Español
críticas de cine

Tenet

La idea es nueva pero, ¿has visto ya esta película? La nueva cinta de Nolan se hace esa pregunta pidiéndonos a la vez que volvamos a los cines.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Aunque algunos pueden estar ya un poco hartos de Christopher Nolan, ya sea por su retorcida pero reciclada fórmula, o quizá por su empedernida defensa del cine como el lugar principal para disfrutar películas tan grandilocuentes como las suyas, es imposible desacreditar su impacto en la cinematografía moderna. No solo es un autor con todas las letras que ha dejado su seña de identidad en forma de rasgos y recursos reconocibles de inmediato, sino que también es uno de los pocos directores que quedan capaces de aprovechar presupuestos de órdago en películas que no tienen conexión alguna o que no se basan en las omnipresentes licencias de cómics, videojuegos o superhéroes. Vale que sus inspiraciones son más que obvias, pero se sigue erigiendo como la vara de medir en el cine de hoy, y mediante la trilogía de Batman, Inception (Origen), Interstellar y finalmente Dunkerque, se ha forjado un catálogo portentoso de triunfos de primer nivel (porque, por muchos que recordéis Memento, eso fue antes de todo).

La cuestión es, entonces, ¿puede Tenet mantener el listón tan alto? La producción de la película ha estado rodeada de misterio, como suele ser manía de Nolan, pero la forma críptica en la que se ha ido presentando ha alcanzado un nuevo nivel de secretismo, dejando muy poquito a los cinéfilos para ilusionarse más allá del reparto y, por supuesto, del director con su esperable estilo. Pero lo cierto es que Tenet se ha encontrado con la doble presión de sujetar el listón de Nolan y, a la vez, procurar devolver a la gente a las salas de cine en tiempos de crisis e inseguridad sanitaria. ¿Es el gancho que necesitaba toda una industria?

El caso es que por mucho misterio que haya rodeado a la cinta, los fans más veteranos de Nolan saben perfectamente lo que les espera. La paleta de colores está desaturada, los perspnajes no son más que engranajes en un mecanismo narrativo mucho mayor y no actúan como individuos polifacéticos, las escenas de acción están construídas y ejecutadas con el máximo nivel de espectacularidad, y finalmente la originalidad se mezcla con los clichés del género. Es un trabajo de Nolan de cabo a rabo.

Contaros demasiado de lo que ocurre realmente en la historia sería desperdiciar gran parte de la energía que Nolan y su equipo han invertido con el afán de mantenerla en secreto, así que lo único que diremos es que cierto agente de la CIA sin nombre interpretado por John David Washington resulta reclutado por una misteriosa organización llamada Tenet, que debe evitar que ocurra la Tercera Guerra Mundial. Esto implica aprender y dominar la llamada "Inversión Temporal", una técnica que permite literalmente darle la vuelta al flujo del tiempo... en tiempo real.

Tenet

Para que os hagáis una idea, si Inception mezclaba una película de atracos y acción con el mundo de los sueños, Tenet combina el espionaje internacional con la inversión del tiempo; efectivamente, no es la primera vez que Nolan coge los rasgos de un género y los fusiona con maestría con 'su' ciencia ficción. En este sentido Tenet cumple, aunque lo hace de una forma que ya resulta bastante familiar. El reparto trabaja perfectamente para anclar la experiencia, ofreciendo a los espectadores puntos de contacto con los que se pueden identificar, algo muy necesario con un ritmo tan alto, un misterio tan misterioso y una cronología tan revuelta. En particular, John David Washington, Robert Pattinson y Kenneth Branagh bordan sus papeles.

Sin embargo, como decíamos más arriba, Nolan suele usar sus personajes más para hacer avanzar la trama que para realizarlos como, en fin, como personas. El hecho de que el personaje protagonista de Washington se tire toda la película sin nombre dice mucho de este uso de las personas como recursos. Y aunque a muchos les puede encantar este enfoque centrado en las tramas, lo cierto es que en Tenet resulta ligeramente menos intuitivo que en Interstellar o Dunkerque, con las que Nolan nos sigue ofreciendo sus dos películas más limpias y emotivas.

Dicho esto, Tenet funciona en conjunto por su espectáculo. De principio a fin se nota que sus creadores están en otra liga, y lo mejor del increíble trabajo en las escenas de acción es que no se basa en los efectos especiales más explosivos, sino que recurre a los tradicionales choques de coches y saltos con cinta elástica... pero en rebobinado. Una escena de pelea en la que Washington debe defenderse de un enemigo que está luchando al revés nos dejó especialmente boquiabiertos por la forma en que debieron filmarla y producirla. Esto sirve para demostrar que la magia del cine no solo depende del CGI, sino principalmente de la concepción de ideas y su ejecución adecuada.

Por lo tanto, aunque hablamos de la típica de Nolan, también es una idea completamente nueva que ha recibido el tiempo, la planificación y el presupuesto necesarios para desarrollarse por completo, y vaya que si lo hace. Pero no es una película perfecta, ni mucho menos. Por un lado, parece como si el propio Nolan termina perdiéndose un poco en los enredos de sus propias tramas y en la forma en la que se supone que el público debe entender las mecánicas de inversión del tiempo. En cierto momento, un personaje ya decide decirle a otro que no hay que intentar entenderlo del todo, lo que parece un mensaje que rompe el cuarto muro.

TenetTenet

Por otro, aunque el concepto en sí es original, la familiaridad que rezuman los recursos narrativos y filmográficos se hace en ocasiones demasiado patente. No decimos que los fans de Nolan no vayan a disfrutar de sus señas de identidad, pero quitando las inspiraciones en el cine clásico de espías, uno puede relacionar cada elemento con películas anteriores, desde Memento hasta Batman Begins, desde Dunkirk hasta (sobre todo) Origen. De hecho, hay cosas que suenan tanto que, poniéndonos cínicos, si Inception eran "sueños con atraco", Tenet es básicamente "tiempo con espionaje", así de parecidas son las películas en sus respectivas propuestas para superar las expectativas de la audiencia.

Así las cosas, diríamos que Nolan ha llegado a una encrucijada. Está claro que la próxima vez deberá encontrar formas de innovar o, al menos, de refinar su inconfundible ojo para las secuencias cinematográficas más impresionantes de alguna manera que rompa moldes una vez más. Esto no afecta al hecho de que Tenet es gratificante, emocionante, bien construida y evidentemente firmada por un hombre que sabe lo que hace. Nolan sigue siendo un autor, sigue siendo un pilar de las películas modernas de acción, y por eso hay que seguir elogiándole porque Tenet amplía su legado. No obstante, esperamos que se le ocurra algo más... raro, si nos permitís la expresión, la próxima vez.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
07 Gamereactor España
7 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

Tenet

Tenet

CRÍTICA DE PELÍCULA. Autor: Magnus Groth-Andersen

La idea es nueva pero, ¿has visto ya esta película? La nueva cinta de Nolan se hace esa pregunta pidiéndonos a la vez que volvamos a los cines.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.