Español
noticias

Rockstar se libra de pagar el impuesto de sociedades británico, otra vez

Gracias abuso de una ley de desgravaciones ideada para ayudar a los estudios pequeños. Rockstar acumula la cuarta parte de ayudas de todo el país.

En octubre de 2019 aprendimos que compañías de juegos gigantescas como Warner Bros. Interactive, Sony PlayStation y SEGA habían aprovechado algunos de los programas de desgravación fiscal de Reino Unido para evitar pagar millones de libras en impuestos. En concreto, se beneficiaron del llamado Video Games Tax Relief (VGTR), que fue y está diseñado para crear incentivos al establecimiento de estudios pequeños. Pero las empresas más grandes de la industria están siendo las que más lo aprovechan, y por encima de todas ellas, de nuevo está Rockstar.

El informe emitido por Tax Watch denuncia que las peticiones de deducción por cantidades superiores a las 500.000 libras supone en torno al 80% de la desgravación total, a pesar de que solo un puñado de empresas pueden aspirar a ellas. Es decir, una medida que se suponía que debía ayudar a que muchas pequeñas compañías ahorrasen en impuestos dejando de pagar una pequeña cantidad cada una, está sirviendo para que negocios multimillonarios aumenten sus beneficios.

Como ejemplo mas claro, Rockstar North. Ha pagado cero libras en el equivalente británico al impuesto de sociedades por cuarto año consecutivo gracias a los 37,2 millones de libras de exención que ha conseguido en este ejercicio 2019. En estos cuatro años, la filial británica supera ya los 80 millones de libras en impuestos no pagados, asignados a tan solo dos juegos. Supone, dicen el organismo en su denuncia pública, una cuarta parte de todo lo imputable al programa VGRT en su historia. De hecho, de todos los impuestos perdonados este año, ellos acaparan el 37% del total. Y, mientras tanto, la matriz ha declarado un beneficio neto de 333 millones de dólares.

Otra forma de ver cómo la compañía cabalga a lomos del erario público con datos recogidos por The Telegraph. En 2019, la filial británica aumentó su facturación a a 119 millones de libras, y con ese volumen de negocio logró un beneficio de explotación de 8,7 millones (antes de impuestos). Sin embargo, gracias a sus artificios financieros, el beneficio neto se catapultó a los 48,7 millones de libras.

"No ha sido la intención del gobierno establecer el esquema para gastar grandes cantidades del presupuesto de VGTR en una sola empresa, muy rentable. Hay evidencias claras de que existe la urgencia de reformar VGTR", dice George Turner de TaxWatch. Porque está afectando a la capacidad de recaudación. La previsión era que costara a las arcas públicas unos 35 millones de libras anuales, y ya se están dejando de ingresar más de 100 millones.

Un detalle aparte. La desgravación hace referencia a ejercicios anteriores, pero se debe justificar con inversiones futuras y ese gran volumen de impuestos de Rockstar North no pagados revela que hay un gran juego en una fase de producción intensiva en costes.

Rockstar se libra de pagar el impuesto de sociedades británico, otra vez


Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.