Español
análisis de series

The Mandalorian - Temporada 1

Los primeros ocho capítulos han pasado volando para este fenómeno de la televisión bajo demanda.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Aunque no todo el mundo está descontento con cómo ha quedado Star Wars: El ascenso de Skywalker, esta película y la última trilogía en general no han alcanzado las cotas de calidad que se pedía a este retorno con despedida. Con este proyecto y otros distintos como Rogue One o Solo, Disney ha logrado incomodar a parte de los espectadores, incapaz de encontrar ese punto de gloria asociado al universo de Lucas.

Y hasta reconociendo que el cierre de la historia de los Skywalker se ha podido salvar en el último minuto, el enfoque queda rápidamente obsoleto si se compara con ese otro producto Star Wars que ha llegado a las pantallas en estos meses. El auténtico fenómeno, el que bate récords, The Mandalorian. La serie de Jon Favreau para Disney+, que aún no está oficialmente disponible en España, marca el camino a seguir.

The Mandalorian
Photo: IMDb

Porque The Mandalorian presenta a una Disney un tanto distinta, una Disney propensa a experimentar con el formato, con la lente a través de la que vemos Star Wars. Y, de repente, sentimos la imperante necesidad de poner los focos en este mundo recién levantado y alejarlo de esos oscuros días de Los últimos Jedi.

Arranca esta producción con mucho misterio. El espectador no sabe prácticamente nada más que va siguiendo a un cazarrecompensas extraño por los confines de la galaxia. Cumple con el mandamiento del mandaloriano al no quitarse nunca su icónico yelmo. A partir de ahí se va construyendo esta historia que también nos ha servido para conocer al apodado como Baby Yoda, que aparentemente es de la misma raza que el icónico Jedi. De momento ese no es su nombre, es The Child. Pero es solo uno de los muchos personajes que van a ir entrando en nuestras vidas, como el Droide IG, Carasynthia Dune, Kuill o Greef Carga. También aprovecha el reparto para tocarse ligeramente con el resto de lo conocido.

Pero lo que es increíble es que, tras toda una temporada, The Mandalorian sigue separadísima del resto, como una historia aparte. Favreau ha sido muy valiente al decidir mantener su historial "limpio" del Star Wars conocido, al evitar las relaciones fáciles. Es una serie de televisión sencilla que se conforma con ofrecernos las historietas de sus personajes y poco más. Y eso que, aupada por un presupuesto de 100 millones de dólares para 8 capítulos de media hora, podría haber intentado llegar a extremos nunca vistos.

The Mandalorian
Photo: IMDb

Nos ha gustado mucho, pero eso no quiere decir que no sean evidentes unos fallos de tempo y de género que se hacen más evidentes a medida que avanza la temporada. En primer lugar, le cuesta definir si la estructura deriva más por dar el peso a los episodios o a las temporadas. En algunos capítulos, de repente parece que se destapa una especie de "trama de la semana" que corta el ritmo al argumento general. Hay uno en concreto, relacionado con un grupo de cazarrecompensas que no acaba de encajar en el resto y corta mucho las sensaciones. Otras pegas van para el guión y la parte humorística, porque si bien hemos disfrutado con algunas intervenciones de Kuiil y los numeritos de Baby Yoda, hay otras secuencias con auténticas chorradas, algo que también hemos visto en las trilogía del cine.

Es un poco desesperante comprobar que estos saltos de lo sublime a lo común se hayan convertido en un recurso tan utilizado. Pero al menos no tiene tanto peso en The Mandalorian, que consigue avanzar manteniéndose fiel a esa promesa de ser una entrega más de calle y creíble dentro del universo Star Wars. Hasta se agradece que, por una vez, el futuro de la galaxia no esté en juego, que las acciones no sean todas demostraciones de heroísmo ni las emociones estén siempre al límite; aquí lo que tenemos es gente (o extraterrestres) común, con sus ideas y sus planes de vida. Ni Estrella de la Muerte, ni batallas decisivas entre el bien y el mal, tan solo un mandaloriano.

Aportan mucho y bien la mayoría de las actuaciones del reparto, con menciones especiales para Pedro Pascal, Gina Carano y Carl Weathers. Con mucho gusto siguen a cada uno de ellos por sus periplos extraterrestres. También es positiva esa expansión de personajes, pero no hasta el punto de que algunos se quedan sin tiempo y caen en la irrelevancia. Aquí todo el mundo tiene su momento, y hasta el droide que interpreta Taika Waititi acaba importando mucho más de lo que podríamos prever.

The Mandalorian

El trabajo técnico es muy, muy pulcro. El acabado hace un uso inteligente el color, con una paleta que parece prestada de Rogue One, unos planos amplios espectaculares y una selección magnífica de la escena y la fotografía. No ha habido capítulo que no nos haya dejado una o varias tomas increíbles con las que deleitarnos. Como también hay que alabar el trabajo del compositor Ludwig Göransson, que ha arriesgado al dejar de lado esas composiciones sinfónicas a las que estábamos acostumbrado para deleitarnos con otras más íntimas. Un recurso que también utilizó en Black Panther y que funciona a las mil maravillas.

The Mandalorian ha llegado para quedarse. A la obra de Favreau le avalan los números, pues ha sido un éxito en descargas y lo más comentado de todo el catálogo de Disney+, y sobre todo el resultado. Nos encantaría que siguiera, sobre todo si no cambia de manos y se mantiene tan simple y mundana como hasta ahora, alejada de las grandes batallas de los Jedi contra los Sith o cualquier otra representación del lado Oscuro.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad
08 Gamereactor España
8 / 10
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.