Español
avances
Pokémon Sol/Luna

Pokémon Sol y Luna - impresiones dos primeras horas

Game Freak nos sorprende por la reinterpretación total de Pokémon como RPG que supone este nuevo dúo de juegos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

El cambio y la innovación son algo que Pokémon lleva pidiendo a gritos durante mucho tiempo. A pesar de los miles de experimentos realizados en spin-offs, los videojuegos principales siempre se han regido por unas bases inamovibles que daban pie a una evolución, para muchos, nimia. Pokémon Sol y Luna llegan con ganas de cambiarlo todo, tanto en el juego como en el anime, y lo hacen con una ambición impresionante en un mundo vivo, bañado por la luz y habitado por multitud de nuevas criaturas.

La palabra cambio lo afecta a todo. Este juego aprovecha todo lo que da de sí Nintendo 3DS para ofrecer una experiencia como esas con las que soñábamos cuando se presentó la máquina. El dúo de entregas transmite la sensación de que los videojuegos RPG y la serie de animación están empezando a converger hacia un punto realmente interesante, sobre todo por el enorme peso de su narrativa y de sus escenas cinematográficas. Apenas podemos hablar de los hechos que desencadenan lo que ocurre en esta nueva aventura, pero sí podemos decir que el guión va mucho más allá de las tareas básicas de completar la Pokédex y competir para ser el Campeón de la Liga Pokémon.

Una de las primeras cosas que hemos visto, y que resulta de gran alivio, es que la saga por fin se ha liberado de ese corsé rígido que formaban las batallas contra los líderes de gimnasio. Era una estructura repetida una y otra vez durante seis generaciones y que necesitaba un giro, una reinvención, para levantar un ancla que se soltó hace 20 años. Ahora, el objetivo es completar el recorrido insular, una serie de retos que hay desperdigados por las islas; algo mucho más parecido a las misiones de un RPG y alejado de los típicos enfrentamientos en gimnasios. Este recorrido lleva al jugador a realizar tanto tareas sencillas, como encontrar objetos concretos o responder preguntas, a luchar contra Pokémon dominantes, poderosas criaturas acompañadas de manadas con ganas de camorra. Durante nuestra partida no conseguimos completar ninguna de estas, pero Game Freak nos ha dejado con la boca abierta por cómo le ha dado la vuelta a la fórmula. Era necesario.

Antes de embarcarnos en la aventura que ofrece esta región plagada de islas, tuvimos que llevar a cabo el rito sagrado de todo juego de Pokémon: elegir a nuestro starter o inicial. En esta ocasión se nos ofrece un trío bastante simpático: Litten, Rowlett y Popplio. Probablemente los que mejor han quedado desde la tercera generación. Tienen un diseño simple que destila ese carisma que necesitan si aspiran a ser recordados con el paso de los años. Por supuesto, el cómo acaben siendo sus formas finales, aunque ya tengamos indicios de ello, es algo que aún está por ver y que terminará de determinar ese recuerdo. En nuestro caso, y tras una larga reflexión delante de la consola, decidimos entregar nuestro cariño al de tipo fuego, Litten, un gatito que escupe bolas llameantes a sus enemigos; una monada, vaya.

Pokémon Sol/Luna
Pokémon Sol/LunaPokémon Sol/LunaPokémon Sol/Luna

Tal y como ocurría en la región de Kalos de Pokémon XY, Alola está repleta de pokémon que no han sido avistados y que están llamados a transmitir esa sensación de descubrimiento que se experimenta cada vez que se llega a un lugar nuevo. Como era de esperar de este mundo tropical, los primeros que hemos visto transmiten esa correspondencia con su lugar. Pero no solo ellos, algunos de los antiguos también han cambiado, porque según se dice, estos pokémon han tenido que adaptarse al clima y al nuevo ecosistema en el que habitan. Exeggutor, Vulpix, Ninetales, Sandshrew, Sandslash o Rattata tiene una forma, tipo y habilidades nuevas. Y todo aún a la espera de saber qué son los ultraentes. Tras recibir las primeras pokéballs, no costó muchos paseos por la hierba dar con viejos conocidos como Ledyba, Metapod o Slowpoke. Tener a nuestra disposición una cantidad tan grande y variada de criaturas durante los primeros pasos de juego es un buen aliciente para construir equipos muy diversos y experimentar con distintas combinaciones. Es muy bueno que Game Freak haya dado un paso más en este sentido.

