Es un gustazo

Hemos visto cantidad de aventuras coloridas basadas en papel y otros materiales de manualidades (sobre todo en los últimos años con títulos como Tearaway, Yoshi's Crafted World, Littlebigplanet o Kirby's Epic Yarn, entre otros), pero está claro que esta es la ¡sexta! entrega de la serie de IntSys. El juego luce impecable y se siente genial a los mandos desde el primer minuto, combinando una curiosa mezcla de gráficos 2D y 3D con unas simpáticas animaciones al estilo stop-motion para los personajes y unos efectos ideales en los escenarios, sin olvidar una respuesta muy gratificante de los controles, incluyendo las originales secciones por movimiento. Podríamos decir que sabe diferenciarse y destacar pese a ser una fórmula tan usada, y cada acción, sin importar lo simple o irrelevante que parezca, funciona como "debería" dentro de este mundo, desde golpear cualquier elemento con el martillo a despegar un personaje atrapado. Y también celebramos que los tradicionales recortes 2D de los personajes encajan con los mundos en 3D, con los nuevos invasores de origami y con los enemigos mayores de papel maché.

Un mundo grande e interactivo

Hasta el momento damos gracias por empezar a olvidar la linealidad o simplicidad de algunos de los últimos Paper Mario, pues este es un mundo enorme a explorar, repleto de pequeños detalles y secretos escondidos. Grande no significa vacío, y cada sección que hemos visitado por ahora está llena de cosas que hacer, desde recolección de objetos hasta minijuegos improvisados, acciones bobas del escenario, agujeros que tapar con confeti y muchas otras actividades que mantienen nuestro interés.

El Rey del Origami... y de la comedia

El guion de las primeras horas es simplemente brillante y esperamos que mantenga esa calidad durante toda la aventura, pues se trata probablemente del mejor aspecto del juego hasta el momento. Niños y adultos mantendrán una sonrisa en su rostro (con la carcajada ocasional) gracias a prácticamente todos los diálogos y el flujo constante de situaciones ridículas o de fan-service. El vocabulario papirofléxico es tan fabuloso que lo vamos apuntando para candidato al GOTY a la mejor localización del año, lo que se suma a un tono que siempre se ha diferenciado de los plataformas principales de Mario; es un sentido del humor marca de la casa que nos tiene completamente encandilados con la experiencia. Un Goomba que es el mayor fan de Mario o las pullas que suelta Bowser espachurrado entre dientes están entre nuestros ejemplos favoritos por ahora.

Un sistema de batalla prometedor

Si bien intenta mantener el juego fiel a sus orígenes para complacer a los fans de siempre tras un par de desvíos en las últimas generaciones, IntSys también está aprovechando su laureada experiencia en el género de la estrategia (Fire Emblem, Advance Wars) para sacarse de la manga un sistema de combate completamente renovado. Parecen preocupados porque los jugadores no se hagan a él de primeras visto que las nuevas mecánicas se mantienen simplonas y muy tutorizadas durante bastantes horas, pero nos gusta la idea del campo de batalla concéntrico para cambiar la forma en que ataques e ítemes impactan sobre los enemigos en base a su disposición. Dicho esto, queremos ver cuánto evoluciona el concepto en cuanto a profundidad y opciones tácticas hacia el final del juego.

Paper Mario: The Origami King

Un par de preocupaciones sobre Paper Mario: The Origami King

Profundidad y progresión

El último pro nos lleva a una primera inquietud: ¿cumplirá The Origami King como juego RPG? Sabemos que se trata de un enfoque ligero, desenfadado, que normalmente hace de la serie un punto de partida ideal para novatos en el género, pero a falta de subida de nivel y de una progresión de personaje significativa, tememos echar de menos todos esos rasgos adictivos que definen el género a la larga, sobre todo si el combate se hace repetitivo. Por ejemplo, en un par de horas te haces con unas 15.000 monedas que de primeras parecen una fortuna sobrada, como le pasó a Luigi's Mansion 3. ¿Quizá el reto compensará todo esto? Lo veremos cuando nos lo pasemos.

Intentando mantener el ritmo

Pese a que el mundo está aparentemente lleno de actividad, coleccionables y secretos, y unos diálogos excelentes, nos encontramos con un par de secciones que suponían un bajón de ritmo, algo que también ocurre cuando entras y sales de interiores o cuando el escenario cambia constantemente, pues la pantalla negra de carga rompe la inmersión.

Con estos puntos en mente, y antes de publicar nuestro análisis definitivo, Paper Mario: The Origami King se presenta por ahora como una aventura desternillante, muy dinámica y con muchas ideas ocurrentes que básicamente debe mantener el tono y los distintos sistemas en marcha y bien equilibrados. Así podrá terminar con el papelón de algunos de sus predecesores y conseguirá que tanto fans como nuevos jugadores se plieguen ante el nuevo Rey del Humor.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido