Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
esports
Pro Evolution Soccer 2017

Un chaval de 17 años se lleva la PES League y 200.000 dólares

Guifera y el otro finalista, Ettorito, arrasaron en una fase final en la que los tres españoles estuvieron discretos.

El joven brasileño Guifera se coronó como mejor jugador del mundo de Pro Evolution Soccer 2017 tras vencer y convencer en la fase final de la PES League, que se celebró en el Arsenal FC's Emirates Stadium de Londres durante el pasado fin de semana. España llevaba la mayor representación, pero no tocó metal.

Guifera ha logrado el título y los 200.000 dólares de premio por su victoria por dos goles a uno frente al italiano Ettorito, campeón de la regional europea de Anfield. Ambos llegaron a la final como grandes favoritos, goleando sin piedad a cuantos rivales se fueron encontrando en fases de grupos y eliminatorias directas. Sin embargo salieron al último encuentro más comedidos, expectantes. Se adelantó Ettorito, pero el brasileño logró empatar antes de que concluyera el tiempo reglamentario. Una prórroga dramática que parecía que iba a llevar a los penaltis culminó en júbilo (lágrimas incluidas) y tristeza con un gol a solo unos minutos del final que ponía el 2-1 definitivo.

El tercer puesto fue para el peruano Jhona_KRA, que había caído antes frente al ganador. Se deshizo por menos margen del merecido del holandés Oneill, que había pasado hasta semifinales tras vencer por la mínima a José Carlos Sánchez. El campeón de la final regional del Camp Nou en Barcelona fue el único de los tres españoles en pasar de la fase de grupos y logró una victoria en su cruce. Alex Alguacil y Rubén94 quedaron terceros en sus series.

Esto es todo lo que ha dado de sí la PES League 2017. Ahora cambiamos el chip ante la inminente presentación de Pro Evolution Soccer 2018.

Pro Evolution Soccer 2017
Photo: Konami

Contenido relacionado



Cargando más contenido