Una mejora que comprobamos nada más ponernos a los mandos es el funcionamiento de la cámara, que esta vez sí te permite moverte libremente en cualquier dirección. En XY, que introdujo por primera vez gráficos poligonales completos, había momentos en los que la exploración era incómoda, especialmente en Ciudad Luminalia. En Pokémon Sol y Luna, moverse por el mapa es mucho más fluido y transmite una sensación alejada de las anteriores limitaciones. Ahora sí parece que estemos en un mundo tridimensional y la cámara sí ayuda a disfrutar de los parajes y entornos de un nuevo mundo. Hay que recalcar el abandono total del efecto 3D estereoscópico, pudiendo activarse sólo en un modo foto (Pokévisor) que recuerda al Pokémon Snap de Nintendo 64. Este sacrificio presumiblemente se deba a las limitaciones de Nintendo 3DS, quizás sin ella la pequeña consola no podría moverlo todo. Aunque la gama New podría aportar alguna solución.

Como contrapartida a tanta novedad, los combates siguen ofreciendo un aspecto de lo más familiar, con ese enfrentamiento en plano diagonal y la selección de movimientos por turnos. Sin embargo, hay modificaciones notables en la interfaz de usuario que buscan que la experiencia sea directa, rápida y amigable. Por ejemplo, ahora se permite ver los cambios estadísticos en la misma pantalla durante la batalla para no tener que llevar la cuenta y poder cambiar de estrategia sobre la marcha. La información numérica sobre los movimientos como ataque, tipo o precisión también está más a mano, a un toque de táctil. Las ayudas están para no tener que perder tiempo buscando o recordando. Cuando luchas contra un pokémon por segunda vez o más, aparece un mensaje indicando qué ataque es 'super efectivo' y cuál 'no muy efectivo'. El objetivo esto es, también, ofrecer una ayuda a los novatos, aunque limita el efecto ensayo y error que ha definido durante años el proceso de aprendizaje de estos juegos. Nos ha dejado algo preocupados porque facilita mucho, quizás demasiado, la experiencia.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Pokémon Sol/LunaPokémon Sol/Luna

Esta simplicidad y facilidad con las interfaces presta a que el jugador pueda deleitarse más con los combates, que llegan a su máximo esplendor con los movimientos Z. Son una serie de técnicas únicas de cada pokémon que requieren de un dúo de objetos: la Pulsera Z y un Cristal Z ligado a la criatura. Su ejecución esun alarde de espectacularidad que sorprende tanto por lo caricaturesco de los movimientos del entrenador como por la letalidad de los pokémon. Una mecánica que refuerza la sensación anime (nombres como Gigavoltio Letal o Explosión Floral ayudan) y que introduce un nuevo elemento estratégico a las batallas que, ligado a las megaevoluciones, puede ofrecer algo muy interesante.

Esto es todo lo que dio de sí nuestro primer paseo por Alola, pero el calor tropical ha dejado más novedades de las que se podría esperar para un juego que llega al final de la vida útil de una máquina. Lo más importante es el impulso total al multijugador online, algo que por supuesto no pudimos probar. Hasta cuatro jugadores van a poder competir en torneos, esta vez con muchas más opciones, o colaborar en los minijuegos de la Festi Plaza como ya os hemos explicado. La crianza y la evolución van a ser esenciales, y para darle velocidad han introducido el modo entrenamiento extremo. Otro aspecto a tener en cuenta es la estructura de esta región y cómo va a afectar al ritmo de la partida, y al mismo tiempo la influencia de las pokémonturas.

En resumen, solo unas horas de partida dejan ver claramente que estamos ante una de las entregas más innovadoras de la historia de esta longeva saga. Parece que Game Freak ha tomado nota de las críticas que llegaban y de los problemas estructurales que se repetían juego tras juego y se ha propuesto solucionarlo todo de una vez con Pokémon Sol/Luna, pero sin perder la esencia y esa sensación de estar en casa. Con las nuevas formas de Alola, las misiones y pruebas por las islas, el peso de la trama y la renovación de los sistemas de exploración y combate, Pokémon Sol y Pokémon Luna están llamados a ser compra obligatoria para los jugadores de siempre y para quienes aún están a tiempo de estrenarse.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Pokémon Sol/Luna

Etiquetado como:

Pokémon

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.