Español
Gamereactor
avances
Vampire: The Masquerade - Bloodhunt
DESTACADO: Cobertura E3 2021

Primeras impresiones con Vampire: The Masquerade - Bloodhunt

Sumérgete en las calles de Praga y masacra a tus enemigos para alzarte con la victoria en este battle royale salvaje y estratégico.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio

Los battle royale son un caso peculiar; hace un par de años, parecía que toda franquicia y serie de videojuegos recibiría una adaptación al género, una tendencia que luego desapareció sin dejar rastro. Hoy en día, apenas vemos nuevos títulos para el género, lo que hace que este, basado en el universo de Mundo de Tinieblas, sea un proyecto incluso más extraordinario.

Vampire: The Masquerade - Bloodhunt

Vampire: The Masquerade - Bloodhunt es exactamente eso: un battle royale. En este BR, nos metemos en la piel de un vampiro que ronda por las calles de una Praga confinada con el objetivo de derrotar a sus enemigos y hacerse con la victoria. Este título sigue las normas básicas del género, por lo que no hay mucho que comentar sobre este aspecto. Sin embargo, presenta unas diferencias que marcan distancias respecto a su competencia; entre ellas, el hecho de que, a lo largo del mapa, encontraremos personajes no jugables y que los vampiros cuentan con impresionantes habilidades que les permiten sortear y escalar edificios, así como la existencia de varias clases de arquetipos que presentan diferentes capacidades y habilidades.

Estas características forman parte y son también un reflejo de la influencia de otros juegos de Mundo de Tinieblas. En el evento en el que probamos el título, tuvimos la oportunidad de hablar con el personal de Sharkmob, el estudio responsable, y les preguntamos qué relación mantiene Bloodhunt con la serie Mundo de Tinieblas.

"Nos hemos mantenido fieles al universo de Vampire: The Masquerade en todos los sentidos", nos contó Martin Hultberg, el director de comunicaciones y propiedad intelectual de Sharkmob. Hemos trabajado en colaboración con el equipo de Paradox, responsable de la marca justo cuando terminaba la V5, la quinta versión de la biblia en la que se redactan las normas de la serie, que se estrenó hace un par de años. Guardamos una estrecha relación con el 'lore' y la estructura de dicho título, pero, en cuanto a los arquetipos, consideramos que lo más importante es la dinámica de juego".

Vampire: The Masquerade - BloodhuntVampire: The Masquerade - Bloodhunt

En esta entrega, podemos recorrer el mapa en busca de armas, equipo e ítemes que nos ayudarán a convertirnos en oponentes de alto calibre. Además, podemos alimentarnos de los PNJ: al saciar con ellos nuestra sed, la gran mayoría nos dará salud, mientras que aquellos con un grupo sanguíneo menos común nos darán bonificaciones más jugosas, tales como una pequeña cantidad de regeneración de vida pasiva o un tiempo de carga de las habilidades reducido. La cosa está en que debemos pasar desapercibidos (es decir, ser partícipes de la 'Masquerade'); de lo contrario, si alguien nos pilla, revelará nuestra posición en el mapa, por lo que seremos una presa fácil para el resto de los vampiros.

Le hemos preguntado a Craig Hubbard, el director del juego, cómo cambia este sistema la dinámica típica del battle royale: "Básicamente, si te ven alimentándote de alguien o si matas a un vecino, pasas a ser un objetivo, por lo que te los enemigos sabrán dónde estás. Incluso si cometes pequeñas infracciones, como utilizar tus habilidades en frente de una persona, aparecerás en el mapa. Tendrás que tomar decisiones y sopesar cuánto te quieres arriesgar".

