Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
Portada
avances
Resident Evil 3

Resident Evil 3 - impresiones

Volvemos a Reacción City perseguidos de forma incesante por la ansiedad.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Hace poco más de un año, el remake Resident Evil 2 demostró cómo hay que coger un juego de culto y rehacerlo entero para los tiempos modernos (sin desmerecer lo que se viene con Final Fantasy VII). Nos gustó tanto que lo aupamos al top 10 de los GOTY tras un debate sobre una reedición tenía derecho o no a estar en esa lista. Calidad no faltaba, ventas tampoco, y Capcom repite este 2020 con el siguiente, Resident Evil 3.

Un larga sesión de juego nos ha dado la posibilidad de echar un par de horas largas a su modo historia con Jill Valentine, además de repetir con Resident Evil Resistance, el multijugador asimétrico que trae pegado. Las calles de Raccoon City se han vuelto a poner peligrosas, repletas de zombis y otras criaturas que ahora tienen un aspecto mucho más aterrador que entonces, incluido el propio Nemesis.

La evolución de la tecnología ha permitido a las compañías ofrecernos espectáculos más potentes en lo visual y lo sonoro, pero el aumento del número de polígonos también había traído una aceleración del ritmo a la que Capcom puso freno con Resident Evil 7: Biohazard. Control y movimientos ágiles propios de tiempos modernos, sí, pero partidas más pausadas para permitir que la adrenalina se dispare por el miedo y no por las prisas. Un modelo que brilló de nuevo con la ambientación clásica de RE2 Remake.

La cuestión es, ¿qué camino tomar con este RE3 que llegó para ser la parte breve y agresiva de su predecesor en los años 90? Aún más, sabiendo que los fans y la crítica han festejado este retorno a la calma. La solución a este dilema ha sido colocar exploración atmosférica combinada regularmente con combates ligeros, salpicada de picos de intensidad aparece en tu persecución el incansable Nemesis. Y bien te perseguirá.

Resident Evil 3Resident Evil 3

Examinar metódicamente cada milímetro del escenario es esencial en este juego que parece esconder secretos por todas partes. Cuanto más profundices mayor será la recompensa, es la lección que aprendimos en este ratito a los mandos. Escrutamos el trozo de mapa a nuestra disposición, en la que enviamos a Jill por las calles de la ciudad en busca de un vagón de tren al que no le faltaban pasajeros. Tocaba esquivar y serpentear entre no-muertos porque, como en el anterior, estos zombis no caen de un tiro y es necesario ahorrar munición. Había tiendas accesibles en las dos aceras, es decir, muchos más cajones en los que rebuscar suministros. Tras los callejones y pasillos esperan pequeñas zonas decoradas hasta el mínimo nivel de detalle.

Tenemos la sensación de que Capcom ha reconstruido y engordado algunas zonas más de lo que lo hizo en Resident Evil 2. Las calles que la antigua Jill recorría de cámara fija en cámara fija ahora ofrecen más. Hay conexiones que te trasladan automáticamente a 1999, como ese indencido que hay que apagar para poder avanzar, pero esos espacios más abiertos y libres que trajo Resident Evil 3 han pedido más imaginación y mano de obra. Funciona, funciona bien, y te los recorres arriba y abajo sin problema una vez que encuentras esos objetos que por fin te dan acceso a esa zona cerrada que viste antes.

Resident Evil 3

Como tal, moverse por el inventario es clave para coger ese ritmo tranquilo pero sin pausa que pide el juego. Hay que pasar bastante rato en las zonas seguras escogiendo qué ítems llevar o soltar y combinando hierbas o químicos. Una novedad es un modo asistido con más espacio para transportar cosas, pero pensamos que jugarlo adecuadamente es con los recursos escasos y tomando las decisiones correctas.

Que las calles sirvan como escenarios más amplios que la comisaría o los túneles del anterior también tiene otro sentido, dar cabida a Némesis. La pesadilla que tanto trauma y "Estás muerto" provocó hace un par de décadas vuelve como era de esperar y esta vez es un acosador sin descanso. Este monstruo mutado de cara deforme y tamaño descomunal tiene un aspecto terrorífico, que hace que te suban aún más las pulsaciones en cuanto hace acto de presencia. Nuestras balas de pistola no le hacen nada, así que hay que utilizar los elementos del escenario para ralentizar su inexorable avance, como por ejemplo, electrocutándolo.

La demo terminó con un cara a cara, un momento de máxima tensión que no os vamos a contar cómo resultó, pero que sí nos sirvió para declarar que el cambio de cámara aporta otra dimensión a la eterna batalla contra Némesis.

Resident Evil 3Resident Evil 3
Resident Evil 3

En combate es un suplicio pero a veces da más miedo lo que no se puede ver. Puede que te esté persiguiendo desde las sombras, siguiendo tu rastro en silencio, para enseguida tenerte tan cerca que te pueda enganchar con un ataque a lo tentáculo y lanzarte al suelo. Si logras evadirlo también puede saltar y ponerse delante, forzándote a volver sobre tus pasos. No parece que haya ni un lugar seguro con esta criatura sobre las calles de Raccoon City. Hacía tiempo que no nos sentíamos así, como una presa; quizá desde el Xeno de Alien: Isolation. Acongojante.

Por si fuera poco, Némesis no duda en recurrir a su viejo truco de resucitar no-muertos ya matados con el parásito en la cabeza que los convierte en algo aún más peligroso. Hablando de lo cual, hubo una fase especialmente loca en la que tuvimos que quitarnos de encima unos parásitos usando hierba verde mientras tirábamos de unas palancas y nos perseguía una criatura que parecía un Drain Deimos que, en vez de chuparnos el cerebro, inyectaba una sustancia. Fue difícil de narices, la primera que nos forzó a recular y recuperar suministros dejados atrás para poder volver a avanzar, porque se comió una cartuchera entera de balas y no fue suficiente. Ah, pero es que nos habíamos dejado la escopeta atrás. Un momento... cargando... ahora sí.

Resident Evil 3Resident Evil 3

Con quien no tuvimos mucho contacto fue con Carlos Oliveira, de quien esperamos un papel ampliado en esta entrega. Lo vimos en algunas escenas de vídeo, pero tenemos ganas de ver cuánta historia han construido en torno a él. Al fin y al cabo el original no era demasiado largo para lo que es habitual en la serie y estamos seguros de que Capcom le ha metido más chicha por algún sitio.

No nos estamos refiriendo a su multijugador asimétrico cuatro contra uno, Resident Evil Resistance, al que también hemos tenido ocasión de jugar con una versión mucho más evolucionada que la del Tokyo Game Show. Esa es otra historia que os estamos contando con más detalle en estas otras impresiones de Cerebro y Supervivientes.

La duda que queda resuelta tras estas horas de juego es comprobar que esa ambientación meticulosa y densa de RE7 y RE2 ha quedado perfectamente trasladada a un juego de más acción como es este remake de Resident Evil 3. Pero también han tratado de conservar ese énfasis en la acción sobre el misterio que ya diferenciaba a estos dos hermanos de finales de los 90. Tenemos la impresión de que le están metiendo más contenido y esa va a ser una de las claves cuando se estrene en PC y consolas a principios de abril. Antes tendréis la ocasión de degustarlo en la demo de RE3 recién anunciada.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Resident Evil 3Resident Evil 3Resident Evil 3

Contenido relacionado



Cargando más contenido