Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

LIVE
HQ
logo hd live | Dying Light: Platinum Edition
See in hd icon
Español
Gamereactor
avances
Sifu

Sifu - impresiones sin llegar a las manos

El juego de acción de Sloclap parece una película de artes marciales bien documentada, y por eso nos tiene muy ilusionados.

Suscríbete a nuestra newsletter

* Campo obligatorio
HQ

En uno de aquellos PlayStation State of Play que ya parecen tan lejanos, Sloclap, el estudio que nos dejó el peculiar Absolver, descubrió el nuevo proyecto en el que trabajaban. Conocida como Sifu (Shifu es "maestro" en chino), esta aventura en solitario se construye alrededor de su novedoso sistema de combate de artes marciales "mano a mano" y, salvo por el reciente retraso hasta febrero de 2022, estábamos deseando que se estrenara este año. En todo caso, el otro día pude echarle un vistazo a puerta cerrada, con los desarrolladores enseñándonos algo de gameplay pero sin poder coger el mando, y la verdad es que ya parece una experiencia de acción ciertamente impresionante.

HQ

Pero antes de hacer un taolu avanzado debes saber lo básico, ¿verdad? Así que antes de meternos en profundidad en el sistema de combate, hablemos de la trama argumental. Sifu te pone en la piel de un o una joven aprendiz de kung-fu que ha emprendido un viaje de venganza en busca de los que asesinaron a su familia. Se trata de un periplo en solitario, con todo en contra, y tendrás que abrirte paso a tortas para dar con los jefes que esperan en sus guaridas protegidas por ejércitos de enemigos.

Aunque parezca la típica historia de venganza, Sifu cuenta con algo más de profundidad, ya que el protagonista lleva al cuello un colgante místico, un accesorio muy especial que castiga cada fallo con un toque del Padre Tiempo. Es decir, cada vez que cascas en un nivel envejeces, adquiriendo sabiduría y fuerza física a cambio de resiliencia. Es una forma de jugar con la vieja fantasía del maestro por la que la edad no es inherentemente una carga, y pese a lo que diga tu apariencia, puede que el tiempo te haya hecho más fuerte, y no más débil. Además, este diseño va un paso más allá, ya que puedes usar el colgante mágico para ir atrás en el tiempo, llevándote tu experiencia y conocimiento adquirido en partidas anteriores para usarlo como ventaja en el futuro.

No es que se hayan montado ciclos temporales al nivel del inminente Deathloop de Arkane, que consiste en repetir un día muchas veces para saber más de la trama, pero quizá si descubres un camino con menos enemigos o empleas la experiencia de los fracasos para mejorar las destrezas en combate, puede ser más sencillo sobrevivir un nivel completo, si entendéis por dónde voy.

SifuSifu

En todo caso, esto es un juego de contacto y la chicha está en el sistema de combate. Aunque Sifu tenga una narrativa en su corazón, gran parte de la partida se basa en sus mecánicas de lucha "mano a mano", y por lo que he visto parecen algo realmente puntero. Se pueden lanzar los típicos movimientos de cuerpo a cuerpo, como puñetazos, patadas, esquivas o bloqueos, y cada uno requiere su propia pulsación, amén de encadenar varios para hacer combos. Los encadenamientos no se parecen a los de los juegos de lucha tradicionales como Mortal Kombat y compañía, que te piden que memorices y ejecutes quince pulsaciones en orden para clavar un especial, pero sí que debes alinear una serie de comandos para hacerlos funcionar. Por ejemplo, X, X, X, B.

Probablemente estés pensando que no estoy diciendo nada del otro mundo, y así leído no lo es. Sin embargo, la clave está en cómo combina Sifu su combate con su movimiento para que la experiencia de juego sea totalmente cautivadora. Cada acción parece estar diseñada para que venga después de otra, como pasa cuando las artes marciales fluyen en el mundo real. Pensad en una peli de Jackie Chan o Donnie Yen, donde la coreografía de las peleas es de tal calidad y lleva un entrenamiento y ensaño tan bueno que parece un baile violento. Eso es lo que parece haber conseguido Sloclap con Sifu.

Cierto es que esto no se puede confirmar hasta que no me ponga a los mandos para sentir esa fluidez, pero a la vista parece que está muy, muy bien conectado. Y teniendo en cuenta que se puede aprovechar el escenario para interactuar de muchas formas, incluyendo pegar patadas a las sillas para golpear a los enemigos, lanzarles contra las paredes para noquearlos o usar escombros a modo de arma, parece que habrá múltiples recursos de la vida cotidiana a tu disposición, como pasaba con el kung-fu tradicional.

SifuSifu

Con un sistema que te llevará a rejugar el juego hasta que tengas el talento y los conocimientos para superar el brutal desafío que te presenta, probablemente pensarás que no hay tanto sistema de progresión. Pero sí que lo hay. Puedes desbloquear nuevas habilidades y destrezas, mejorar tu resistencia y daño, todo para dominar tu conocimiento del kung-fu. Y esto se traslada de partida a partida, lo que significa que, aunque puedes empezar de cero muchas veces mientras te ubicas, hay un desarrollo para ti, como jugador, que va más allá de tu capacidad para entender y dominar el intrincado sistema de combate.

Siguiendo con las comparaciones con películas de artes marciales emblemáticas, Sifu utiliza un estilo de animación e incluso manipula su cámara para hacer que la acción sea más impresionante. En el gameplay que he visto, había una sección en la que la cámara se iba a un lado, rindiendo homenaje a esa escena de Oldboy (sí, esa misma). También había una escena de lucha en una jaula, una profunda secuencia de combate en un club nocturno y hasta mi favorita, una pelea en una sala de un museo con un enorme kunai colgando y balanceándose que goteaba tinta y dejaba un rastro cada vez que se le golpeaba. La cuestión es que el combate parece ser la fuerza motriz de Sifu, pero los escenarios y el marco visual también se te van a quedar muy grabados.

Sloclap nos ha mostrado mucho de Sifu, pero también ha señalado que hay muchas cosas sujetas a cambios antes del lanzamiento, el 22 de febrero de 2022. Hasta ahora, estoy muy ilusionado con este juego, pero tengo que moderar mis expectativas hasta que tenga la ocasión de probar el sistema, ver qué sensaciones transmite el combate a los mandos cuando lo juegas por ti mismo. Aunque, a juzgar por este gameplay, Sifu puede ser una enorme sorpresa cuando salga a la venta dentro de unos seis meses. ¿Diremos aquelo de Neo en Matrix de "ya sé kung-fu"? Entonces lo veremos.

Sifu
SifuSifuSifu

Contenido relacionado



Cargando más contenido