Español
avances
Tomodachi Life

Tomodachi Life - impresiones

Con el paso de los años está claro que Nintendo siempre ha intentado dar un enfoque muy original, si bien en ocasiones estrafalario, a la mayoría de sus juegos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Si tienes en cuenta cómo consiguió el gigante de Kyoto poner patas arriba la percepción del género de los videojuegos de carreras con la serie Mario Kart o de la simulación social con Animal Crossing, entonces que traiga un título de marcado corte japonés a occidente no debería chocar y parecer extraño, sino en realidad un discurso bastante coherente con su 'branding'.

Hemos estado jugando a este producto, de título tan nipón como Tomodachi Life (una franquicia que lleva varios años en su país natal), durante unas cuantas semanas, a unos días de su lanzamiento en exclusiva para Nintendo 3DS el próximo 6 de junio. ¿Y qué ha pasado? Que ya se ha convertido en una obsesión diaria abrirlo y ver cómo va todo, aunque sólo sea durante un ratín.

Tomodachi LifeTomodachi Life

El simple y consolidado concepto del juego es la simulación de una vida. Creamos nuestra propia isla, donde irán floreciendo con el progreso lugares como tiendas, zonas de encuentro, una cadena de televisión local, una soleada playa y muchos más. Podemos recoger objetos coleccionables, pero antes de eso hay que crear nuestro semejante y total protagonista de esta vida virtual. Si hasta aquí te suena demasiado Animal Crossing, sigue leyendo.

Podemos emplear uno de nuestros Mii guardados en la 3DS, y luego desarrollarlo con muchos rasgos; por ejemplo, podemos elegir su sentido del humor. A continuación elegimos un piso para vivir, que naturalmente podemos personalizar y decorar con muchos estilos distintos. A diferencia de muchos otros juegos de simulación que ya conocemos, el verdadero corazón de esta experiencia son las relaciones sociales.

Tomodachi Life (donde "Tomodachi" es la palabra japonesa que significa "amigo" y la otra ya lo sabes) enfatiza este aspecto constantemente, por lo que no sólo nos instalamos en una vida urbana virtual con amigos o famosos, sino que interactuamos con ellos, forjamos lazos de amistad e incluso creamos historias de amor.

Tomodachi LifeTomodachi Life

Los personajes viven en un gran bloque de apartamentos, donde comienzan a tejer juntos los hilos de estas relaciones enredadas. Podemos visitar el vecindario o participar en multitud de actividades, desde tareas sencillas ("tengo hambre" o "me apetece comprarme un traje nuevo") hasta minijuegos en los que pondrán a prueba cuánto conocemos a nuestros amigos virtuales o en los que podremos ganar monedas. Este dinero se puede invertir a continuación en las diversas tiendas de la ciudad para comprar comida, ropa, muebles y demás.

Cada personaje cuenta con algo parecido a un nivel de experiencia dentro de un sistema de progresión: satisfaciendo sus deseos o demandas, va recibiendo "puntos de felicidad" con los que puede subir de nivel y adquirir nuevas habilidades. Cada vez que un personaje sube de nivel puede desbloquear una de estas capacidades, llevarse un nuevo adorno, aprender una nueva frase o lema, o cantar una nueva canción (sí, ya te decíamos que era muy japonés, ¡así que tenían que cantar!)

Pero como decíamos que la esencia de la experiencia Tomodachi Life son las relaciones sociales, muchas actividades de la ciudad invitan a estos dobles a desarrollarse en ese sentido. Por ejemplo, hay un pub con karaoke, para que los personajes participen en desternillantes actuaciones. O una fuente principal, donde se monta el mercado y se celebran algunos eventos musicales todos los días a una hora concreta (el juego sigue el tiempo real).

Algunos amigos llegan pidiendo consejo para saber con qué otros deberían entablar amistad. De hecho, estas relaciones no siempre irán como la seda, e incluso pueden generarse conflictos. En esos casos, como buenos amigos, deberemos subir la moral de los afectados con regalos o chistes, para que vuelvan a sonreír. Además, podemos compartir nuestras fotos en las redes sociales, gracias a una aplicación especial presente en la isla. ¡Será divertido comprobar cómo sale todo eso con nuestros amigos "reales" cuando vean otra versión de sí mismos en nuestra isla!

Tomodachi Life

Tomodachi Life está hecho a medida de la consola portátil. Quitando las primeras horas que pasamos poblando y descubriendo nuestra isla, las partidas posteriores fueron todas muy breves, únicamente de 10-20 minutos, unos ratos que encajan perfectamente con la portabilidad de la máquina. Normalmente, nos pasamos por nuestra isla antes de ir a la cama o durante nuestros descansos para comer, manteniendo el estado de nuestro bloque de apartamentos bajo control (y descubriendo cualquier petición de nuestros amigos), echando un vistazo a los nuevos artículos de las tiendas, probando los nuevos platos del restaurante y cosas por el estilo. Por lo tanto, si bien ponemos el juego para un momentín, seguiremos jugando a este juego todos los días.

Está claro que es extravagante (algunos minijuegos y situaciones rozan la locura), y que tenga un toque tan japonés puede que no vaya con algunos públicos occidentales. Algunos jugadores se aburrirán y dejarán el juego después de un rato, mientras que otros acabarán literalmente fascinados por este mundo absurdo. En otras palabras, Tomodachi Life o lo amas o lo odias. No hay medias tintas. Y después de estos días que hemos pasado en la isla, nos deja sensaciones positivas. Ahora sólo tenemos que esperar mientras siguen evolucionando las vidas de nuestros dobles para descubrir hasta dónde llega el juego a tiempo del lanzamiento en menos de un mes.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Contenido relacionado

Tomodachi LifeScore

Tomodachi Life

ANÁLISIS. Autor: Fabrizia Malgieri

Si pensabas que a Nintendo se le estaba agotando la creatividad, te equivocabas. Esta pasada corrobora su talento para juegos alocados e innovadores.

Tomodachi Life - impresiones

Tomodachi Life - impresiones

AVANCE. Autor: Fabrizia Malgieri

Con el paso de los años está claro que Nintendo siempre ha intentado dar un enfoque muy original, si bien en ocasiones estrafalario, a la mayoría de sus juegos.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.