Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
avances
Roller Champions

Roller Champions - impresiones Alpha

Hemos conseguido jugar un par de partidas en la alfa cerrada del prometedor nuevo título de Ubisoft sobre patines.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Roller Champions es una mezcla de patinaje sobre ruedas, baloncesto y deporte de contacto. Básicamente, eso es todo lo que necesitas saber, y podríamos dejarlo ahí, pero ¿dónde estaría la gracia?

El nuevo título orientado a los esports es otro intento por captar el espíritu de los deportes del futuro, pero esta vez a través de una experiencia que combina un trío de deportes distintos para crear algo nuevo y sumamente divertido. Es rápido, sencillo y más táctico de lo que parece, por no hablar de que estamos deseando jugar más en cuanto esté listo para la siguiente fase de pruebas.

El último día de la alfa cerrada, jugamos durante varias horas y tenemos que decir que el tiempo que pasamos patinando por la arena nos dejó una impresión muy positiva, a pesar de que la primera sensación no fuese tan buena. Tras un corto tutorial y algunas derrotas, el título seguía sin convencernos del todo, pero le dimos otra oportunidad, nos esforzamos y seguimos jugando un poco más, y fue entonces cuando empezamos a cogerle el puntillo.

Lo primero que aprendimos en la alfa es que un equipo de tres personas que se comunican entre ellas es mucho mejor que un grupo variopinto formado por emparejamiento aleatorio (matchmaking). Roller Champions es un juego de equipo en todos los sentidos, así que si no vas a jugar en equipo, ni te molestes en intentarlo. Esto hizo que experimentásemos algunos momentos frustrantes mientras aprendíamos cómo funcionaba todo, pero poco a poco fuimos encadenando acciones y empezamos a sentirnos útiles. A partir de ese momento, nos dimos cuenta de que también nos estábamos divirtiendo.

Roller Champions

Don Notengoamigos aquí presente jugó todo el rato solo y tras una hora o así ya estaba pensando con qué par de amigos jugar en cuánto pudiera volver a la acción. Cada equipo de tres tiene que patinar alrededor de una arena, llegar a los puntos de control y, sobre todo, obtener un multiplicador para cuando pueda marcar un gol. La portería está en la pared y es una especie de aro de baloncesto gigantesco en vertical. Obtendremos un punto si marcamos un gol tras haber completado una vuelta con el balón, tres puntos por dos vueltas y cinco puntos si conseguimos dar tres vueltas seguidas sin que nadie nos pare y después marcamos gol.

El sistema es bastante sencillo. La forma más eficiente de ganar el partido es conseguir los cinco puntos por esas tres vueltas, ya que la partida es al mejor de cinco puntos. Sin embargo, tan solo dar una vuelta completa ya es más difícil de lo que parece, ya que los oponentes pueden empujarnos y cortarnos la vuelta. Además, es imprescindible jugar de manera agresiva si queremos obtener la victoria. Vamos, que en Roller Champions hay que ser un poco abusón, cuanto más despiadado seamos con el otro equipo, más posibilidades tendremos de que el nuestro marque.

Roller ChampionsRoller Champions

Sin embargo, no es tan sencillo como coger la pelota y patinar por nuestra vida (aunque a veces funcione), muchas veces tendremos que pensar, cambiar de dirección rápidamente y llevar a cabo movimientos evasivos en el último segundo para esquivar un bloqueo. Si nuestro oponente lo hace bien, nos empujará y nos tirará al suelo, se nos caerá la pelota y otra persona la cogerá. Si esta última es de nuestro equipo, no pasa nada, pero si la coge el otro equipo (aunque estemos en la tercera vuelta y, con ello, a punto de ganar la partida), la jugada se resetea y ambos equipos empiezan de cero.

Las oportunidades de ganar y perder varían mucho en Roller Champions, ya que un equipo competente puede ganar una partida larga, pero solo si utiliza todo lo que tiene a su disposición. Pasar el balón es factor muy importante para ganar, de hecho, los equipos que se lo pasan unos a otros ya se pondrán muy por delante de aquellos que no lo hacen, ya que fomentará la comunicación entre los compañeros. Está claro que si se juntan tres lobos solitarios también pueden marcar algún gol de manera individual, pero casi siempre vencerá la coordinación, creednos, lo sabemos por experiencia.

Así pues, a pesar de haber perdido casi todas las partidas, nos lo pasamos muy bien en este primer contacto con Roller Champions. Tiene mucho estilo, controles sencillos e intuitivos y mucho potencial para convertirse en un esport agresivo y atractivo, muy en la línea de Rocket League. Las reglas son tan sencillas que cualquiera puede empezar a jugar sin problemas, pero tiene los suficientes matices para que resulte interesante. Todavía tendremos que ver cómo evoluciona con el tiempo, pero estos primeros pasos representan un alentador comienzo para un juego que todavía tiene mucho rodaje por delante.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado



Cargando más contenido