Español
análisis
WRC 7

Análisis de WRC 7

No ha hecho mucho ruido mediático, pero hace todo el ruido que importa una vez te pones al volante.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

En mi opinión personal, la prensa ha tratado de una forma muy injusta a WRC 7. Lo han calificado con notas mediocres, pero cantidad de revistas y portales de videojuegos señalan problemas que, de nuevo en mi opinión, no existen. WRC 7 es un juego de rally muy, muy bueno, y estoy seguro que habría encontrado una recepción mucho mejor si hubiera llevado el logo de Codemasters en la carátula y no el de Kylotonn Games. De hecho, no recuerdo en los últimos años un juego más incomprendido, y es algo que me apena realmente viendo el esfuerzo del equipo de desarrollo.

WRC 5 y WRC 6 ya eran buenos juegos. No eran sobresalientes, pero estaban muy buen hechos. Los problemas con la sensación de velocidad, los gráficos, los comentarios del copiloto o las curvas de trazada irregular (podías cortar ángulo en el 90% de los giros más cerrados sin que Nicky Grist te echara la bronca) evitaban que el juego alcanzara la excelencia, pero con la entrega de este año el estudio ha limado casi todas las asperezas de los juegos anteriores. El resultado es un juego divertido, desafiante y que no deja de fascinarte a cada partida.

Empecemos por lo más importante, las simulaciones físicas del coche y la sensación de conducción que ofrece WRC 7. Ya en WRC 5, Kylotonn iba por el buen camino con un buen equilibrio entre par de fuerzas y potencia máxima, una buena recreación del movimiento del centro de gravedad en plena aceleración o frenada, y finalmente una visión razonable para simular turbulencia y fricción. Pero, insistimos, aquel juego tenía sus problemas. WRC 7 llega con unas físicas de primera, consiguiendo que los coches se sientan pesados pero no demasiado, rápidos pero no arcade, y lo suficientemente potentes como para imitar los coches de la temporada 2017 del World Rally Championship, que como saben los amantes del motor nunca habían recibido tanta potencia bruta y 'torque' en los últimos 15 años de campeonato. La verdad es que WRC 7 simula mucho mejor un coche de rallies de 2017 que, por ejemplo, Dirt 4, y me da que quienes han escrito que los coches "flotan" o son "demasiado rápidos" nunca se han puesto al volante de un coche de rallies... y quizá de ningún coche mínimamente competitivo.

WRC 7WRC 7

Para mí es un auténtico placer en este juego subirme al Volkswagen Motorsport Polo R azul oscuro de Sebastien Ogier, poner la cámara de cambina (que este año no está ligeramente más alta que la posición en la vida real y por tanto funciona mejor), y con la ayuda de mi conjunto Fanatec de volante y pedales ClubSport (análisis aquí) lanzarme a rodar y volar por las etapas súper-rápidas de Finlandia. El productor de GTR 2, Diego Sartori, ha hecho un gran trabajo a la hora de simular cómo se comporta el coche del mundo real.

El ancho de los tramos, combinado con el ritmo de la carrera, las notas del copiloto, la sensación de velocidad y las dinámicas del motor de física, merecen un aplauso. Nada se deja a la suerte en estas carreras, por lo que no me extraña que varios de los mejores pilotos de rally del mundo adoren este juego por su precisa simulación (siempre y cuando apagues todas las ayudas y asistencias, claro está).

Es una experiencia emocionante, con mucho carácter y coraje a cada momento de la carrera, algo que también percibimos en Dirt Rally. Los bosques de Gales son densos, con unos troncos muy puñeteros que casi se meten en el camino, y cuando derrapaba en la horquilla de Myherin en el Citroën DS3 WRC de Kris Meekes, me di cuenta de que llevaba sin pestañear tres minutos. Dicho esto, es del todo necesario que juegues a WRC 7 con un set de volante y pedales de los buenos. Lo decimos siempre: pilotar un simulador de conducción con tus pulgares e índices es como intentar pasar de ronda en el mundial de billar Snooker World Cup usando una cuerda para pegarle a las bolas. Aquí seguimos recomendando la gama de Fanatec, pero Thrustmaster puede dar un buen resultado si el bolsillo no es tan ancho.

Estás viendo

Preview 10s
Next 10s
Publicidad

Otro aspecto de este juego que resulta ciertamente brillante es el sonido. Los coches petardean y rugen, la gravilla golpetea por debajo de la carrocería y el ruido de la transmisión resulta increíblemente realista. Todo esto se completa con ese inconfundible silbido de la válvula wastegate cuando controla la presión del turbo en mi Polo R y sopla en el escape cada vez que levanto el pie del acelerador. Además, todo el paisaje sonoro suena genial en un sistema surround, con unos bajos veloces e impactantes. No queda duda: WRC 7 tiene uno de los mejores trabajos de audio en todo el género de carreras.

En cuanto a los gráficos, WRC 7 supone una mejora considerable respecto a entregas anteriores, si bien es evidente que no está a la altura de juegos más bonitos como Dirt 4. Le pasa a casi todos los simuladores, y se puede ver en Assetto Corsa, Raceroom, iRacing, Dirt Rally o Rfactor 2; sus carreras poco tienen que ver con fantásticos efectos de iluminación y partículas, pues prefieren optar por una identidad visual clara y limpia (y de paso ahorran recursos que necesitan para la simulación). Esto también se aplica a la presentación, directa y fluida, fácil de entender y funcional sin resultar especialmente atractiva. Los menús son paliduchos, con tipografías aburridas y unas imágenes de fondo muy sosas en las pantallas de carga. Pero me importa poco; he venido a pasármelo bien al volante, y como digo esa sensación es fenomenal.

Finalmente espero que los desarrolladores añadan soporte para pantallas ultrapanorámicas (ultrawide), para HDR y sobre todo para pantalla triple. También quiero poder controlar el FOV (la profundidad de campo de las cámaras), algo en lo que creo que ya están trabajando en Kylotonn. Pero nada empaña que WRC 7 es un genial juego de rallies para los que quieren pilotar de forma realista en unas etapas de diseño soberbio, al volante de los coches oficiales de esta temporada. Los tiempos de carga son súper-cortos, los gráficos no están mal y el sonido parece una batalla incesante entre grava y metal. No llega a ser tan brillante como Dirt Rally, pero sí que podemos llamarlo el mejor juego oficial de WRC jamás creado. Cómpralo y búscame online. Soy el cuarentón que nunca se baja de su Polo R.

WRC 7WRC 7WRC 7
WRC 7WRC 7WRC 7WRC 7
WRC 7WRC 7WRC 7WRC 7
WRC 7WRC 7WRC 7
09 Gamereactor España
9 / 10
+
Genial simulación física, asombroso trabajo sonoro, gran sensación de velocidad, instrucciones de copiloto casi perfectas, estupenda variedad de etapas, buenos gráficos.
-
No se puede ajustar FOV ni usar tres pantallas, presentación sosa.
overall score
Media Gamereactor. ¿Qué nota le pones tú? La nota de la network es la media de las reviews de varios países

Contenido relacionado

WRC 7Score

WRC 7

ANÁLISIS. Autor: Petter Hegevall

No ha hecho mucho ruido mediático, pero hace todo el ruido que importa una vez te pones al volante.



Cargando más contenido


Cookie

Gamereactor usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.