Español
Gamereactor
análisis
Ride 4

Análisis de Ride 4

Milestone tiene otro tipo de carreras de motos, esta vez sin la tensión del Mundial de MotoGP.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

No hay nada que te haga más motero que sacar la moto de la cochera en octubre. Es más o menos lo que debe sentirse en Milestone estrenando Ride 4 nada más comenzar el otoño. Tal y como está el tiempo en estos meses, mis sensaciones de conducción han sido, digamos, cambiantes. Lo que arrancó como un vivencia preciosa, comparable a pilotar en una mañana soleada en la que conduces con seguridad y alegría, acabó resbalando como si una tormenta hubiera empapado el asfalto.

Han dejado pasar dos años desde el lanzamiento del anterior. Ride 3 fue un buen juego de motos, que no excelente. Así que el estudio italiano decidió añadir algunas novedades sobre el mismo concepto, aunque no todas han encajado bien. Como por ejemplo la propia meteorología, uno de los elementos en los que más se han esforzado. A tu disposición está el parte, que te avisa de tormentas inesperadas y un tiempo y una iluminación de lo más cambiante. El problema es que cuando se pone a jarrear el efecto no te impacta personalmente porque está muy deslucido técnicamente. De hecho, ese ejemplo sirve como base para prácticamente todo lo demás: ni consigue impresionar ni es especialmente atractivo en cuanto a gráficos. Y es una pena porque de Milestone se espera a estas alturas una buena mano en lo que a recreación del ambiente motero respecta.

Ride 4

Ride 4 es muy frustrante, muchísimo. ¿Por qué? Pues por varios motivos. El mayor problema de todos está en que la IA se comporta como un niño de 12 años. El resto de vehículos no están conducidos por "personas" que busquen pasárselo bien conduciendo por ahí, sino contra ti. Te chocan por detrás y te golpean una y otra vez, son literalmente imbéciles. Puede que algo tenga que yo de culpa por no saber llevar a la perfección la trazada perfecta ni conocer los puntos precisos de frenado, pero es que también se chocan entre sí, así que esa teoría queda descartada. Por tanto lo que acaba pareciendo es que cada moto tiene su circuito predefinido y va a cumplirlo sí o sí, sin desviarse ni un milímetro en función de las condiciones externas. Cualquier comportamiento fuera de su gran plan es un conflicto y así no hay quien disfrute porque te tumban incluso en la primera curva. ¿De verdad que esto es todo lo que da de sí su IA neuronal en la que llevan años trabajando?

El otro drama es ver en pantalla el mensaje de que han fracasado en una prueba. El modo carrera empieza desde lo más básico, con tu piloto sacándose el carnet antes de poder empezar a competir. Se consigue batiendo un tiempo determinado en una vuelta, pero es que hay rozar la perfección para lograrlo. Si te sales un milímetro del circuito, aparece el mensajito en pantalla y toca volver a empezar. Hay algunos que duran unos dos minutos, algo que se convierte en casi una carrera de resistencia. Hay que sacarse seis bronces, a algunos oros y platas; pues bien, unas seis horas tardé en salir superar los tests iniciales. Hizo falta memorizar cada curva de cada trazado. Después ya viene el toreo regional, que va creciendo en número de eventos, la Liga Mundial y las Finales. Esta estructura queda resulta bastante escueta, y solo encaja si lo que vas buscando es conducir carrera tras carrera, sin mucho más que hacer. No hay nada que ganar o conseguir aparte en Ride 4, y creo que Milestone podría haber rellenado el modo con otros elementos aprovechando que no está limitada por licencias.

Ride 4

Quienes estén interesados en los deportes de motor, hay un montón de motos para conducir y también de circuitos repartidos por todo el mundo. Además, cada escenario tiene varios trazados, que al final dan un resultado de 60 variantes por las que deslizarse sobre dos ruedas. También tienen prácticamente todas las marcas, como Husqvarna, Yamaha o Harley Davidson, y la conducción es una delicia. Va sobrado de contenido y eso es muy bueno. De hecho, como más lo he podido disfrutar ha sido en el modo contrarreloj, sin el incordio de otras motos ni exigencias de misión.

La novedad es el modo resistencia en el que no solo hay que ir rápido, sino que también hay que saber condurar la gasolina y los neumáticos. La configuración va desde los 20 minutos de carerra a unas 24 horas completas y se puede escoger una salida lanzada, que está muy bien. Pero no hay más sorpresas ni nada reseñable en cuanto a modos de juego.

Me llevo ciertas experiencias positivas de estos días con Ride 4, sobre todo en lo que se refiere a disfrutar de la conducción de estas motos tan espectaculares en soledad. Pero en cuanto entran otros aspectos en juego se vuelve un desastre por culpa de una IA suicida y una exigencia extrema en las condiciones de victoria. Hay que tener en cuenta de que se trata del análisis de la versión PS4 y Xbox One, veremos hasta dónde llega en PS5 y Xbox Series X y S.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
Ride 4Ride 4Ride 4
06 Gamereactor España
6 / 10
+
Muy buena sensación de conducción. Buen comportamiento de las motos. Y hay muchas, como también muchos circuitos.
-
Gráficos pobres, empeorados por una presentación insulsa. Una IA estúpida que no te deja correr.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Ride 4Score

Ride 4

ANÁLISIS. Autor: Johan Vahlström

Milestone tiene otro tipo de carreras de motos, esta vez sin la tensión del Mundial de MotoGP.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.