En cuanto a las mecánicas de movimiento y las posibles formas de recorrer el mapeado, Bloodhunt destaca por la gran libertad que otorga, ya que podemos movernos por la ciudad tanto paseando por las calles como aferrándonos a los edificios como si fuésemos una especie de Spider-Man salvaje. No podremos entrar en ellos o recorrerlos, pero sí tendremos la capacidad de escalar cualquier cosa gracias a las técnicas de movimiento de los personajes. Hubbard nos explicó el razonamiento tras esta mecánica: "creo que, en lo que más se diferencia esta entrega de otros juegos es la forma en la que se puede recorrer el mapa. No hay obstáculos, lo que nos lleva a entender las amenazas y a enfrentarnos a los enemigos de otra manera".

Vampire: The Masquerade - BloodhuntVampire: The Masquerade - Bloodhunt
Vampire: The Masquerade - Bloodhunt

Todas las habilidades mencionadas hasta ahora se pueden disfrutar con cualquier tipo de vampiro; sin embargo, otro aspecto que diferencia a Bloodhunt del resto de juegos son los arquetipos. La versión pre-alfa que tuvimos ocasión de probar contaba con tres familias de vampiros, todas ellas con dos variantes. Cada arquetipo tiene su propio estilo de juego: mientras que Brute y Vandal tienden a mancharse las manos y se meten de lleno en la acción, Muse y Siren sacan partido de su agilidad y habilidades de apoyo para sobrellevar los encuentros.

Cada clase de arquetipo tiene también una serie de habilidades y capacidades. Nuestro perfil favorito es el de Muse, ya puede lanzar una proyección espectral a un lugar concreto al que teletransportarse luego, así como regenerar vida y curar a sus aliados. Otro personaje que nos ha gustado es Saboteur, quien tiene la opción de hacerse invisible, lo cual resulta útil a la hora de abandonar las luchas más complicadas. Estas habilidades definen a los vampiros y sus estilos de juego, pero no llegan a ser tan intrusivas como para mermar la experiencia de los battle royale, tan marcada por la necesidad de ser rápido y derrotar a quien se ponga en tu camino.

Dado que Bloodhunt es un battle royale, gratuito además, Sharkmob ha desarrollado un sistema de personalización que se convertirá, junto al pase de batalla, en una de las dos posibles vías a través de las cuales el título generará dinero. Ambos sistemas nos permitirán modificar los personajes a nuestro antojo. Al contrario que en Call of Duty: Warzone o Apex Legends, en los que solo se puede alterar la apariencia de determinados personajes, Bloodhunt nos permitirá personalizar nuestro vampiro como queramos gracias a una amplia gama de opciones que van desde aspectos como la ropa hasta el tono de piel, el estilo y color del pelo y el género del personaje. En este sentido, Hubbard añadió que "mola mucho tener la oportunidad de crear y modificar tu propio personaje y expresar tus gustos y tu estilo, por lo que hemos decidido ofrecer seis vampiros personalizables".

Vampire: The Masquerade - Bloodhunt

Tras probar el juego, creemos que se trata de una apuesta mucho más frenética de lo que cabría esperar. Las partidas duran en torno a 15 minutos y, aunque empieces un poco lento, tendrás que luchar casi de forma constante por tu vida conforme se reduce el espacio en el que estás a salvo. La dinámica principal del juego parece efectiva y entretenida y, aunque el sistema de movimientos es muy potente, los combates son divertidos y fomentan la competitividad.

Lo más preocupante es, quizás, el hecho de ser un battle royale. Se trata de un género muy hostil, en el que, muchas veces, salen títulos al mercado que no son capaces de hacer frente a los más consolidados. Un problema al que, quizás, Vampire: The Masquerade - Bloodhunt deba enfrentarse en algún momento. La dinámica de juego está guay y deja entrever que, detrás, hay un diseño con una gran profundidad. Pero, ¿llegará a la altura de Fortnite, Call of Duty: Warzone o Apex Legends? ¿Conseguirá hacerse un hueco en el género? Esa es la cuestión.

Vampire: The Masquerade - BloodhuntVampire: The Masquerade - Bloodhunt
Vampire: The Masquerade - BloodhuntVampire: The Masquerade - Bloodhunt

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.