Español
análisis
Serious Sam 4: Planet Badass

Análisis de Serious Sam 4: Planet Badass

Tras un período sabático, Serious Sam vuelve menos serio que nunca en la que podría ser su peor entrega hasta la fecha.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

La explosiva y ridículamente exagerada serie de acción Serious Sam vuelve para liarla a su manera casi una década después de su última aparición. Serious Sam 4 promete el mismo tipo de diversión boba y frenética que sus predecesores, pero también se ha desarrollado aprovechando el hardware moderno.

El argumento de esta entrega hace en realidad de 'precuela' de la tercera parte, y así Sam y su banda de estereotipos militares se embarcan en un viaje por Europa para encontrar cierto Santo Grial y proteger al mundo del ataque de una horda de aliens. La trama tiene tan poco sentido como esperábamos, y hasta los propios personajes rompen el cuarto muro para señalar la estupidez general. Todo esto no es un problema pues sigue el estilo de la serie, pero se viene abajo por el terrible guion de los diálogos o las interpretaciones de palo. Por ejemplo, en una escena al principio de la aventura, los personajes se suceden para intentar soltar la mejor frase chistosa, y el resultado es bastante bochornoso en lugar de cómico.

Pero no hemos venido aquí por la historia, ¿verdad? La acción, por suerte, es tan alocada y caótica como siempre. Los tiroteos dejan una sensación satisfactoria, y me ha encantado la creatividad empleada en el diseño de algunos monstruos, si bien la mayoría vienen de vuelta de títulos anteriores. Entre mis favoritos de los nuevos enemigos están los vampiros, que vuelan hacia ti y agitan la pantalla violentamente, así como los gigantones brutotes armados con un mazo y que solo reciben daño por la espalda. Se suelen juntar veintitantos enemigos en pantalla al mismo tiempo, y como la munición es limitada, hay que ir eligiendo la mejor herramienta para cada 'tarea'.

Los enemigos son, por tanto, de las mejores cosas del juego, pero en ocasiones la IA parece tonta de remate. A veces, en pleno combate, los enemigos no reaccionan si les pego un tiro porque están centrados en otro de nuestros camaradas, lo que facilita unas cuantas bajas rápidas de lo más tramposas. Y los jefes también son unos completos pusilánimes, pese a preparar el ambiente con una escena introductoria. Con el primer jefe, por ejemplo, te dan munición de ametralladora casi infinita, y te lo puedes pasar apretando el gatillo como loco.

Seguimos con los contrastes. La selección de armas no está nada mal, y es interesante que Serious Sam 4 incorpore un árbol de habilidades en la serie. En sus ramas, puedes ir gastando puntos para desbloquear habilidades muy útiles, quizá para montar sobre los enemigos o recibir vida y munición por eliminarlos. Lo curioso es que solo recibes puntos de habilidad encontrando ítemes especiales en el mundo, pero lo cierto es que esta mecánica le añade algo de reflexión a lo que por lo demás son secciones de disparos sin ton ni son. Respecto a las herramientas a tu disposición, más allá de las armas de fuego, hay locuras como un agujero negro para absorber a los monstruos o un señuelo para atraer a los enemigos antes de explotar, pero nos quedamos con el cañón de mano que dispara balas de cañón.

Serious Sam 4: Planet Badass

La campaña consiste en 16 niveles y casi todos siguen la misma estructura. Hablamos de caminos lineales, tiroteos sin cesar y el jefe ocasional al final de la fase. Si bien, como venía diciendo, las sensaciones de disparo son bastante buenas, lo que queda mal es que algunas secuencias parecen de relleno, con oleadas de enemigos que no dejan de salir. Al menos hay objetivos secundarios opcionales, que aportan una dosis de desafío y permiten a los jugadores desbloquear una serie de potenciadores y artilugios muy útiles. Estos objetivos no son demasiado emocionantes que digamos; más bien consisten en recados del tipo recolectar objetos o proteger la vida de un PNJ.

Un aspecto que resulta especialmente arcaico para los tiempos que corren es que, cuando mueres, se recarga la última partida guardada en lugar de dejarte volver a intentarlo con la vida llena. Como esa barra no se regenera (al más puro estilo clásico) y toca coger objetos para recuperarla, a veces implica que te plantas en una zona especialmente complicada cuando estás prácticamente a toque. Vale que puedes cargar un punto interior e intentar que no te acierten tanto, pero parece una idea anticuada y no apetece demasiado volver a pasar por el mismo sitio.

El mayor problema de Serious Sam 4, el más serio aparte de tener poca gracia, es que está repleto de fallos y errores, incluso cuando he jugado después del lanzamiento. Los problemas técnicos son una plaga, desde enemigos que se quedan pillados en el escenario hasta texturas que parpadean o aparecen de repente, pasando por pantallas de carga que parecen de juegos mucho más complejos. No ha llegado a obligarme a reiniciarlo, pero sorprende la cantidad de bugs de salida y la frecuencia con la que se hacen notar. Los desarrolladores de Croteam aseguran que los van a ir eliminando, pero ahí seguían post-lanzamiento en un juego que, para más inri, sufrió varios retrasos.

Serious Sam 4: Planet Badass

Esto nos lleva a la presentación, que tampoco está a la altura. La música funciona, con su hard rock enérgico para acompañar la acción, pero cuando terminas con una tanda de enemigos se corta de forma repentina, causando silencios más incómodos que los del ascensor con tu [email protected] Al mismo tiempo, si bien las calles de Roma o los paisajes de la campiña francesa lucen bastante decentes y detallados, los modelos de los personajes parecen del año de la pera, casi como si los hubieran sacado de otro juego.

Teniendo tantos problemas e irregularidades en cuenta, al final Serious Sam 4: Planet Badass es quizá el mayor tropiezo de la serie hasta la fecha, así que solo se lo recomendaría a los fans acérrimos de la franquicia. Un diálogo bochornoso, un montón de relleno en los combates y, sobre todo, un estado técnico bastante deplorable aun después del lanzamiento tiran por tierra sus mejores momentos. A ver, hay ratos de diversión tontorrona con sus geniales armas y enemigos, pero no compensan con todo lo demás.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
04 Gamereactor España
4 / 10
+
Diseños ingeniosos de enemigos, introduce un árbol de habilidades en la serie, los gadgets son divertidos.
-
Está infestado de bugs, el diálogo es terrible y no tiene ninguna gracia, las zonas están rellenas de paja en forma de oleadas de enemigos.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Serious Sam 4: Planet BadassScore

Serious Sam 4: Planet Badass

ANÁLISIS. Autor: Kieran Harris

Tras un período sabático, Serious Sam vuelve menos serio que nunca en la que podría ser su peor entrega hasta la fecha.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.