Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Español
avances
Wild Blood

Wild Blood - así juega Gameloft con Unreal

Se ha puesto de moda eso de reinterpretar leyendas y figuras históricas tanto en las pelis como en los videojuegos.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En los cines hemos visto a Abraham Lincoln haciendo de cazador de vampiros y en los videojuegos encontramos múltiples versiones de la historia del Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda.

Por si has estado viviendo en una cueva, el Rey Arturo es un personaje histórico legendario cuyos orígenes aún intentan desentrañar los historiadores. Todo el mundo conoce la leyenda de la espada Excalibur y sus poderes mágicos, pero fue con la introducción de Lancelot cuando comenzó el triángulo amoroso moderno, al tener el caballero una aventura con la Reina Ginebra.

Es esta historia la que el gigante de los juegos para dispositivos móviles Gameloft pretende relatar de nuevo. Y como ocurre con las salidas de tono del presidente Lincoln y sus vampiros, aquí también encontramos una buena ración de libertad artística. Cuando se entera del adulterio de Ginebra, pierde los estribos y, apoyándose en el poder mágico de Morgana, decide dar caza a Lancelot. Evidentemente, Morgana tiene sus propios intereses y opta por abrir las puertas del infierno. Como ya estarás imaginando, esto deriva en desastrosas consecuencias para el reino de Albion y Lancelot.

Wild BloodWild Blood

Ya en la piel de Lancelot di mis primeros pasos en Wild Blood, llegando a una aldea real. Y aquí ya quedó claro por qué el Rey Arturo nos recuerda a un miembro acorazado de las tropas COG de Gears of War: es el primer juego de Gameloft basado en la tecnología Unreal Engine 3 de Epic. El nivel de detalle para un juego de móvil es del más alto calibre, con escenarios asombrosos y enemigos que rezuman magia Unreal. Pero a diferencia de Infinity Blade (probablemente el ejemplo más conocido de las posibilidades de la tecnología en plataformas móviles), esto no es una aventura sobre raíles.

Wild Blood se juega, de hecho, como la típica experiencia de hack n' slash en tercera persona. Mueves al caballero mediante el pad táctil virtual que aparece en la parte izquierda de la pantalla. La zona derecha se emplea para colocar la cámara y apalizar enemigos o lanzar hechizos. Es algo que hay que ver en directo, no solo porque suelen aparecer 4-5 enemigos al mismo tiempo, sino también porque se nota que han sabido exprimir el motor de juego en varios momentos que te dejan boquiabierto. Aunque la versión móvil del motor limita los juegos a zonas más reducidas, Wild Blood parece mucho menos acotado de lo que es en realidad, pues los alrededores simplemente se van bloqueando con barreras mágicas temporales cada vez que los enemigos se unen a la fiesta de Lancelot.

El sistema de combate refleja la facilidad y destreza del estudio con los dispositivos táctiles. Lo han dejado de lo más sencillo. Una pulsación provoca un golpe, mientras que los botones adicionales te permiten añadir varios tipos de magia. Si dejas pulsada la pantalla el golpe será mucho más fuerte, y si tocas varias veces encadenarás un combo. También se puede cambiar del arma seleccionada para el cuerpo a cuerpo a un arco para ataques desde lejos. Aún no sabemos si este sistema será demasiado simple a la larga, pero nuestra primera impresión dice que se trata de una solución funcional.

Durante mi partida a través de los primeros diez niveles me topé con un carnicero demoníaco, guerreros esqueleto, arqueros, un dragón gigantesco, magos con bolas de fuego y unos tipos a los que les explotaba la cabeza y que no sabemos colocar en las típicas categorías de enemigos fantásticos. En líneas generales, Gameloft ha sabido sacar una buena colección de criaturas de su baúl de creaciones.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Lancelot va cosechando puntos de experiencia y oro según va derribando a los enemigos, material que por supuesto se puede invertir para liberar nuevo equipamiento, mejorar el existente o expandir las habilidades de caballero. Las zonas de juego están repletas de barriles (en los que alguien se ha dejado el oro), aldeanos cautivos (esperando que les rescates) y cofres (con aún más oro descuidado). Algunos de los últimos te invitan a resolver un mini-juego antes de llenarte los bolsillos. Detalles como este acercan más a Wild Blood a las producciones completas para consola que al habitual dungeon crawler para móvil.

Los niveles que pude catar presentaban gran capacidad de variación, ya fuera entre las agobiantes ruinas, los enormes castillos, las aldeas o las montañas nevadas. Constantemente ponían una atractiva zanahoria visual delante de mis narices para mantenerme enganchado. Hasta la actuación vocal es un paso en la mejor dirección. Casi podríamos decir que, en todas las cosas que importan, Gameloft es capaz de triunfar en el terreno móvil.

Wild Blood llegará muy pronto a iPad, iPhone y dispositivos Android. Cuando esté a la venta en las tiendas virtuales, comprobaremos si la lucha de Lancelot contra los demonios mantiene nuestro interés durante ratos más largos o si por el contrario estaríamos mejor ignorando sus líos amorosos.

Wild Blood
Wild Blood
Wild Blood
Wild Blood
Wild Blood
Wild Blood

Contenido relacionado

Wild Blood - así juega Gameloft con Unreal

Wild Blood - así juega Gameloft con Unreal

AVANCE. Autor: Lee West

Se ha puesto de moda eso de reinterpretar leyendas y figuras históricas tanto en las pelis como en los videojuegos. Este es un caso más: el de El Rey Arturo como demoníaco hack n' slash.



Cargando más contenido