Español
Gamereactor
avances
Second Extinction

Second Extinction - Impresiones Xbox Preview

Turok tiene un hijo con Left 4 Dead. Probamos este sorprendente e intenso shooter cooperativo de Systemic Reaction y Avalanche Studios.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
Second Extinction

Cuando vi por primera vez el tráiler de Second Extinction se me iluminó la mirada al instante. Turok se estaba cruzando con Left 4 Dead para dar vida a algo que parecía caído del mismísimo cielo, y eso me obligó a preguntarme por qué a nadie se le había ocurrido algo así antes. Ambas franquicias llevan tiempo dormitando y esta parece la mejor manera de mantener el gameplay de ambos juegos vivo con un toque más emocionante. El shooter cooperativo lleva disponible en PC desde octubre en el Acceso Anticipado de Steam, pero ahora ha llegado a consolas Xbox a través del programa Preview, permitiendo por fin a los usuarios de consolas saborear esta carnicería.

Esta es la parte de la preview, o la review, en la que me adentraría en la historia del juego, pero Second Extinction no tiene. Después de ver una breve escena, te lanzan directamente a la acción con pocas explicaciones para entender por qué tienes delante a unos dinosaurios mutantes que te quieren hacer trizas. Se da algo más de contexto por mensajes de radio, pero no esperes una grandiosa historia. No hay siquiera una campaña y la mayor parte del juego se basa en completar objetivos con tus compañeros e intentar que no te engullan mientras tanto.

Hay dos modos principales en Second Extinction: Selección de Misión y Expedición. El primero es bastante obvio, ya que te permite escoger entre diferentes tipos de objetivos disponibles para detener la invasión de dinosaurios. Entre estos encontramos explorar una mina repleta de estas criaturas con vagonetas equipadas con dinamita para descubrir qué pasó con un grupo de expedición desaparecido. Expedición, por otra parte, es mucho más relajado y te permite explorar el mapa, hacer misiones secundarias y recoger materiales a tu ritmo.

En su estado actual puedes escoger entre cinco clases de personaje diferentes, todas ellas con habilidades especiales y armas completamente distintas. Por ejemplo está Rosy, una mujer bastante fuerte que lleva una 'minigun' y usa habilidades de apoyo que curan a los compañeros en un radio determinado; o también está Ortega, un luchador ligero y ágil que lleva un rifle de asalto. Lo que más me gusta es que todas las clases se complementan y puedes lanzarte a la acción de muchas formas distintas en función de a quién manejes.

La esencia del gunplay en este juego es fantástica, y ofrece además una buena amalgama de opciones para mejorar tu arsenal. Tienes hasta seis armas que se pueden mejorar siguiendo tres ramas diferentes de un árbol de habilidades (Impacto, Estabilidad y Manejo). Para usar puntos y desbloquear mejoras en este apartado, necesitas la cantidad adecuada de materiales, que obtienes de los cuerpos de los cientos de dinosaurios que abates. Esto crea un bucle de juego bastante adictivo, que recuerda en cierto modo a Monster Hunter, en el que tienes que abatir bestias más contundentes para conseguir los recursos adecuados.

Second ExtinctionSecond Extinction

Hay que pararse un momento a hablar de los diseños de los dinosaurios mutantes también. Desde el imponente y enorme T-Rex hasta los raptores que es escupen ácido a la cara, hay una gran variedad de amenazas que requieren tirar de estrategia, ya que suelen tener puntos débiles muy concretos que deben aprovecharse. Los blindados Ankylosaurus, por ejemplo, no reciben daño a no ser que lances una buena granada para darles la vuelta y dispararles en el vientre. No puedo criticar el diseño de los enemigos, pero lo que sí puedo decir es que reaparecen demasiado rápido. Durante la partida, mi compañero de juego tenía que responder a un mensaje rápidamente, y nos topamos con un enorme enjambre de dinosaurios que se regeneraban cada minuto más o menos.

Actualmente solo hay un mapa nevado para explorar, en cuyo interior están todos estos diferentes objetivos y, aunque es grande, eché en falta algo más de variedad en los entornos. Además, la exploración de esta zona queda entorpecida por unas tediosas caminatas entre objetivos, ya que no hay vehículos y todo está bastante separado. Los largos tramos a pie y los encuentros con dinosaurios dan la sensación de construir un relleno innecesario y, sorprendentemente, son precisamente lo que más abarcó en mis misiones.

Algo que me ha decepcionado es que el juego es prácticamente injugable en solitario, lo que hace que surja una clara duda: ¿por qué se plantea siquiera esta opción? Jugando en solitario, te ves totalmente abrumado por las hordas de dinosaurios y las cosas se complican muchísimo, ya que no tienes a nadie que te reviva cuando te derriban. Entiendo que Second Extinction se ha diseñado para jugar con amigos, pero me gustaría que la dificultad se amoldara bien a los jugadores presentes, tal como hace Monster Hunter.

No cabe duda de que Second Extinction tiene mucho potencial para ser una bestia imparable, pero hay varios problemas de base que System Reaction tiene que arreglar antes. El juego solo tiene un mapa y su gameplay está retenido por tediosas caminatas y oleadas de dinousarios que no parecen acabar. Por otro lado, tiene un gunplay muy sólido y con muchas mejoras disponibles, además, los dinousarios atacantes están bien diseñados y requieren un enfoque estratégico cuando te los cruzas.

Second Extinction
Second Extinction

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.